lunes, 16 de febrero de 2009

DE CARNAVALES, CACIQUES, DICTADORES Y "CORRUTOS".

.
.
Aquí en España, celebramos los carnavales por todo lo alto, y este año, con crisis o sin crisis, no va a ser menos, porque la verdad es que con Zapatero, como decía “el pobrecito hablador”: todo el año es carnaval.
.
Si nos atenemos a la esencia de esta fiesta pagana, es decir a la exaltación de lo burlesco, a la ocultación de la identidad verdadera tras la máscara de la mentira, al cachondeo y al desmadre, en ningún sitio como aquí, la afirmación de Larra, se hace más patente.
El disfraz es lo cotidiano en esta España zapatera de charanga y pandereta, y más aún cuando estamos a las puertas de unas elecciones autonómicas que habilitaran la posibilidad de seguir chupando de las arcas públicas a los integrantes de esta chirigota.
.
Cuando llegan estos eventos, Zapatero se viste de talante y progresía, de ceja y de risa, de demagogia y populismo, de “100 años de honradez” y de “Pleno empleo”; pero los que ya hemos asistido más de una vez a esas comparsas, sabemos que todo es traca y artificio, que todo son embozos, falsificaciones y mentiras.
Zapatero instaba ayer a un rendido auditorio a "seguir limpiando a los caciques de los despachos", excelente empresa esta, si no fuera porque viene acompañada de ocultación sobre sus propios patrocinados. ¿Existe acaso, en toda España, despacho más ostentoso y caciquil que el del presidente de la Comunidad Gallega?, probablemente sí, los de su homólogo en Andalucía y el del ex de Extremadura. Ambos, junto con Touriño, de la misma cofradía de la rosa puñetera que el mismo Presi. Y todavía siguen hablando de “los parias de la tierra”…
.
Esta comitiva carnavalesca cuando llegan las elecciones, recurren al esperpento y al chiste fácil, para salir airosos del desfile, todo vale y cualquier apoyo es bueno. El Prestige, el chapapote y el nunca mais, son otra vez, los viejos recursos de esta vetusta carroza.
"Ahora Galicia es de los gallegos y no de los caciques", como cuchufleta, tendría gracia sino fuera porque todo el derroche, los coches de super lujo, los despachos palaciegos y las monterías de señoritingos, no vinieran de donde vienen. Si no fuera porque estos mismos que ahora predican honradez, no nos hubieran enfangado para varias generaciones con el chapapote del paro, sino fuera porque el mismo que lo predica, en tiempos de crisis galopante, mantiene un séquito de 600 asesores inútiles a 3000 euros por barba.
En este carnaval español, se puede decir que ya no hay disfraz porque paradójicamente todo es un disfraz. Hay disfraces, en los consejos de administración pública, en las juntas autonómicas, en las reuniones de negocietes, en la prensa, en la judicatura y en toda la política nacional..socialista; pero ya a nadie se le escapa que hoy, los nuevos caciques en Galicia se llaman Touriño y Quintana; y en España, José Luis Rodríguez Zapatero, que son en definitiva, los que de forma probada, compran voluntades y conciencias y muchas veces, con el dinero de todos, como si fueran de la hacienda propia.
.
.
Y todavía hay que agradecer que aún, no hayan destapado, del todo, su disfraz; porque una de las máximas pretensiones del cacique estándar, es la perpetuación eterna en su cómoda poltrona. Estos de momento, solo utilizan la caravana electoral, para pedir “democráticamente” tal privilegio; pero todavía no se atreven a más, porque no tienen suficientes apoyos para arrebatar ese derecho al pueblo, como en el caso de Venezuela, espejo donde se mira el Señor de las Zejas.
.
Ayer el gran cacique venezolano, Hugo Chávez, logró su ansiado "sí"; y seguro que hoy, el inquilino de la Moncloa se estará frotando las manos.
Chávez podrá perpetuarse en el poder, para siempre, patente de corso para hacer y deshacer. La dictadura está servida y además ¡por vía democrática!. Igualico que el peligroso tio del bigotito, allá por los años 30.
Porque, sería bueno recordar ahora que, también Adolfo Hitler, llegó al poder por las urnas, y luego, como está haciendo Huguito, fue eliminando trabas y dictando leyes que le llevarían a la consecución del “sueño eterno” de cualquier dictador, la perpetuación en la poltrona, en el Reich de los mil años.
Los métodos, los mismos que viene utilizando el socialismo desde siempre: orquestar una magnífica campaña de desestabilización de la democracia misma, soliviantar a las masas, recurrir a los elementos básicos más irracionales y emocionales de la persona, la entronización del miedo, la conversión de mentiras en verdades, priorizar falsos conflictos sociales y tachar de traidores a los disidentes; ¡lo de siempre!.
Lo que demuestra que, ser elegido en una votación democrática no dice nada si la conducta posterior del personaje electo, es la de un déspota sin escrúpulos, como es la del "reyezuelo" venezolano.
.
Sin embargo, desgraciadamente, los españoles tampoco tenemos que ir muy lejos, ni cruzar el charco, para ver cuál es el comportamiento de muchos políticos salidos de las urnas en nuestros particulares paraísos nacionalistas, e incluso en el panorama nacional.
Los ejemplos de Hitler y Chávez, tampoco distan tanto de lo que tenemos por estas tierras. Dicen que el poder corrompe y que el poder absoluto, corrompe absolutamente; a las pruebas me remito:
Gal, Boe, Cruz Roja, Roldán, Ciempozuelos, Marbella, Pinto, sometimiento de la fiscalía y del poder judicial, corrupción, derroche, despilfarro, estafa, etc., etc. etc.
Por eso, la progresía de este país, tan sensible en otras ocasiones, guarda ahora un silencio sepulcral ante la pantomima venezolana; tienen mucho que callar…y mucho que ocultar. Teniendo en cuenta que lo que pasa en España se asemeja tanto a Venezuela, es normal la repugnante reacción de silencio de este desgobierno, que se dice democrático. Los objetivos son los mismos.
.
Así, resulta curioso y como poco paradójico que un personaje como Aznar, con todos los defectos que tuvo, les de lecciones de democracia a estos “demócratas de salón”.
Se podrá haber estado de acuerdo con Aznar, o no, pero hubo algo que dijo y cumplió, y eso no se lo quita nadie. Dijo que a los ocho años se iría a su casa y cumplió su palabra escrupulosamente, incluso en contra del consejo de propios y extraños, demostrando, con ese escaso apego al poder que los que ahora le tachan de fascista, pierdan toda credibilidad precisamente por demostrar estos, con sus prácticas hitlerianas todo lo contrario a lo que predican.
.
No quiero terminar, sin hacer una breve alusión a una de las muestras más representativas, al modelo de político socialista actual, al gran Pepiño Blanco; fiel y sectario hasta la médula.
.
.
Todos sabemos quien fué Goebbels, mago de la propaganda nazi, y artífice máximo del liderazgo de su führer. A veces, las elecciones democráticas, es lo que tienen, y traen al espejo público monstruos y sujetos como estos. Y Pepiño es digno antecesor de aquel, un cocktail explosivo, azote de derechistas y creyentes, aturdidor de masas y creador de infundios, como ningún otro..
Eso sí, con ático con salida independiente, garaje para dos coches, pista de pádel, bodega independiente, piscina, seguridad privada, y salida a lo que queda del pinar que se ha cargado para hacer su suntuosa mansión “galega”. Todo un ejemplo de responsabilidad y austeridad en tiempos de crisis. Puritos “intereses creados” son los que tiene este gallego, con su gobierno. Por eso, Pepiño solo ve “corrutos” más allá de su chalet.
.
Pero que nadie se apene, estamos de fiesta, España es toda ella, un gran Carnaval.
Decía el otro día, Juan Manuel de Prada, que Zapatero es un producto de la sociedad que vivimos, y yo estoy de acuerdo; todavía hay muchos zapateros en nuestras calles tan inconscientes como él, aún hay muchos irresponsables que gustan de obscenidades, ofensas y desmanes.
Las pruebas las tendremos, dentro de unos dias, en las calles de Madrid, cuando el próximo desfile carnavalesco de Cibeles auspiciado por el Ayuntamiento de la capital, tenga lugar; por eso, mientras haya público para aplaudir esa procesión del absurdo, y haya quien secunde sus groserias y mamarrachadas, estos fastos abominables se prolongaran en el tiempo de forma indefinida; ¡con la falta que nos hace el recogimiento y la austeridad de una buena cuaresma, en estos tiempos de recesión!.
Sin embargo, este laico Zapatero, no está por la labor; poco pan y mucho circo, es lo que prima.
* * *
.
* * * * *

4 comentarios:

Militos dijo...

Te has despachado agusto, cariño mío. LLevo una hora repasando para ver si te has dejado algo en el tintero y no encuentro nada de nada. Un buen anticipo de carnavales el tuyo. Mejor así para que nada nos coja por sorpresa.

Me encanta el disfraz de Pepiño, sin tu permiso me lo voy a quedar para mis horas de natación, debe ser muy cómodo.
El video muy bonito, con esos paisajes el alma se serena.
Gracias por ahorrarnos el esfuerzo de desenmascarar la realidad de España.
Un beso sin disfraz

blumun dijo...

Me encanta la canción. Cuando la descubrí no tenía ni idea que era de la bso "Orfeo negro".
Voy a buscar en wikipedia a Astrud Gilberto, se que la conozco, pero no se de que. Esto de mi memoria empieza a preocuparme je je
Me encanta la foto de Pepiño:)
Besos.

deValero dijo...

Estimado amigo:

He de confesar que jamás me agradaron los carnavales. Creo intuir que puede ser debido a que considero el disfraz como una especie de parapeto que pretende ocultar la auténtica personalidad de quien lo lleva.

Quizá vaya a contracorriente de esta ancestral costumbre, pero no me desdigo de lo dicho. Además para carnavales, payasos y chirigotas tan sólo tenemos que girar la vista hacia La Moncloa.

Saludos cordiales.
José Luis

Caballero ZP dijo...

Es increíble que siguen utilizando las mismas soflamas, aun cuando existe un fallo que da por buena la actuación del gobierno Aznar en el Prestige. Aunque para eso tienen a los medios de “incomunicación”, que se han encargado de no airearlo.
Saludos

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...