jueves, 15 de octubre de 2009

HISTORIAS DESDE EL UMBRAL (una llamada de socorro)

.
Muchas veces se recomienda un buen libro, una buena función de teatro o una buena película. El calificativo "bueno" o "buena" en cualquier caso, siempre va en función al entretenimiento o provecho que se pueda sacar de la obra en cuestión.
Ahora bien, si nos ceñimos a la etimología del término “bueno”, “buena”; creo que encontramos, la definición perfecta en el diccionario, al menos, en dos de sus acepciones:
.
Bueno,-na adj.
1 Que tiene inclinación natural a hacer el bien.
2 Que es adecuado o conveniente.
.
Inicio de esta manera mi post, para subrayar, que si hay una obra, que merece estos adjetivos especialmente, es la que hoy os voy a recomendar, pues cumple, a la perfección, con las antedichas condiciones.
Es buena, porque te inclina, como pocas, a hacer el bien; y es buena también, porque, hoy y ahora, es más que conveniente, ¡necesaria!.
Sin más preámbulos, desde ahora, os animo con vigor, a leer “Entre el cielo y la tierra” de María Vallejo Nájera.
.
Entre el cielo y la tierra”, es una obra interesante y concienzuda, pero tremendamente amena. La autora en su libro nos propone con un lenguaje sencillo y coloquial, un viaje apasionante, entre dos mundos, el material y el espiritual, un paseo más allá de la muerte, en busca esperanzada de la luz imperecedera.
.
Lo impactante de lo que, en este excepcional libro, se cuenta es que ese mundo invisible, existe igual que el visible y es tan real e innegable como este.
El Credo de Nuestra Madre la Santa Iglesia Católica, lo recuerda insistentemente cada vez que lo rezamos:
Creo en un solo Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible.”
¡¡De todo lo visible y lo invisible!! La Iglesia así, lo enseña y además es dogma.
.
Sé que probablemente, debí dejar este post para Noviembre, pero no me pude resistir. Porque es en ese mes, precisamente, cuando la Iglesia nos recuerda con más ahínco, que todos los que somos Iglesia, podemos encontrarnos en alguno de los tres estados que la forman:
Iglesia militante, Iglesia purgante e Iglesia triunfante. Cada una de esas tres partes conforman una única y sola Iglesia: la Iglesia de Cristo.
Y es también en ese cruce de caminos, que es el mes de Noviembre, cuando parecen juntarse las “tres” iglesias, mas que en ningún otro mes del calendario. Pero como ya digo, no me pude resitir.
.
Pero..., aclaremos conceptos:
La Iglesia triunfante es la del cielo, constituida por todos los que han muerto en gracia de Dios y están debidamente purificados.
La Iglesia militante es la formamos los que, todavía caminamos sobre esta tierra.
Y la Iglesia purgante, que es precisamente la tratada en este ensayo que estamos comentando, es la que según, nos dice el Catecismo en su número 1030, la que está formada por “los que mueren en gracia y amistad de Dios, pero imperfectamente purificados, aunque están seguros de su eterna salvación, sufren después de su muerte una purificación, a fin de obtener la santidad necesaria para entrar en la alegría del cielo”.
.
Del Purgatorio, desgraciadamente, incluso los católicos, hemos de reconocer que sabemos poco. Por eso, creo, que este libro es necesario.
Primero, porque aporta una información inestimable sobre una realidad que nos interesa a todos; y segundo y principal, porque además de informar, forma, y lo hace desde el rigor absoluto, bebiendo de fuentes fidedignas y acudiendo a quien sabe más de estos temas, la Iglesia Católica.
Así, “Entre el cielo y la tierra”, es sobretodo una obra didáctica; pienso que el objetivo que se marca María, es enseñar al que no sabe, y vaya si lo consigue…,¡hasta límites sorprendentes!.
.
El libro se divide en tres partes.
En la primera se explica la doctrina de la Iglesia sobre el purgatorio y es esta una parte fundamental e ineludible, porque como ya hemos dicho, incluso son muchos los creyentes que desconocen muchas cosas, no solo sobre el Purgatorio, sino también de nuestra propia religión. Y conviene sentar las bases.
En un segundo apartado, breve pero curioso, se cuenta la visita de la escritora a uno de los museos más insólitos que existen en el mundo, “El Museo de las Almas del Purgatorio”. Este museo se encuentra en la sacristía de una pequeña iglesia, cerca del Vaticano. Sus tesoros son, entre otros, misteriosas marcas en libros o prendas de vestir, que la escritora documenta con fotografías, justo en la mitad del libro.
Es este, un sitio peculiar, pero de obligada referencia en esta obra, sin esa mención, el libro estaría cojo.
En su última parte, para remate, María Vallejo-Najera, aborda quizás, la parte más sobrecogedora, y también la más útil. En esta, la autora nos presenta testimonios de primera mano de personajes famosos o anónimos, que cuentan sus experiencias personales en sus distintos encuentros con esa dimensión sobrenatural.
Es en este tramo, donde por fin encontramos sentido al libro, donde nos damos cuenta lo mucho, que podemos hacer los que todavía gozamos de tiempo, por esas almas en pena, a través de nuestras oraciones y sacrificios.

.
.
Aquí, hay testimonios realmente impresionantes, he de confesar que la mayoría de ellos. Pero no se busca en ningún momento la truculencia, ni se persigue el sensacionalismo para atraer lectores. Las historias son las que son y por eso se cuentan, así, con toda la dosis de misterio y cierto miedo por el desconocimiento que tenemos de esos fenómenos. Sin embargo, María, acaba cada uno de estos capítulos con gran serenidad, con una firmeza ejemplar, asentada en la misericordia de Dios hacía todas esas almas, a las que se les permite ser visibles a ciertas personas vivas, para que se les ayude a alcanzar su salvación definitiva. Eso la autora, lo tiene muy claro y lo transmite con una convicción que contagia.
.
Muchos de esos capítulos terminan con una oración, ¿Podréis creer que, después de cada uno de los capítulos de este libro, nunca he rezado tanto, ni tan devotamente?, exceptuando obras rigurosamente ascéticas, eso nunca antes me había pasado, nunca leyendo ¡un ensayo!, pero es rigurosamente cierto.
.
Desde luego, hay que reconocer que es inusual un libro sobre el purgatorio en estos tiempos, pero es de agradecer a la autora su compilación de cosas extraordinariamente buenas que nos aporta y que nos empuja a hacer.
La minuciosa indagación detectivesca que María Vallejo-Nájera realiza para nosotros, es una llamada a la trascendencia, a esa espiritualidad que a veces llevamos tan escondida, y sobre todo a la caridad con todos, incluso con los que no vemos.
Entre el cielo y la tierra” es un libro que te empuja a ser mejor; es tan recomendable que hasta los más escépticos la deberían leer. Porque si hay, de verdad, un libro que pueda ser calificado de “bueno”, sin duda, es este.
.
Para finalizar, esta apasionada recomendación, nada mejor que poner el broche de oro, con uno de esos tesoros, con una de esas oraciones que antes he mencionado, y que ahora, os invito a rezar conmigo. Esta en particular, además de preciosa, es tremendamente eficaz, aparece en el libro en la página 131, y se la conoce como:
.
“LA ORACIÓN DE LAS MIL ALMAS DEL PURGATORIO”
.
"Padre Eterno, os ofrezco la Preciosísima Sangre de Vuestro Divino Hijo Jesús, junto con las Misas que se digan en todo el mundo hoy:
- por todas las santas almas del purgatorio
- por los pecadores en todas partes,
- por los pecadores en la Iglesia Universal,
- los de mi propio hogar, y dentro de mi familia."

Amén
.
Según cuenta el libro, “Jesús en una aparición mística aseguró a Santa Gertrudis la Magna, religiosa cisterciense del Monasterio de Helfa en Eisleben (Alemania), a finales del siglo XIII, que esta oración liberaría a mil almas del Purgatorio cada vez que se ofreciese, extendiéndose también la promesa a la conversión y salvación de las que todavía peregrinan en la Tierra.”
.
.
REFERENCIA.
.
Título: “ENTRE EL CIELO Y LA TIERRA”
Autor/a: María Vallejo-Nájera.
Edtorial Planeta. 2007 Rústica, 318 págs.Tamaño: 15x23 cm.
ISBN: 9788408071075
Ref. 0902016
PRECIO: 20 euros.
.
Pedidos e información:
http://www.mariavallejonagera.com/
.
* * *

* * * * *

9 comentarios:

Juan dijo...

Hola Arcendo! qué bueno y qué necesario hablar del purgatorio hoy en día, yo creo que a pesar de que no se hable demasiado, esto es agua fresca para muchas almas desiertas que sí quieren saber del tema. Esa oración es hermosa, una gran prueba de la infinita bondad de nuestro Padre, trato de rezarla todos los días, aunque debería rezarla al menos 30 veces por día no?
Un abrazo en Cristo

Florencia dijo...

Hola Arcendo! Me gustó mucho tu entrada, y me dan ganas de tener YA ese libro. Es importantísimo hablar del purgatorio, porque es ahí donde van la mayoría de los que mueren, y es un lugar bien feo por así decirlo, digo esto porque sé que muchos creen que bueno, iré al purgatorio pero me salvo!! como si fuera nada estar ahí... mmmmmm lo que tenemos que hacer es esforzarnos todo el tiempo para que llegado nuestro momento vayamos directo al Cielo. Y tener conciencia de que las almas del purgatorio están sufriendo y mucho, así que debemos rezar por ellas, ofrecer misas y todas las indulgencias que podamos!!
Un abrazo desde Argentina

Caballero ZP dijo...

Seguramente será un éxito, lo del lenguaje coloquial es algo que ayuda mucho en estos y otros temas.
Saludos

Angel dijo...

Antes de mala tierra quise leer este libro. Vi en un programa a María Vallejo hablando de él y lo he ido dejando. Me alegro de que lo hayas traido al post. Ayer le pedia a Guerrera alguno, porque tengo que comprar una nueva serie ya que estoy un poco seco de literatura espiritual, así que todos los libros aconsejados me son de gran utilidad. El tema apasionante y necesario. Un abrazo fuerte

MARISELA dijo...

Arcendo: cada día compruebo que Dios hace todo por algo y que todo será para bien, pues hoy, hace unas tres horas, entré en Criteria Club y estuve a punto de comprar el libro. Hice un pedido algo pasado de precio y lo dejé para más tarde (ya sabes: hay que comprobar hasta el detalle el dinerillo que se gasta uno actualmente, aunque para libros nunca me faltará, prefiero dejar una comida) y ahora entro y leo este post y me has iluminado. Mañana mismo lo pido, junto con los de Chesterton y Hilaire.
Yo tengo una amiga muy buena que pertenece a la Obra de la Iglesia y me contaba un día que ella y sus hijos siempre rezan esa oración por las noches, después de todas las oraciones habituales. Nunca le pedía que me la copiase y ahora vienes y la pones tú: hijo es que las casualidades no existen.
Besotes y bendiciones.

Militos dijo...

¿Lo que jesús reveló a santa gertrudis se refiere a que hay almas del Purgatorio, pululando por la tierra? o a la conversión de pecadores que viven en la tierra? Estoy un poco corta esta noche.
El libro parece muy interesante. Siempre he tenido una gran devoción a las Almas del Purgatorio y creo que deben conseguir muchos favores de Nuestro Señor porque al fin y al cabo ya están salvadas aunque estén purgando. Rezo mucho a diario por ellas y también les encomiendo muchas cosas. bueno y cualquier Indulgencia Plenaria la ofrezco por la que más lo necesite, a parte de las de mi familia que han sido las primeras, claro.
Besiños Arcendo

Militos dijo...

Se me olvidaba decirte que ahora las rezaré con esa oración que tanto abarca. gracias.
besiños

Fernando dijo...

Estimado Arcendo,

Sin duda has publicado un articulo esplendido sobre dicho libro. Te felicito.

Pertenezco a la Hermandad internacional de las benditas ánimas del purgatorio (sin duda tampoco muy de moda), en la web www.tenesperanza.org ponemos a disposición de todos un amplio banco de artículos, libros e ímagenes, pasamos ya de los 4.000. Invito a todos a orar por nuestros difuntos, especialmente ofreciendoles indulgencias plenarias.

Gracias por la posibilidad de expresarme. Sería interesante poder contar con un link nuestro en tu web.

Un abrazo

Alejandro

ARCENDO dijo...

Gracias a todos por los comentarios y visita.
# Alejandro, he visitado vuestra página y me ha parecido fantástica, por supuesto os añadiré en mi blogroll.
SALUDOS

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...