miércoles, 31 de marzo de 2010

MANZANAS DORADAS


.
Uno de los trabajos que tuve y del que guardo buen recuerdo es el de vendedor. En mi juventud, vendí de todo, unas cosas mejor que otras, porque ese mundillo de la venta es duro y cuesta adaptarse a él.
Afortunadamente tuve buenos maestros, que además de enseñarme todas las técnicas posibles y a aplicarlas convenientemente, también me enseñaron lo más importante, a amar la profesión, a creer en lo que hacía, a saber que lo que estaba realizando, podría representar un bien, no solo para mí, sino para toda la sociedad.
Benditos sean pues, todos aquellos que tuvieron la paciencia y a veces, el cariño de enseñarme. De muchos de ellos guardo MUY buenos recuerdos.
.
Todo esto viene a colación porque este Miércoles Santo, os quiero traer una historia de vendedores, que precisamente, supe de boca de uno de aquellos compañeros de entonces:
,
Contaba mi amigo, que un grupo de vendedores había ido a una convención de ventas. Todos les habían prometido a sus esposas y a sus familias que llegarían a tiempo para cenar el viernes por la noche. Sin embargo, la convención terminó un poco tarde, y llegaron retrasados al aeropuerto. Así entraron todos con sus billetes en una mano y sus portafolios en la otra, corriendo por los pasillos, buscando la puerta de embarque.
.
De repente, y sin querer, uno de los vendedores tropezó con una mesa que tenía una canasta de manzanas. Las manzanas salieron volando por todas partes. Sin detenerse, los vendedores siguieron corriendo, y apenas alcanzaron a subirse al avión. Todos menos uno.
Este se detuvo, respiró hondo, y experimentó un sentimiento de compasión por la dueña del puesto de manzanas. Le dijo a sus amigos que siguieran sin él y le pidió a uno de ellos que al llegar llamara a su esposa y le avisara que iba a llegar en un vuelo más tarde.
.
Luego regresó a la terminal y se encontró con todas las manzanas tiradas por el suelo. Su sorpresa fue enorme, al darse cuenta de que la dueña del puesto era una niña ciega. La encontró llorando, con enormes lágrimas corriendo por sus mejillas. Tanteaba el suelo, tratando, en vano, de recoger las manzanas, mientras la multitud pasaba, vertiginosa, sin detenerse; sin importarle su desdicha.
El hombre se arrodilló con ella, juntó las manzanas, las metió a la canasta y le ayudó a montar el puesto nuevamente. Mientras lo hacía, se dio cuenta de que muchas se habían golpeado y estaban magulladas. Las tomó y las puso en otra canasta. Cuando terminó, sacó su cartera y le dijo a la niña:
- "Toma, por favor, este dinero por el daño que hicimos. ¿Estás bien?"
Ella, llorando, asintió con la cabeza.
El continuó, diciéndole:
- "Espero no haber arruinado tu día".
.
Por fín, el vendedor empezó a alejarse, y entonces… la niña le gritó:
- "Señor..."
Él se detuvo y volteó a mirar esos ojos ciegos.
Entonces ella le preguntó:
- "¿Es usted Jesús...?"
.
Él se paró en seco y dió varias vueltas, antes de dirigirse a abordar otro vuelo, con esa pregunta quemándole y vibrando en su alma:
- "¿Es usted Jesús?"
.
Y a ti, ¿la gente te confunde con Jesús? Porque ese es nuestro destino, ¿no es así? Parecernos tanto a Jesús, que la gente no pueda distinguir la diferencia.
Parecernos a Jesús, en un mundo que está ciego a su Amor, su Vida y su Gracia.
Si decimos que conocemos a Jesús, deberíamos vivir y actuar como lo haría Él. Conocerlo es mucho más que citar los Evangelios, e ir a la Iglesia. Es, en realidad, vivir su palabra cada día.
.
Tú eres la niña de sus ojos, aun cuando hayas sido golpeado por las caídas.
Él dejó todo y nos recogió a ti y a mí en el Calvario; y pagó por nuestra fruta dañada.

.
DEJEMOS QUE LA GRACIA DE DIOS SE APODERE DE NOSOTROS, NOS POSEA, NOS INVADA, QUEREMOS SER SUYOS, SIEMPRE, POR TODA LA ETERNIDAD. ¡¡¡CAMBIA ESTA CUARESMA!!! ESTÁS A TIEMPO.
Por eso, la propuesta de hoy es que ¡Empecemos a vivir YA, como si valiéramos el precio que Él pagó!, ¡Empecemos hoy, POR SU GRACIA YA SOMOS MANZANAS DORADAS!

* * * * *

4 comentarios:

Militos dijo...

Bonita historia y por real más bonita, pero yo, por ahora, sólo me considero una manzana magullada.

Besiños magullados.

TERE dijo...

Así es Arcendo; nuestra finalidad debería radicar en ser como Jesús. A veces en el camino nos desviamos y queremos ser como otros. Otros que aparentan ser pero en realidad no son. Nos evitaríamos tantos y tantos descalabros si tan sólo recordaramos que Jesús y sólo Él es el Camino, la Verdad y la Vida.
Amar a Dios y al prójimo como a nosotros mismos. A eso se reduce toda la doctrina de Jesús. Y los seres humanos nos hemos encargado de tergiverzarla, enturbiarla, "redireccionarla", etc.
Cuando lo hagamos así -como Jesús dice- , muchos se preguntarán lo mismo que esta niña de la historia.

Guerrera de la LUZ dijo...

Está perdidamente enamorado de cada uno.

Un abrazo cielo.



(ayer una tarada me escribió para recriminarme llamar a los hombres "cielo, cariño, mi vida")... pues mira, así mismo: GRACIAS CIELO.

Qué cosas que tiene el demonio por Dios...

Unidos en la Misericordia Divina.

Militos dijo...

Feliz Jueves Santo, Arcendo, feliz día de la Caridad plena, del AMOR de Dios.
Que Jesucristo nos enseñe y ayude a repartirlo sin reservas, en memoria suya.

Besiños, hermano pequeño

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...