martes, 25 de mayo de 2010

UN ASUNTO IMPORTANTE

.
Este domingo pasado, creo haber sido testigo de un hecho parecido al de este vídeo en el que el Primer ministro canadiense comete sacrilegio con la Sagrada Eucaristía.

.
Seguramente, todo esto ocurre por esa maldita permisividad en las normas sobre la recepción de la comunión y lamentablemente... no será la última vez que pase, y luego harán de la Sagrada Forma, lo que quieran, ¡Que Dios nos perdone!!!.

Los católicos creemos firmemente, que alli, está realmente presente el Cuerpo de Nuestro Señor Jesucristo, por eso, aunque confiamos en su infinita sabiduría y poder, nos da mucha pena tanto agravio, porque además puede evitarse de forma muy sencilla.
.
Cuantas veces hemos hablado aquí, de la necesaria recuperación de los detalles. Gestos simples como la genuflexión delante del Sagrario, cada vez menos habitual, dan inmejorable testimonio exterior de nuestra fé en la Eucaristía,
Otra de las prácticas, que podemos llevar a cabo, para manifestar nuestro cariño y devoción por Jesús sacramentado es la forma en que recibimos la Comunión. Desgraciadamente, en los últimos tiempos, se observa, tanto por parte de clérigos como seglares, cierta despreocupación en este tema fundamental.
Tanto es así, que recurrimos a aberraciones tan diabólicas como las del vídeo que os traigo a continuación, en el que que en algunos países de Europa -con gran influencia del protestantismo- han creado un artilugio para recibir la Comunión directamente en la mano para evitar que el sacerdote tenga contacto con el receptor de la Eucaristía.
La excusa ha sido la famosa gripe A y con este dispensador los laicos NUNCA RECIBIRÁN LA EUCARISTÍA EN LA BOCA aunque se pongan de rodillas.

.
Este absurdo aparato demuestra que se ha perdido totalmente la devoción por el Santísimo Sacramento y algunos están más preocupados por contagiarse enfermedades que por recibir a Dios en sus almas.
Para rescatar ese respeto y veneración debidos, es preciso volver a tomar conciencia, a través de una profunda reflexión común, de que es Dios mismo, en Cuerpo, sangre, alma y divinidad, Él que se encuentra escondido bajo esas Sagradas Formas.
Los laicos que recibimos a Dios en la Sagrada Eucaristía y que lo adoramos y recibimos con respeto, debemos estar alertas y protestar ante el mínimo intento de usar estos aparatos que evitan que recibamos a Dios en la boca, como manda la ley de la Iglesia Católica.
Bien es verdad, que en ocasiones, se permiten excepciones dispuestas por las distintas Conferencias episcopales, que regulan la recepción del Santo Sacramento; pero la norma universal de la Iglesia nos dice que se ha de comulgar directamente en la boca; y esto no ha cambiado.
A mi modo de ver, dichas excepciones, aún permitidas, reducen la importancia, el decoro y la sacralidad del acto sublime de la Comunión y dan lugar a posibles usos y abusos, incluso sacrílegos, con este querido Sacramento.
Incluso, aún no poniendo las cosas tan al extremo, podemos observar muchas veces, en las colas de comulgantes, al que se rasca el pelo u otras partes de su cuerpo, o al que estornuda y se tapa con su mano, la misma mano, no purificada, que después pondrá para recibir el Cuerpo del Señor. ¿No parece eso un gesto poco delicado para recibir al Rey del Universo?
.
Pdta. Sobre el mismo tema, por favor leed también el brillante post y los comentarios, que en su día hizo mi amigo Hispanicus de “La Catapulta”, (
Ver enlace).

* * * * *

12 comentarios:

Militos dijo...

Querido Lohengrin se me ha borrado mi largo comentario. No sé si éste entrará.
Tienes razón en lo que dices, pues se está perdiendo el sentido de lo sagrado. Algunos se acercan a comulgar como si fueran a recibir un pan bendito, sin tener idea de la transubstanciación.
El video es espeluznante.
Además, aparte de que no tengan las manos limpias, tampoco se cumple con lo mandado para recibir la comunión en la mano, como es que la tomen delante del sacerdote.
Creo que en estos detalles debían ser más estrictos los propios sacerdotes.
En mi barrio, donde hay muchas parroquias y funcionan bastante bien, se da la curiosidad de que en algunas de ellas la mayoría comulga en la mano, mientras que en otras se hace mayoritariamente en la boca. Creo que esto debe sepender, más o menos, de los párrocos.

"TRATÁDMELO BIEN, TRATÁDMELO BIEN" es un punto de Camino.
La única manera de desagraviar por esos sacrilegios es la de que nosotros seamos exquisitos en el trato con la Eucaristía, por dentro y por fuera.

Buenas noches nos dé Dios,hoy más Lohengrin que nunca.

Besiños doloridos.

acabo de escuchar las dos campanadas, parezco una tonta, pero es que me encanta

Angelo dijo...

Cuando vi el aparatito, me pareció algo horroroso. Pareciera dar a la razón a quienes dicen que a veces parecen que están repartiendo cromos. La licencia que un día se dió abrió puertas a muchos abusos. Ahora cuesta cerrarlas, aunque cada vez oigo más avisos a la hora de comulgar, de la reverencia y adoración que merece recibir a Cristo, y para ello hay que conocerlo. Muchos asistentes a Misa el domingo, aún no saben Quien es, ¿cómo van a saber a QUIEN RECIBEN?

E. Baregó dijo...

Querido hermano Arcendo, aunque me retiro de escribir no me retiro de leer. El punto es callar, para poder hablar.Le agradezco su sentido y comprensivo comentario. Con todo, le diré que volveré a escribir, sin duda, Si Dios lo permite.No sé cuánto tiempo pase fuera quizás algunas semanas o meses, pero de que vuelvo , vuelvo. Este tiempo es para interiorizar. Bendiciones.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Estimado Arce: A tocado usted un tema muy delicado y del cual tenía previsto hacer una entrada de ello.
Hay muchas irregularidades en la recepción de la comunión, muchas las generan los propios sacerdotes y los files, la mayoría víctimas de la ignorancia, creen que el sacerdote es el dueño de la eucaristía, y si les va bien hacer un autoservicio, mientras el sacerdote está sentado, pasan los fieles por el altar y toman la hostia con sus manos y beben en el cáliz, como digo "Autoservicio". Ocurriéndome a mi, hice levantar al sacerdote y obligarle a que me diera la comunión, el primer día lo hizo pero los otros días se hizo el despistado y al no querer montar un número, decidí inclinarme ante las especies y hacer la comunión espiritual. Por tres veces he demunciado diversos abusos al respectivo Obispo, por supuesto.-no me hizo caso.- hasta que protestaron los fieles del OPUS DEI, la cual cosa me alivió.
Hay mucha deformación y los fieles , muchos no saben más que lo que ven .
Lo de llevarse las hostias, para las misas negras, aún es frecuente, pero nadie se atreve a decir nada por si acaso.
Es lamentable sí, pero los que sabemos el valor que tiene ese cuerpo del Señor, hagamos alabanza y adoración por los que no lo saben o no se atreven a llevar la contraria al presbítero.
No he sacado este post, por el momento crítico que estamos pasando en la iglesia,sería darle al enemigo más carme que comer, por eso he creído más prudente dejarlo para «Las vacas gordas» si es que llegan.
Con ternura.
Sor.Cecilia

Efrén dijo...

No conocía el aparatito este, pero me parece una aberración. Es un insulto al Cuerpo de Cristo.

Juanjo dijo...

Entiendo que el primer ministro se la tomaría después, sino para que al quiere guardar?. Para una misa satánica quizá?.

En cuanto a lo del dispensador de Hostias, me parece una burla. Una Sagrada Forma no es un caramelo de pez.

Ramón en http://nocheoscuradelalma.wordpress.com/ dijo...

No sé que me pasa cuando veo este tipo de cosas contra Nuestro Señor, no puedo parar de llorar ahora mismo, tengo hasta arcadas y un nudo en la garganta. perdona Arce, este video no debía haberlo visto, me ha causado mucho dolor. Mis amigos saben como soy con Jesús Sacramentado, soy muy respetuoso, no me gusta ni que se pase delante del sagrario como si ahí estuviera un cajón en la pared con unas galletas. ¿pero si es lo más sagrado del mundo? ES DIOS, ES DIOS, ES DIOS,¿QUE NO ENTENDEMOS? ES DIOS, no puedo parar de llorar, me siento muy mal. lo siento. Soy un gran pecador, pero a Mi Señor no se le trata así, NO, NO, por favor

Terly dijo...

Al comulgar, querido Arcendo, jamás he sido capaz de coger con mis manos la Sagrada Forma, siempre he tenido la idea de que ellas nunca han estado lo suficientemente lipias como para hacerlo. Prefiero, sin lugar a dudas, recibirla de un sacerdote y directamente en mi boca.
Un abrazo, querido amigo.

Ramón en http://nocheoscuradelalma.wordpress.com/ dijo...

Por Dios, se me parte el alma

Sol dijo...

Este aparatito es como algo quirúrgico, ridiculo y señal de los tiempos.
Llegará el dia que comulguemos por bluetooth y habrá una aplicación iphone. ATAQUEMOS A LOS CRISTIANOS QUE SIEMPRE PONEN LA OTRA MEJILLA, ese es el lema.

Mercuzzio dijo...

¡Hola!

Creo que es la primera vez que escribo en tu blog, aunque me paseo de vez en cuando. Enhorabuena por él.

Tengo que decir que me parece espantosa la actitud de este señor. Si no crees, no te acerques a tomar el Cuerpo de Nuestro Señor. Pero por otro lado, la actitud del sacerdote que imparte la comunión me parece deplorable. Las prisas hacen que se trate a Jesús como si fueran las cartas de una baraja. ¿Tanto trabajo cuesta esperar hasta que el fiel se introduzca la Sagrada Forma en la boca?

Como acólito de la Iglesia te comento una "anécdota" que me ocurrió el año pasado y que yo he repetido en la Vigilia Pascual del presente año.

En una misa dominical el sacerdote entrega, en la boca, la Hostia. El comulgante, sin pudor ni asco alguno, al salir de la fila, lo escupe en la palma de la mano y se lo guarda en el bolsillo. Pues bien, el sacerdote, que no es tonto, con rápidez pide disculpas a las personas que quedaban por comulgar. Se acerca a este señor y le pide por favor que saque la Sagrada Forma del bolsillo y se la trague. Que si que no, el sacerdote no se movió hasta que no se la tragó. Imagínate el bochorno que pasó este hombre, bien merecido.

En la Vigilia Pascual, se me acerca un chaval a comulgar. Toma la Forma con las manos y se me va de la fila a enseñársela a su hermano. No me lo pensé, con monaguillo incluido, me puse delante de él en el banco y muy serio le insté a que se la tragara. Sus padres se quedaron de piedra. Yo me morí de vergüenza. He perdido la poca amistad que tenía con esta familia. Los padres no regañaron a su hijo por tal comportamiento y eso que son de misa diaria.

Al final, está el mal uso de la libertad humana. Creemos que todo vale o da igual y no es así. Se nos olvida que ese trocito de pan es una persona y que como a tal hay que tratarla.

Por cierto, no me acurdo donde, la Iglesia insta a que los comulgantes no se vayan de la presencia del sacerdote hasta que no hayan comulgado como está estipulado. El sacerdote debe esperar aunque se "alargue" la misa dos minutos más.

Un abrazo.

PD. Lo de la maquinita es muy antihigiénico y bastante impersonal. A las personas no se las trata así. ¿No crees?

Militos dijo...

Es conmovedor el comentario de Ramón, a mi también me ha hecho llorar.
Y ¡bravo! por Mercuzzio, todos debían hacer lo mismo.

Besiños mañaneros.

Off topic/
Hoy tenemos la Confirmación de Alejandro, hijo de Raquel, con el Cardenal Rouco, estoy emocionada. Porfa, reza un poquito para que este nieto sea un verdadero soldado de Cristo.
Te quiero... Ah, como sigas diciendo piropos a mi hija me voy a poner celosa,jajaja...
Gracias por tu fidelidad

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...