viernes, 14 de noviembre de 2008

CLARIVIDENCIA ONÍRICA CALDERONIANA


Lo siento, una vez más he de pedir perdón, esta semana ha sido de traca y todavía colea; así que de nuevo, he de echar mano de textos ajenos. Espero que el próximo lunes las cosas se vayan normalizando en casa y pueda dar rienda suelta a otros muchos temas que esta semana se quedaron en el tintero.

Sin embargo, si quisiera adornar con unas breves líneas, el texto más que sublime que os voy a proponer hoy. La ocurrencia me ha venido por la profusión de programas televisivos que últimamente utilizan el monologo como entretenimiento. ¡Cómo si eso fuera novedad !.

El monólogo en teatro, siempre se ha utilizado. Ha sido un recurso usado por los más grandes con gran eficacia. El diálogo es directamente dirigido al espectador al que le interpela y le hace cómplice. Esta comunicación directa constituye al mismo tiempo su fuerza y su verosimilitud.
El teatro es ilusión de la realidad y suele aceptar este recurso cuando está justificado por una situación excepcional del personaje (sueño, sonambulismo, borrachera, locura).
Cómo ya se sabe, son famosos los monólogos de muchas obras de Shakespeare, como “Hamlet” o “Macbeth”, y sobre todo el de Segismundo en “La vida es sueño” de nuestro Calderón. Que es el que os quiero “recitar” hoy.

Sé que estamos en Noviembre, y que quizás lo más apropiado hubiera sido traeros al “Don Juan” de Zorrilla, que también tiene algún que otro soliloquio memorable; pero aquí me puede la profundidad y el gusto por el verso calderoniano.
De Calderón, igual que de Cervantes o de otros muchos escritores españoles, siempre se sacan provecho y grandes enseñanzas.
Sobretodo que a todo se puede renunciar, excepto a esa nota esencial que nos hace ser quienes somos. Y quizá ese algo no sea más que aquel honor varonilmente cristiano que adornaba y ayudó a formar el tipo universal del hidalgo de las Españas del sol perenne.
.
“Al rey la hacienda y la vida se han de dar;
pero el honor es patrimonio del alma,
y el alma sólo es de Dios.”
.
La hacienda y la vida, sí. Al fin y al cabo son la anécdota, el accidente. Pero al honor nunca se puede renunciar, porque es la esencia, el ser, el todo de nuestra personalidad como humanos.
.
Centrándome ya en “La vida es sueño”, diré que para mí, representa una de las obras cumbre de toda la dramaturgia universal, nos presenta una intensa meditación sobre los destinos humanos, una visión del andar del hombre entre realidades y apariencias, ironías y veras.
Segismundo, en su parlamento solitario, desde el "apurar cielos pretendo..." hasta la última estrofa; ataviado tan sólo con unas cadenas y vestido de harapos, iguala en muchos aspectos, en belleza dramática al soliloquio del príncipe de Dinamarca... “Ser o no ser”, en el Hamlet de D. Guillermo; e incluso yo me atrevería a decir, que D. Pedro, supera al insigne inglés. Pero eso siempre es cuestión de gustos y apreciaciones.
Lo realmente curioso es que tan sólo la mecánica cuántica y el llamado "Principio de la incertidumbre" se hayan acercado tanto a tal realidad calderoniana; dejando así a otros pseudo-científicos que siempre intentaron descifrar los sueños, a la altura que merecen.
Sólo el Eclesiastes bíblico, "Vanidad de vanidades" y allá por el barroco español, hace muchos años, se desvelaron los misterios …. «Los sueños, sueños son»....y todos somos actores, de este gran teatro del mundo... lo que importa, en cualquier caso, es ser humilde y no parecerlo, ser auténtico y honrado, y hacer bien nuestro papel.
¡Mucha mierda!. Sin más demora, sube el telón….

“Sueña el rey que es rey,
y vive con este engaño mandando,
disponiendo y gobernando;
y este aplauso que recibe prestado,
en el viento escribe;
y en cenizas le convierte
la muerte, ¡desdicha fuerte!.
...
¡Que hay quien intente reinar
viendo que ha de despertar
en el sueño de la muerte!.
...
Sueña el rico en su riqueza
que más cuidados le ofrece,
sueña el pobre que padece
su miseria y su pobreza;
sueña el que a medrar empieza,
sueña el que agravia y ofende,
sueña el que afana y pretende,
y en el mundo, en conclusión,
todos sueñan lo que son,
aunque ninguno lo entiende.
...
Yo sueño que estoy aquí
de estas prisiones cargado,
y soñé que en otro estado
más lisonjero me vi.
¿Qué es la vida?
Un frenesí.
¿Qué es la vida?
Una ilusión;
una sombra, una ficción
y el mayor bien es pequeño...
¡Que toda la vida es sueño y, los sueños, sueños son!”.
...

* * * * *

6 comentarios:

icue dijo...

“Al rey la hacienda y la vida se han de dar;
pero el honor es patrimonio del alma,
y el alma sólo es de Dios.”
Qu bien viene esto en los momentos actuales, que quieren comprernos en alma.
Un abrazo

Militos dijo...

Esto es un rollo, no tu post, por Dios, es que cuando más concentrada estoy escribiendo este comentario se me ha reiniciado dos veces el portátil. Estoy que trino. A ver si es verdad lo de que a la tercera va la vencida.
Ya veo que nos ha dado a los dos por los clásicos. Sin comparación me quedo con el Tenorio, no puedo remediar mi románticismo.
Y eso que a mí me gusta soñar a todas horas. De todas formas prefiero a Calderón, el inglés no acabo de entenderlo aunque lo de SER O NO SER, está muy claro. Me quedo con el TO BE más allá de la muerte.
Me gusta muchísimo esta entrada tuya, hace pensar y lo necesitamos. El video no lo veo, como siempre, pero el barquito me encanta. Parece el Elcano, ¿No?.
Bueno con este coment tan largo no es de extrañar que se me vuelva a reiniciar. Me voy antes de que ocurra.
Un beso calderoniano porque de José zorrilla sería demasiado comprometido.
¿Mejora tu clan familiar?

Caballero ZP dijo...

Sabía frase Arcendo, aunque el alma la tengan vendida al diablo demasiada gente.
Saludos

Militos dijo...

No podemos olvidarnos de los clásicos. ¡Tienen tanto que enseñarnos!.
Gracias por acercarnos a Calderón. Un beso

Adam Alonso dijo...

Gracias Arcendo.

gueRRera de la LUZ dijo...

Querido Arcendo, has ido a dar en el clavo con mi monólogo favorito de toda la literatura clásica.

No sabes cómo me ayudó durante mi conversión.

La pena es que no puedo ver el vídeo ggrrrrrrrrr porque tengo que formatear mi ordenador y NO SE :( encima creo que es Burt Lancaster el que actúa, que me entusiasma.

Gracias por recordárnoslo, es maravilloso.

Un beso, con cariño.

Mil gracias por tu comentario de apoyo en Lucha de titanes. Estoy levantándome ;)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...