lunes, 4 de enero de 2010

GRACIAS ESPERANZADAS

.
Como os imagináis después de lo ocurrido me cuesta volver a escribir, pero creo que la obligación es más importante que el momento anímico.
No es que me considere un blogger-adicto, sino que cuando se pretenden transmitir todos esos valores, que no son patrimonio personal, sino que trascienden de la misma condición mortal; no es posible el desaliento. Afortunadamente estamos alimentados con luz y nuestra responsabilidad ineludible, no solo es que no se apague en nuestro interior sino que esa luz reflejada, brille e ilumine. Por eso, ni la deserción, ni el pesimismo, ni la omisión son admisibles. ¡hay que seguir!.
.
A veces los acontecimientos de la vida, moldean, cambian para bien o para mal, el alma humana. La esperanza es la que salva al hombre.
Cuando ocurre un acontecimiento como el que acabo de vivir, se ven y se oyen infinidad de voces de sirena que, sin cierta formación, sin previa oración y sin ayuda sobrenatural, pueden tornar el rumbo del barco de la vida al abismo más profundo.
A lo largo de estos días, he oído de boca, incluso de seres muy queridos, “no somos nadie” o pero aún, “yo no he visto lucecitas azules, salir de ese cuerpo”, o “hay que vivir, porque después ya no queda nada”… ¡Que gran tristeza!... ¡Que enorme absurdo!
.
En mi caso, he de decir que aunque en alguna ocasión he tenido alguna experiencia humanamente inconcebible, sé que estas, aunque existen fehacientemente, no se dan con frecuencia, ni cuando queremos, pero “dichosos los que creen, sin haber visto” De todas maneras, la fé es la que ayuda a ver cosas extraordinarias en lo más ordinario, y a eso me agarro con fuerza, porque yo lo veo y lo siento cada día de mi vida. Yo creo firmemente en ese mundo visible y también en el invisible que proclama nuestro credo, y por supuesto en la resurrección de la carne.
¿Cómo que no somos nadie?.... ¡SOMOS ALIENTO DIVINO!
.
La vida solo tiene sentido porque no tiene fin, el sueño de la muerte, es solo eso. Un tránsito de un estado a otro, puro trámite que hemos de pagar, ganándonos la eternidad o perdiéndonos en ella. De nosotros y de la luz que propaguemos dependerá, y la luz solo es AMOR.
.
Mi familia y yo hemos vivido estos días, momentos inolvidables, a mi me han resultado muy fructíferos y alentadores, sobretodo por ver la respuesta tan sentida y sincera de mis amigos de la red. A todos os doy profundamente las gracias por vuestras palabras y sobretodo por las oraciones que le estáis brindando al alma de mi suegro. Vuestro apoyo ha sido, en este caso, el que me ha animado a ponerme en marcha otra vez.
.
Como dice mi amigo Hispanicus, “Caer está permitido, levantarse es obligatorio”. Después de este duro invierno, viene la primavera interminable, en la que seguramente ya está gozando Julio. Por eso, proclamar esa Primavera es un deber, que no admite silencios. La esperanza es lo que salva y además lo que anima a mejorar cada día, no la perdamos nunca. Os quiero a todos.
Ahora no nos toca más que seguir en el alegre combate por la VIDA.

* * * * *

10 comentarios:

Militos dijo...

Gracias Arcendo por las lágrimas de esperanza que me has hecho salir a borbotones.
"Somos aliento divino", no has podido definirlo mejor.
Todos, todos, y yo en particular, vamos a agradecer este esfuerzo que estás haciendo por transmitirnos tus creencias y sentimientos en estos duros momentos.
Yo he vivido también cosas extraordinarias en algunos de mis hijos, nunca vi lucecitas, pero si en mi interior brilló, en esos momentos, una luz nuy grande.

No quiero cansarte más, esperé porque sabía que nos ibas a dejar un post de lunes como éste. Otra vez muchas gracias, Dios te lo pague.
Y que nuestra Madre os apriete hoy de manera especial con su maternal abrazo.
Besiños

Martha Colmenares dijo...

Pase a darte mi saludo de año nuevo y a la vez leer tus entradas 2010. Y sí, "levantarse es obligatorio". Un gran abrazo

Alter ego dijo...

Arcen,hoy al enterarme tarde de tu trágica noticia.Es un día triste para todos. Si, es cierto que en el fondo, a pesar de que la muerte esta siempre ahí, más o menos cercana de cada uno de nosotros.
Mi sincerame pésame y te acompaño tu dolor y sufrimiento.
Dios te guarde Arcen.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Comparto contigo este maravilloso y verdadero sentido de la vida. Suelo pensar, y cuando puedo, comentar, cuando asisto a algún duelo que estará pasando en esos momentos en la vida de la persona fallecida.

Es el momento más importante de nuestra vida aquí, en la tierra. Y cuando nosotros lo estamos compadeciendo o llorando, él está en la Gloria y en el gozo de la presencia del PADRE.

Creo que el momento más importante y maravilloso de nuestra vida es el momento de la muerte. Lo creo sinceramente, porque es cuando va a empezar la dicha gozosa y para siempre.

Por eso, la importancia de nuestra vida mientras estamos en el camino. Va a depender de nuestra elección lo que pueda ocurrir en ese momento. Pero la esperanza de alcanzar la auténtica felicidad es motor, más que suficiente, para plantearnos más seriamente nuestro camino aquí y ahora.

icue dijo...

Muy queridi Arcendo, de verdad que a veces cuesta entender muchas cosa, per Dios sabe más y sabe por que las permite.
Me uno avuestro dolor, más intenso por producirse este suceso en dias tan señalados.
En la misa de hoy encomiendo muy especialmente a toda la familia .
Un fuerte abrazo y adelante con mucho ánimo

Angelo dijo...

Querido Arcen: La tristeza ante la separación de un ser querido es la única que puede apoderarse de nosotros. Los que sabemos qde dónde venimos y adonde vamos, debemos sentir un gran gozo al saber que ya pueden gozar del cielo prometido. La Misericordia de Dios es derramada siempre hasta el ultimo aliento. Llevo años en que recibí la gracia de ver la muerte como el gran encuentro con el Creador. Yo he dejado escrito que el día que me llegue sea de gozo, que se vistan de blanco, que canten alegres, que recen mucho, que lo festejen, con la esperanza y certeza de que voy al gran banquete y que volveremos a encontrarnos libres del pecado y su carga. Que vuestra Fe os ayude a ver el sentido real de la muerte. La que ha sido vencida para darnos paso a la vida de verdad. Un abrazo

Terly dijo...

Lamento esta semidesaparición mía en estos días de Navidad y Año Nuevo. Y lo lamento por no haberme podido enterar hasta este momento del luctuoso suceso y de los malos momentos que habéis vivido para que, aunque no fuese más que con mi presencia en este blog y mis oraciones en el mío, hubieseis sentido muy cerca mi apoyo.
Siento muchísimo el fallecimiento del padre de tu mujer y los malos momentos vividos. Aunque sea tarde, contar con mis oraciones, mi afecto y mi abrazo.

misideascotidianas dijo...

Arcen, me entero ahora. Como para Dios no existe el tiempo, me sumo.
Un fuerte abrazo para ti y para tu esposa.
Luisa

Militos dijo...

Buenas noches Arcendo, he venido a beber un buchito de la esperanza que desprende este post.
Ando un poco de capa caída, pero seguiré tu ejemplo.
Besiños

Militos dijo...

Deseo que os vayáis recuperando poco a poco, aunque sé por experiencia que ha de pasar mucho tiempo para ello.
¿Cómo está Tony? Seguro que para él habrá sido también un duri golpe. El abuelo cuenta mucho para un niño de su edad.
Seguís en mis oraciones.
Dentro de lo posible os deseo un feliz día de Reyes.
Besiños y buenas noches nos dé Dios

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...