miércoles, 12 de noviembre de 2008

ASÍ ES ÉL.


Si me llamas, vengo siempre.
Si quieres caminar, caminaré contigo.
Si te pierdes, encontraré para ti, el camino.
Si estás a oscuras, soy la luz que necesitas.
Si te encuentras débil, Yo te daré mi fuerza.
Si estás cansado, apóyate en Mí.
.
Si tienes miedo, te llevaré de mi mano.
Si crees que nadie te necesita, yo te busco.
Si crees que eres inútil, yo no puedo prescindir de ti.
Si estás vacío, mi ternura te colmará.
Si lloras, te consolaré.
Si estás triste, mi alegría es amarte.
.
Si estás excluido, yo soy tu afiliado.
Si no tienes a nadie, me tienes a Mí.
Si fallas, te perdono.
Si caes, aquí tienes mi mano.
Si eres infiel, yo soy fiel contigo.
.
Si me pides, te doy.
Si tienes hambre, soy pan para ti.
Si me hablas, te escucho.
SI ERES SILENCIO…
MI PALABRA HABITARÁ EN TU CORAZÓN.
.
El origen etimológico de la palabra Providencia, procede de los términos latinos "pro videntia", que literalmente significa "mirar por".
Así, la Providencia Divina no es otra cosa que el hecho de ser mirados por Dios, cuidados por Él; como los padres que observan siempre al hijo para evitar que se pierda, que se haga daño, para atender sus necesidades... para conducirnos.
.
Así es Él, Padre bueno, que nos ama siempre y nunca falla. Coge su mano y dejate llevar.
.
* * * * *

6 comentarios:

Militos dijo...

Lo mismo, lo mismo que dices acabo de sentirlo yo, gracias Arcendo. Acabo de ver la Santa Faz de Cristo y tú no has podido expresarlo mejor. Esta noche os cuento lo que vi en el Santuario de la Santa Faz, donde recé por todos.
Me ha gustado mucho esa oración tan intensa.
Un abrazo

Guerrera de la Luz dijo...

Qué preciosidad Arcendo, me lo llevo para rezar.

Muchas gracias.

Un beso.

CRIS dijo...

Lo de la providencia divina es algo que cuesta creer, pero cuando la experimentas...lo que no puedes, es dejar de creer.

Dios, es nuestro mejor garante...Él siempre sabe lo que necesitamos.

Bonito post para reflexionar y tenerlo presente.

Un abrazo

JORGE dijo...

Cuando la gente le pregunta a Jesús sobre como llamarle a Yavé, Él les dice que lo llamen "Abbá", o sea "Papá" (incluso la traducción es más cariñosa, algo así como "papito"), como niños pequeños dependientes totalemnte de Él.

Comparandolo con nuestras experiencias familiares, ¿cómo no va a ser Providente nuestro Padre del Cielo, siendo inmensamente superior a nosostros sus criaturas?

Gracias y bendiciones

Terly dijo...

Precioso, Arcendo, para tenerlo a mano y meditar de vez en cuando.
Un abrazo.

gueRRera de la LUZ dijo...

Militos el Santuario de la Santa Faz???? qué maravilla es eso, dónde esta??¡

Muchas gracias por tu oración por nosotros, qué linda eres¡¡

Ahora mismo voy para tu blog.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...