martes, 19 de enero de 2010

ANTE EL ÉXODO DE LAS MUSAS.

.
A menudo, me encuentro con compañeros blogueros, en los que en algún momento de su trayectoria, se quejan de no saber de qué escribir. Confieso que alguna vez, me ha pasado lo mismo. Estas situaciones, en los que, las musas son más esquivas, sobrevienen sobretodo cuando uno se toma las cosas como una obligación diaria.
A veces, ni la actualidad mediática nos parece tan interesante para poder comentarla, probablemente porque nada hay nuevo bajo el sol y nos parece que ya llueve sobre mojado y en otras ocasiones hemos hablado ya de lo mismo.
.
Creo que en estos casos, convendría retomar los principios. ¿por qué nos hemos tomado esto como una obligación diaria?..., en mi caso, porque quiero transmitir, no solo mis pensamientos y vivencias, sino algo superior; mi convicción profunda de la existencia de Dios, de la necesidad que tenemos de El, del amor que nos debemos unos a otros, de la sed de justicia y libertad que tiene el ser humano y que tan solo se sacia en las fuentes del Salvador.
¿Por qué escribo en un blog? Por tengo un tesoro y lo quiero, lo debo compartir.
Esos son mis principios y mi motor principal. El blog no es solo un divertimento particular, es un instrumento de apostolado, que no puedo desaprovechar. Cuando recuerdo esto, la inspiración me llega ipso facto.
.
Aún así, ¡hay tantos temas que tocar!, son muchos los asuntos sobre los que un cristiano puede y debe arrojar la luz reflejada que tiene. ¿Por donde empezar?
Las vivencias personales, el ejemplo propio, errores y aciertos son un buen punto de partida, pero no el único; como ya hemos dicho, las noticias cotidianas, los libros que leemos o las películas que vemos, ya que también son “de uso común”, pueden ser excelentes trampolines para expresar nuestra visión cristiana de la realidad. Es decir, si nos ponemos a pensar, las fuentes de inspiración pueden ser inagotables, porque tan solo, el tema de Dios lo es, y es tan fascinante que se podría estar hablando de El, días sin término.
Alguien definió a Dios como “lo más evidente y lo más misterioso”, si crees que esto es así, no hay nada más interesante que intentar descubrirle todos los días un poquito más.
.
Por eso, uno de mis manantiales de inspiración más habitual es la Biblia, ese conjunto de libros maravillosos, llenos de aventuras, encuentros y odios, poesías y AMOR.
La Biblia es importante por el simple hecho de que contiene la Palabra de Dios, no es algo que contenga solo información, ni un libro inventado por un grupo de personas. Dios mismo escogió e inspiro a sus autores, para hacerse oír a través de este libro santo.
Para los creyentes, la Biblia no solo es un pozo de inspiración, lo es también de consuelo, de esperanza. Es una fuente donde apagamos la sed de Verdad. Una guia de la vida, un tratado de la mejor sabiduría.
.
En este caso, me atrevo a decir, que su valor histórico es menor, que su provecho.
Se sabe que muchos de los hechos que se narran, no ocurrieron de esa manera determinada que el Libro los cuenta, no en la línea temporal que sugiere, pero en nada importa. Porque esas posibles inexactitudes están allí por motivos puramente didácticos, y su contenido es el correcto, ya que la Biblia fundamentalmente es un Libro de fé y enseñanza.
.
La Biblia además, es un libro poderoso, porque es el único que cuenta con evidencias y argumentos no solo teológicos y morales, sino ontológicos, cosmológicos, etnológicos y hasta empíricos para demostrar la existencia de Dios.
Pero lo más importante de todo, además es el lugar donde podemos encontrar soluciones concretas, a nuestros problemas de cada día. Porque es tremendamente práctica.
.
Dios es un Misterio y la Biblia es su revelación, su modo de hacerse entender por el hombre, para conociendo, según nuestras limitadas posibilidades, sus designios, poder alcanzar la plenitud en Él. "Me manifestaste las cosas inciertas y ocultas de tu sabiduría" (Sal 50,8).
Pero ese conocimiento de sus planes, debe ir y va, sobre situaciones específicas y las enseñanzas de la Biblia ofrecen algo que la sociedad en general necesita desesperadamente: una orientación en los valores perdurables.
Últimamente, hemos construido una sociedad sin valores, donde todo vale, todos son derechos y no existen deberes, ¿Por qué hemos consentido tanto en ese "todo vale"? ¿Por qué hablar en este bendito país de deberes, es un deporte de riesgo a que te acusen de facha?
Posiblemente se deba al vacío moral y ético que deja la retirada de la Biblia de las estanterías y los crucifijos en las escuelas.
Me atrevo a afirmar que todo lo que dice la Biblia nos es –prácticamente- útil, para sentar una buena convivencia entre humanos, máxime cuando hemos pasado del "no matarás" al contrario, “las matanzas son divertidas en películas y videojuegos”. Del "honrarás a tu padre y a tu madre" a las noticias cotidianas en las que se nos informa de jóvenes que, cada vez más, agreden a sus padres.
.
Por eso me asombro cuando personas tan…, supuestamente cualificadas como el escritor filocomunista José Saramago dice que: “la Biblia es un manual de malas costumbres y en ella, hay crueldad infinita, incestos y carnicerías”.
Yo sin embargo, creo todo lo contrario, claro que en la Biblia se relatan, a modo de ejemplo, hechos terribles; pero el AMOR es el denominador común, el principio y el fín del Libro Santo. Y en cuanto a las malas costumbres…., me reafirmo en que la Biblia es también una escuela de convivencia, la mejor, no hay mayor elemento generador de principios y valores, humanos y espirituales, como la Biblia.
Muchos como Saramago, desde el resentimiento o desde el desconocimiento, tratarán de apartarnos de lo Sagrado, solo es falta de amor.
Pues como decía San Pablo a Timoteo, "toda la Escritura es divinamente inspirada y útil para enseñar, y para argüir, para corregir y para educar en la justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto y consumado en toda obra buena". (2 Tim 3,16s). ¿Cómo alguien podrá decir que esas son malas costumbres?.
.
Siendo tantos los valores que se encuentran en la Biblia, ¿No te sientes, querido amigo, incitado a leerla y hacerla tu principal fuente de inspiración en tu blog?..., No digas que no sabes de que escribir, cuando te falten las musas, difunde la Palabra, que es esperanza y alegría para el mundo. La Biblia es la auténtica ESCALERA AL CIELO.

* * * * *

7 comentarios:

Militos dijo...

La tontería de Saramago sobre las malas costumbres en la Biblia es precisamente lo que más me gusta de ella, no por morbosidad, sino porque me dice que el libro sagrado es divino y humano. Si todo fuera angelical no tendría el valor y la enseñanza que tiene. Es la manera de llegar a Dios a través de lo humano, aunque sean hechos malos que se superan o acarrean con las consecuencias de su propia maldad.
¿Lo de la falta de musas va por mi? jajaja... es broma, ya sabes que lo he dicho muchas veces. Sólo tú y algunos como tú sois capaces de no faltar a la cita diaria con el blog y yo os admiro, pero créeme que ahora no es cuestión de musas, sino de cansancio físico y moral, los años y los acontecimientos que no perdonan.

El post es de matrícula de honor y se agrdece la ayuda que nos prestas invitándonos a escribir sobre la Biblia.
Genial Lohengrin, por eso te quiero y camino por este mundo bloguero tan pegada a ti, para ver si algo de lo mucho que tú tienes se me contagia.
Besiños, campeón y luego rechazas los premios.

FOTELIAS dijo...

La BIBLIA, el mejor instrumento para buscar ayuda en la advesidad, encontrar a Cristo/AMOR GRATUITO y encontrarnos nosotros mismos como Hijos de DIOS PADRE.
Bellísima entrada/post con una gran enseñanza ... Gracias.
BENDICIONES.

Angelo dijo...

Pues tienes toda la razón. La Biblia es vida. Una vez oí a un sacerdote decir que no había nada en esta vida que no estuviese en la Biblia. Las mejores obras y los peores pecados. Dios nos da la oportunidad de enseñarnos, de animarnos, de no desesperarnos ante situaciones similares a lo vivido. Es el libro de la Vida, los católicos tenemos mucho que aprender de otros hermanos cristianos que sí conocen en profundidad los textos sagrados.

Juanjo dijo...

Siempre hay mucho de lo que escribir. A veces vienen ideas y no estamos frente al pc. Es cuestión de recordarlas. Lo importante es no enrollarse (aunque a veces no hay mas remedio) y tener algo importante que decir o que tenga utilidad para quien lo lee.

Persio dijo...

Hubo un tiempo en que todos los días leía varios pasajes de la Biblia; un poco del Antiguo Testamento y un poco del Nuevo. Ahora la lectura no es diaria, pero voy recuperado la costumbre...

Me has hecho reflexionar, querido Arcendo, y voy a dedicarle más espacio en el blog a la Biblia.

Un abrazo

Ramón en http://nocheoscuradelalma.wordpress.com/ dijo...

Arcendo, te sigo y te seguiré cada día, es maravilloso como complementas con tu blog lo que no escribo en el mío, porque pienso como tú, en los asuntos del Señor, algún día nos tocará discrepar, bendito sea Dios por eso.

De este post me ha encantado leer:
"¿Por qué escribo en un blog? Por tengo un tesoro y lo quiero, lo debo compartir." Así pienso del mío, mis experiencias artísticas fueron muy enriquecedoras, Dios también se revela a los hombres a través del Arte.
Un abrazo en Cristo Jesús, y que la Santísima Virge María te acompañe

rgr dijo...

Estimado Arcendo, totalmente de acuerdo en lo que planteas en esta magnífica entrada; además, te agradezco sinceramente pues es un llamado a la reflexión que todos deberíamos hacernos a diario.
Llevamos este tesoro, la Palabra, en nuestras vasijas de barro...¿Cómo no compartirlo y abrir espacios en este mundo tan cerrado?
Un saludo fraterno en Cristo y María.
Paz y Bien
Ricardo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...