jueves, 2 de octubre de 2008

DESMONTANDO MITOS CON VERDADES

Emulando a Militos, que ayer decidió emprender una prometedora empresa divulgativa para ilustrarnos sobre las mujeres más relevantes que ha dado esta tierra española; quería yo hoy, sin la menor intención de entrar en su terreno, hablar también de mujeres y de España.
El motivo de tal decisión es una noticia aparecida hoy en MINUTO DIGITAL, que me ha llamado mucho la atención y cuyo titular es el siguiente:
,
“La izquierda votó en contra del voto femenino en 1.931”.
.
En dicho artículo, más que revelarse, se recuerda algo que ha sido notorio desde siempre; y es que la izquierda española, a pesar de sus presunciones de progreso, ha sido en más de una ocasión, el ancla del mismo.

Este pasado primero de Octubre, se celebraba precisamente el aniversario de la aprobación en Cortes del sufragio femenino. Cuestión esta que venía gestándose desde el siglo XIX, siguió debatiéndose en el periodo primoriverista y por fín, afortunadamente, cuajó en aquellas Cortes de la Segunda República.
Tal y como cuenta el artículo, entre 1931 y 1936, nueve fueron las mujeres que formaron parte de los tres Congresos elegidos en esos años, pero fueron sólo tres: Clara Campoamor y Victoria Kent, del Partido Radical, por Madrid, y Margarita Nelken, del Partido Socialista, por Badajoz, las más relevantes por haber sido las primeras elegidas en aquellas Cortes Constituyentes de 1931.

En la defensa del derecho al voto femenino, como delata la información citada, en un primer momento la izquierda, tanto el Partido Radical como los radical-socialistas y Acción Republicana eran partidarios de todo lo contrario, abogaban por no incluir en ese momento el sufragio femenino o buscar fórmulas que retrasasen la puesta en marcha de ese derecho. Sin embargo, a favor de la inclusión inmediata, sin restricciones, ni moratorias se colocaron rápidamente buena parte de los diputados de la derecha.
Las enmiendas presentadas en contra y las razones que las acompañaban reflejan bien, la postura de la izquierda. Se argumentaron absurdas razones biológicas y del carácter de las mujeres (histerismo, débil racionalidad...), algo que hoy parece y es anacrónico; pero sobretodo lo que siempre temió la izquierda era el conservadurismo y catolicismo que las impregnaba y su dependencia de los curas (confesores), que las hacía, según ellos, menos afectas a los principios republicanos, y más proclives a la traición a los mismos. La izquierda, como siempre prejuzgando e interviniendo...de más.

Sin embargo, el papel más extraño de aquel primer triunfo, lo tuvo sin duda, la socialista Margarita Nelken, porque aun siendo una de las candidatas, se opuso al voto.
La Nelken, al parecer, reconocía, dentro de su defensa de la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, que era un derecho la conquista del voto. Pero, posiblemente influida por la ceguera del partido al que representaba, concluía su argumentación diciendo que, ese momento histórico no había llegado aún: la mujer española no estaba preparada para asumir ese derecho.

La propuesta finalmente fue votada y felizmente aprobada, quedando más tarde como artículo 36, con la siguiente redacción: “Los ciudadanos de uno y otro sexo, mayores de veintitrés años, tendrán los mismos derechos electorales conforme determinen las leyes”.
Pero a nadie se le puede olvidar que muchos socialistas votaron en contra de aquel avance social, empezando por el líder del PSOE, Indalecio Prieto, que se tomó muy a mal, aquella histórica resolución de la Cámara.

Así pues, tal y como se ve, la historia, no es como nos la quieren contar. Resulta que los que tanto presumen de igualdades y paridades, de Aidos y Chaconas; no tienen un pasado tan nítido.
Y es que levantar memorias históricas y quedarse tan pancho, no puede ser, dime de que presumes y te diré de lo mucho que careces.

Y esto es así, con las mujeres, que si hablamos de la defensa de los homosexuales por parte de la izquierda, es para dejarlo para otra ocasión porque también hay mucha tela donde cortar. Vamos que Cerolo en aquella época hubiera tenido que huir muy lejos de este país; le hubieran dilapidado sus mismos correligionarios y lo mismo hubiera acabado en la fosa común de Paracuellos del Jarama; pero como digo…esa es otra historia.

De lo que finalmente se deduce que a estos "sociatas" les va que ni "pintao" el soniquete de aquel famoso chotis... "Se lo "pués" decir a Victoria Kent, que lo que es a mí, no ha nacido quien...."

* * * * *

4 comentarios:

Militos dijo...

Aplausos contundentes. Así escriben la historia los socialistas. Menos mal que siempre hay alguien que despierta la verdadera memoria histórica.
Esas mujeres no tienen nada que ver con las mías. Ya me habias asustado.
Lo del "pichi" está muy bien. Siempre te sale un ramalazo castizo.
Un beso

Martha Colmenares dijo...

Pues estaré atenta, para recopilar sobre esto.
Un abrazo, Arcendo

porlafamiliaporlavida dijo...

Hola Arcendo:

Muy interesante post, la pena es que la historia nos la cuentan adulterada, y hay muchas cosas que no conocen muchas personas, de hecho gracias a esa falta de cultura, los degenerados nos estan gobernando.

Un saludo.

porlafamiliaporlavida dijo...

Hola Arcendo:

Muy interesante post, la pena es que la historia nos la cuentan adulterada, y hay muchas cosas que no conocen muchas personas, de hecho gracias a esa falta de cultura, los degenerados nos estan gobernando.

Un saludo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...