sábado, 8 de enero de 2011

¿POR QUÉ SON CLÁSICOS?

.
El diccionario de la RAE, tiene para la palabra –clásico/a- nada menos que, nueve acepciones (
ver enlace), a mí en este caso y para este comentario, me interesa especialmente el tercer significado:
3. adj. Dicho de un autor o de una obra: Que se tiene por modelo digno de imitación en cualquier arte o ciencia.”
El término, como otras muchas palabras de nuestra rica lengua, viene del latín, y atendiendo a esa antedicha definición, “Classicus” debe tomarse como lo que, sin discusión, pertenece a una clase superior, por lo que se escoge como arquetipo o punto de referencia para imitarlo o reproducirlo.
Así pues, tanto por sus distintos significados como por la versatilidad de los mismos, el vocablo –clásico-, abarca muchos campos tanto del conocimiento como de las actividades humanas; sin embargo, la que quiero destacar en este momento es la referente a las artes y en concreto a la música.
.
En música, aunque ya algunos consideramos clásicos a los Beatles; los que sí son –clásicos- por derecho y merecimiento, universalmente reconocidos son, entre otros...: Bach, Mozart, Beethoven, Mahler… y un largo etcétera de grandes genios.
Sin embargo, muchos consideran el término –clásico- como una rémora, como un castigo, como algo obsoleto…, y yo digo: ¡que disparate!...:
Si los clásicos lo son, y según definición son modelos a imitar, es precisamente porque no pasan en el tiempo, o el tiempo.... no pasa por ellos.
En algunos, en muchos casos…, estamos hablando de personas que vivieron hace mucho tiempo y de músicas que fueron compuestas hace más de quinientos años, y sin embargo hoy…, esa notas siguen –encantando-, seduciendo, estremeciendo, deleitando.
Han pasado muchas generaciones y Vivaldi, sigue tan fresco y vigente que asombra. Beethoven, emociona; Strauss, vivifica y Wagner, por ejemplo, ensancha el alma, como pocos…
Por eso…, repito a voz en grito ¡Los clásicos, lo son… porque no pasan!
.
Entiendo que, en un primer momento y para quien no está habituado, esta música llegue a aburrir; pero solo es falta de conocimiento, porque esto es…, como el agua tónica; en un primer momento –choca-; pero luego, si se es perseverante, va calando y pronto... encontramos nuevos sabores, colores, texturas, tonalidades…., siempre se descubren nuevos secretos que la llegan a hacer… ¡imprescindible!
Todo lo bueno, requiere un mínimo (o un máximo) de esfuerzo, algo de paciencia y mucha constancia, pero el tesoro es tan grande, que siempre merece la pena.
.
La música actual está llena de refritos, de eso que llaman remakes o remix. Hay mucha música enlatada, mucho plagio; muy poca creatividad y gran escasez de sentimientos
En muchos casos, lo que hoy “se pincha”, son ruidos para pasar el rato y aturdir a las masas, ¡sonidos para borregos!; en ningún caso "eso" se puede llamar música…; de ahí que, esas pachangas, “duren” un verano y que los clásicos sean "eternos".
.
La música de los clásicos provoca, enaltece, trasciende y sin embargo, pese a lo que se crea, no es necesario ser un sabio para sentirla. Decía Manuel de Falla que, es un funesto error, decir que hay que comprender la música para gozar de ella. “La música no se hace, ni debe jamás hacerse para que se comprenda, sino para que se sienta
La música, la gran música va directa al alma. Por eso no es bonita, ni… pegadiza o resultona; si en algo el término –SUBLIME- está bien empleado es aplicándolo a las grandes obras de estos admirables autores clásicos.
.
Pues bien, ya que el otro día, el gran ANGELO desde su blog, nos deleitaba con una lista, con una selección de buenos libros (
Ver enlace); hoy me atrevo yo, a dar mi top 20 de música clásica. (no incluida la Opera; otra vez será querido Ramón)
Como siempre pasa con estas cosas, no están todas las piezas que me gustan, pero si que me gustan todas los que están. La intención es daros una pequeña muestra para compartir con vosotros, lo mucho que me hacen VIVIR... todos estos maestros del sentimiento.
Una cosa más... la numeración, es aleatoria y nada tiene que ver con las preferencias. Ahí va la lista:
.
1. Tomaso Albinoni –Adagio en Sol Menor. Muy conocida, y muy sentimental.
2. Johann PachelbelCanon en Re. Idem que la anterior.
3. Ludwig van Beethoven –Sinfonía No. 6. Todas las sinfonías de Beethoven merecen estar aquí, pero esta me gusta especialmente.
4. Tercer movimiento Sinfonía Nº 9 de Ludwig Van Beethoven. Adagio Cantabile. Este pasaje, últimamente es mi referencia, mi preferido, no dejo de escucharlo, cada vez que lo oigo, lloro y lloro mucho… ¿Alegria?, ¿Pena?... no sabría que decir… ¡Así es la música, así es Beethoven)
5. Johann Sebastian Bach –Jesus Bleibet Meine Freude (BWV 147). Una de sus cantatas más conocidas, si no la más.
6. Samuel Osborne Barber –Adagio para cuerdas. Esta obra no sé de que época es pero te pone los pelos de punta.
7. Antonio Vivaldi –Las Cuatro Estaciones. Siempre nueva.
8. J. Sebastian Bach –Orchestersuite N.3 (BWV 1068)–Air. Otra genial obra del mejor Bach.
9. Charles Gounod –Ave Maria. Probablemente es uno de los más conocidos.
10. Jean Sibelius –Vals Triste (Op. 44). Obra cortita, pero muy intensa. Provoca sentimientos variados.
11. Wolfgang Amadeus Mozart –Requiem (K. 626). Imprescindible.
12. George Gershwin –Rhapsody In Blue. Concierto para piano y orquesta algo atípico, con sabor a Jazz.
13. Frédéric Chopin –Nocturnos. Lo mejor que se ha escrito para piano (solo es mi opinión).
14. Johann Strauss, Jr. –El Danubio Azul (Op. 314). El Vals por antonomasia, Y seguramente el clásico que quedará en las bodas, ya que Pajín nos quitó los puros.
15. Eric Satie –Gymnopedia1. Nombre rarísimo, sin embargo tema muy bonito y reconocible.
16. Joaquín Rodrigo. Concierto De Aranjuez. El concierto para guitarra más conocido del mundo. Sobra decir que es una preciosidad.
17. Nikolai Rimsky-Korsakov –Scheherazade. Me encanta.
18. Georg Friederich Häendel –Messiah (HWV 56) Ineludible en Navidad.
19. Edvard Grieg –Peer Gynt Suite N.1 (Op. 46) Una composición llena de sentimientos muy bien… narrada.
Y 20.- Gustav Holst –Los Planetas (Op. 32) Obra con 7 movimientos, cada uno representa un planeta del Sistema Solar. El mejor Marte.
..
* * *
.
Ahora, aquí…., para rematar la faena, como DIOS manda... SEIS escogidos, entre las piezas menos -conocidas- de esa anterior selección, de la cual, TODOS SON RECOMENDABLES.
.

Esta chopiniana, va con dedicatoria para tocar el sentimiento, y llenar de luz el alma de alguien muy querido.

Y la última, como ya avisé, es actualmente mi referente; la que más escucho, la que más me mueve.

Pertenece a la Sinfonia más conocida de todas, pero probablemente este movimiento es el que más pasa... desapercibido y no sé por qué. Es para mí..., una de las músicas más preciosas, sublimes y sentimentales que se han escrito. Es una de las páginas más brillantes de la historia de la música.

Se trata del Adagio Cantabile incluido en la coral -compuesta- por el genio del gran Beethoven. La versión que más me gusta es la de Leonard Bernstein, pero este pasaje no está en Youtube, por lo que hemos de conformarnos con la interpretación del maestro Mariss Jansons, que tampoco está nada mal. El concierto tuvo lugar en el Aula Paolo VI del Vaticano en el año 2007. Nuestro querido Papa Benedicto, gran melómano, fue el testigo de honor.

* * *

Ahora..., una propina. Este trailer pertenece a la película "Copying Beethoven", que recoge los últimos años de la vida del artista alemán. Este fragmento contiene un momento que me cautivó desde que lo ví y que posiblemente haya sido el origen y motivo de todo este post. Dice así:
"Las vibraciones en el aire son el aliento divino hablando con alma de hombre. La música es el lenguaje de Dios. Los músicos estamos tan cerca de Dios como es capaz de estarlo un hombre. Oímos su voz. Leemos sus labios. Damos a luz a los hijos de Dios para su alabanza. Eso es lo que somos los músicos, Anna. Y si no somos eso no somos nada"

* * * * *

11 comentarios:

gosspi dijo...

Hola Arcen!!Siempre disfrutando en tu casa cuando entro en ella.....soy clasica hasta la médula y Chopin me encanta interpretarlo al piano...Cucnato me haces disfrutar, Gracias.

Alter ego dijo...

Menudo recital.... a mi hijo le hice la colección de música clasica de la vanguardia y el periodico.Te lo recomiendo si alguna vez vuelve a salir los domingos.
Saludos.

LAHDDEC dijo...

Estupendo post Arcendo, somos muchos enamorados de la música, a mi tambien me emociona mucho, la frase que dice en la pelicula Beethoven es magistral, es asi la Belleza sioempre te lleva al Creador, gracias es un gusto pasarse por aqui.
un abrazo

Angelo dijo...

Me encantan tus tops de lo que sea, porque siempre nos pones lo mejorcito.Por supuesto que donde esté el original que se quite cualquier imitación. Contigo el arte adquiere una visión muy atrayente.
Un abrazo

Militos dijo...

La peli de Beethoven la sigo viendo a menudo y ees párrafo lo tengo copiado en un cuaderno, es toda una revelación de su alma.

La elección, escrita y en video, es también una revelación del alma de alguien a quien quiero mucho.
Gracias porque me ayudas a recuperarme.
Besiños mejorados

Claudio dijo...

Gracias Arcendo. «... La música es el lenguaje de Dios...» Belleza.
Un fuerte abrazo

Kara dijo...

Strauss, Strauss...como me gusta esa familia...Un abrazo ¡¡¡

Bruce dijo...

SUBLIME!!!

Aunque lamentablemente yo soy más megalómano que melómano.

Es curioso porque llevama unos días rondándome en la cabeza la idea de lo que supone la música para mí, si era algo que me alejaba o me acercaba a Dios.
Pensaba por una parte "quizás el demonio se valga de ella para tenerme entretenido, en el mal sentido de la palabra en vez de rezar..." o "quizás por el contrario son escrúpulos y es una bendición de Dios...".

Me hice las siguientes preguntas:
¿La música me acerca o aleja de Dios? ¿me consuela o me violenta? ¿me siento mejor con los demás después de escuchar música o por el contrio me enfrenta a mi prójimo?...

La respuesta a la que llegué esta misma tarde era rotundamente positiva, y llequé a la conclusión de que Dios me había dado gusto por la música así como encontrar justo la que me iba a gustar para uso y disfrute de la misma, por puro regalo para hacerme feliz.

No creo que sea casual que la primera canción que pude escuchar del Boss, no la primera vez que escuché su música, pero sí la primera en directo en un concieto suyo se titule:

"My Love Will Not Let You Down" y la escuchaba mientras llegaba a esa conclusión.

Es como si Dios me dijera:

" Efectivamente la música te la dí a conocer para hacerte feliz, y además como dice el título de esta canción que ahora escuchas MI AMOR NO TE DEFRAUDARÁ "

Efectivamente es yo diría no que la música es el lenguaje de Dios, pero sí uno de ellos.

motorromero dijo...

Gracias Arcen. Disfruté con este post y con el anterior.
Un abrazo.

Miriam dijo...

Gracias¡¡¡
Me encanta la música, aunque no se mucho Por eso me va a ir genial la lista. Para ir directamente a lo más exquisito
Mogollón de gracias

Militos dijo...

Querido Lohengrin: Gracias por la luz que siempre dejas en mi alma, con Chopin o sin él.

BESIÑOS DIURNOS

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...