viernes, 14 de agosto de 2009

DIVAGACIÓN DI-VACACIÓN

.
Ahora voy a decir una de esas burradas mías de las que tanto se escandalizan quienes me oyen:
.
-Los que quitaron la mili, bien sabían lo que hacían-
.
Más de uno, que me oye rumiar esta frase no deja de llevarse las manos a la cabeza o recordarme que estoy loco; sin embargo yo sé que mi demencia, es mucho más cuerda que la de otros. Los devaneos esquizoídes de esta sociedad crepuscular son mucho más insanos que mi incipiente locura –quijotesca-.
Claro, que me acuerdo que fueron los “mios” los que cometieron tal atropello. Aznar habiendo sido buen gobernante en algunas cosas, también tragó en otras en las que nunca debió haber claudicado… nobody´s perfect, ¡gobernabilitas imperat!. Pero eso no quita para reconocer y lamentablemente asumir que con la supresión del servicio militar obligatorio no solo desaparecieron 18 meses de “pesada” carga para miles de jóvenes españoles, sino que también se barrieron de un plumazo conceptos y valores, que en ese período muchos españolitos empezaban a aprender en sus propias carnes:
Autoridad, sacrificio, compañerismo, respeto, cumplimiento, fidelidad; hoy estas, para muchos, son palabras en desuso, aparcadas, no vividas, inútiles. ¿Y que decir de Servicio, patriotismo, nación, España?....¿Significan algo, hoy, para cualquiera de nuestros jóvenes?...
¿Dónde habrá quedado aquel “Todo por la patria”?, si ya ni siquiera aquel bello lema de la OJE: “vale quien sirve”, tiene sentido.
No solamente los más jóvenes, “pasan” de esto, la epidemia apática es mucho más global… todos pasan de todo y así nos va.
Los palabros combate, lucha, sacrificio, heroísmo, ¡repugnan a esta generación!, el noble concepto de guerrero ha muerto, hoy triunfa lo chupi-guay y la vida muelle.
¡Cuánto daría por ver renacer, si quiera un mínimo de encendida PASIÓN por lo bueno, por la belleza, por la verdad, por la libertad, a esos que hoy bostezan a la VIDA misma!
.
Instalada, sobretodo España, según todos los indicadores, en una corrupción política y moral que nos sitúa a la cabeza de Europa en todo tipo de lacras; aquejada de un gravísimo problema económico, rota en su estructura territorial, que impide saber cuál es el límite competencial de sus Autonomías, verdaderos estados en la sombra y con una ciudadanía anestesiada, fácilmente manejable y presta a tragarse toda la inmunda mercancía intragable expedida por cualquier imbécil, España se encuentra desde hace años rehén de unas Fuerzas Armadas sumisas y silenciosas que sólo aspiran a subsistir en esta mediocridad imperante.
Esto tiene difícil remedio.
Así, al final acabo por reconocer, que cada vez estoy y soy más facha; porque no pasa día en que no deje de reconocer la certeza de la famosa frase de Oswald Spengler en su profética “Decadencia de Occidente”:
"Al fínal, cuando ya no quede nada, a esta civilización, solo le ha de quedar el recurso de ser salvada por un pelotón de soldados", ¡de buenos soldados!, …o de mártires, ...o de santos.., que tampoco se diferencian en tanto.
La cuestión pasa por resucitar lo que importa, recuperar al héroe dormido, como decía Benjamín Disraeli, habrá que “Alimentar el espíritu con grandes pensamientos. la fe en el heroísmo hace los héroes”. Las reparaciones empiezan por dentro y resulta que el glorioso Ejercito Español tiene grandes lecciones de heroísmo a lo largo de su brillante historia, tan solo hay que desempolvar un poco ese espejo y volvernos a mirar en el.

* * * * *

9 comentarios:

Militos dijo...

Me ha encantado este post pro-mili.Yo la viví muy de cerca, como comprenderás y día a día podía comprobar como se beneficiaban los jóvenes de ella, pues se veían cambios asombrosos desde que llegaban hasta que salían. Incluso en aquellos años en que llegaban soldados de pueblos remotos de España que no sabían ni leer y aprendían todo en los cuarteles, así como todas esas virtudes humanas de las que tú hablas que hoy día no saben ni que existen. Ese fue uno de los errores del PP y encima no supieron ni sacarle fruto político.
En fin te contaría muchas cosas más, pues ya sabes cómo he vivido de implicada en la vida militar de mi marido, pero ahora tengo prisa, ya que salimos para el campo, aunque seguro que tenemos que volver a los dos días, pues Esther está ya a punto de dar a luz.
Bueno, ya veo cómo has vuelto de energizado y me da mucha alegría.
ya te comentaré desde Noray.
Un beso muy grande.

¡Rezadita, por favor!

Militos dijo...

Bueno, hermano querido, ya sabes cómo adoro a esos "Jóvenes Airados"
Gracias por recordarlos.
besiños

Militos dijo...

Por cierto. este tipo de "burradas" tuyas me encantan otras, NOOOOOOOOOOO
mÁS BESIÑOS

Legionarius dijo...

Mi padre, mis abuelos, y así hasta los Reyes Católicos (que yo sepa) fueron soldados de España. Antes yo no era partidario del servicio militar pero, visto lo visto, a más de uno le haría falta para aprender ciertos valores que sus padres o educadores no le supieron inculcar.

Demasiada libertad (libertinaje) y muy poca disciplina es lo que hay hoy en día.

Un saludo español…

Fran dijo...

Jopé, yo que te hacía descansando y hay que ver qué entradas playeras escribes, tan bueno en invierno como en verano.
No veo la burrada.
Lo primero que hicieron, creo que fue UCD, fue adelantar la edad para mandar a la reserva a los mandos superiores y renovar.
Y qué razón tienes. Con la mili no solo se aprendían valores, esfuerzo, lo básico o lo necesario para que muchos después tubieran un trabajo. Se conocía lo que significa el ejército. A cambio ahora se confunde a las personas.

maria jesus dijo...

Que te voy a decir yo. Ninguno de mis hijos ha hecho el servicio militar. y yo, como0 legionarius, soy de una familia de militares de incontables generaciones

Juanjo dijo...

Pues yo sí hice la mili. En la marina durante la primera guerra del golfo. Y no me arrepiento. Aprendí muchas cosas y también enseñé unas cuantas.

Ví catalanes hablando en catalán por primera vez y aunque no estaba de acuerdo con ellos, me caían bien. Comí y bebí y demás como un cosaco. Y también hice guardias y aporté todo lo que tenía a cambio de nada a mi país, España.

Hoy volvería otra vez sin dudarlo.

Militos dijo...

Hola Campeón, llegamos sin novedad y sin atascos, todo un record. Muchas gracias por tu empuje.

Dile a la guapa de María jesús que también yo soy de familia inmemorial militar y para tormento del Boina verde, ninguno de sus cuatro hijos varones hizo la Mili. Para colmo de las rarezas le sale una hija Marino de Guerra y otras tres hubieran sido militares si se hubiese aprobado antes esa ley.
No cabe duda que nos están volviendo el mundo al revés.
¿Dónde está Angel que todavía no ha aparecido?
Que gracia tenía con su bitacora diaria en tu ausencia, parecía que nos habíamos puesto de acuerdo. ¡Es genial! ¡Cómo me alegro de haberle conocido!
Besos y besos

Angel dijo...

Gracias Militos por tus palabras. Es que lo que trabajamos de noche, a veces dormimos de día, aunque sea poquito. Aquí estoy. Hoy he recibido un poquito de aliento y sigo adelante. Pus yo hice la mili por ahí. Justamente en Prado del Rey y al año justito del 23 F. así que todavía había una psicosis rara por el cuertel. Recordad que fué el primero que tomaron. Muchas veces hablo con mi esposa de que me gustaría que mi hijo la hubiese hecho. Yo conocí a buenos amigos. Soy el padrino de la hija de uno de ellos que es canario. Y solo por adquirir valores como la disciplina, el respeto, el esfuerzo,y demás , valió la pena. Claro está que lo digo a estas alturas. En su momento solo quería licenciarme. Creo que unos meses. Un trimestre, por ejemplo, iría geneial para muchos de nuestros jóvenes. besos Militos y un abrazo para Arcen.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...