martes, 3 de mayo de 2011

DES-ODIAR + PERDONAR= ¡AMAR!

.
Hoy tendrá lugar, por fin, el último de los llamados clásicos. Hoy se enfrentan (nunca mejor dicho) por última vez, esta temporada el Real Madrid y el Barcelona.
Aquí en Madrid, dicen los medios, que hoy es el partido de la épica, de la remontada, la hora de la verdad…, y otras tantas tonterías más.
Estoy seguro que en la, antes llamada, Ciudad Condal, se repiten las mismas soflamas amarillistas en todos sus diarios deportivos.
¡Esto es la guerra!, que diría Groucho Marx, puro en ristre.
Pues eso…, que esta es la guerra y que esta…, no tiene gracia alguna. Yo soy madridista, como vulgarmente se dice, hasta las cachas, pero esta noche, no lo voy a ver.
Todo lo que ha pasado, ha ido enturbiando el ambiente de una manera insoportable, y esto, estoy convencido, va más allá del deporte, ¡es pura política!, pero de la peor, la de la ofensa, la del odio irracional; y además…., es peligrosa, porque si te acercas, te contagia.
.
No quiero, no puedo y no me da la gana, echar las culpas a nadie en concreto, ni personas, ni instituciones, de todo lo que ha rodeado a este partido; entre todos la mataron y ella sola se murió. Pero todo el cúmulo de acusaciones, de mentiras, de ofensas, de denuncias, de enfados, de agresiones, ¡de violencia, verbal o no!…., me hacen decir con sinceridad, que me da lo mismo quien gane, como dijo alguien, a mi, me daría vergüenza ganar así.
Si esto es "fair play", que venga DIOS y lo vea… ¡Hasta la Uefa, y que no decir la UNICEF…, están en el ajo!, que ejemplo para la infancia, ... esto es simplemente vergonzoso, se mire por donde se mire. Estoy…, simplemente indignado por este espectáculo lamentabilísimo.
.
Sin embargo, creo que lo que está pasando, desgraciadamente no solo es achacable a nuestra sufrida “piel de toro”. Pienso que todo esto que está pasando en nuestro fútbol es fiel reflejo de lo que pasa en el mundo. Hay mucha intransigencia, muy poca tolerancia, nada de educación, y mucho, demasiado odio, contenido o no.
Lo vimos ayer en la noticia que ayer impactó al mundo, la muerte de Bin Laden.
Aquí en Occidente, la respuesta fue casi unánime…, Alegría, una desbordante alegría que todos los medios se apresuraron a airear.
Siento una vez más ser disidente con mis contemporáneos y la mayoría de mis compatriotas… ¡yo no me alegro! No es que me guste ir siempre contracorriente, pero he de ser sincero.

No puedo aceptar, ningún argumento a favor de la muerte (ejecución, aborto u asesinato, etc.) de nadie; ni si quiera de este presunto monstruo de la Yihad. No me vale, que se me diga que con su desaparición se evitan muchas más muertes…; ese es un recurso fácil, que posiblemente no justificaría nunca, una posterior venganza letal de los contrarios. No me vale, que me comparen a este personaje, con una alimaña, una cucaracha, o cualquier otra bestia…, ¡no es comparable!., se mire como se mire…, ¡es, fue, un ser humano!; y sobretodo no puedo, ni aceptar, ni comprender…., que todas esas “excusas” baratas, me las esté dando alguien que dice creer en DIOS.
.
No entiendo a esos fanáticos musulmanes, que hablan de la guerra santa y de matar al infiel; y tampoco puedo entender que un cristiano, se ponga del lado de los que se alegran de una muerte humana. No somos quienes para disponer de la vida de nadie.
Si nos alegramos, estamos a la altura de los peores, incluso de aquellos que jaleaban la muerte de los cristianos en el circo romano.
Nada que un hombre haga lo envilece más que el permitirse caer tan bajo como para odiar a alguien” Martin Luther King.

Claro que habrá que castigar a los culpables de un crimen, naturalmente la sociedad ha de tomar las máximas precauciones para defenderse contra los elementos más peligrosos, evitando que deambulen libremente y perpetren sus tropelías; la muerte, en el plano personal y como legítima defensa, es el último recurso; pero no se la puede institucionalizar, no se la debe NUNCA jalear.
La alegría de ayer por la muerte de ese HOMBRE nos indica, por donde va esta sociedad, y nos explica, en parte, el por qué del absurdo y feroz enfrentamiento, a cara de perro, entre dos equipos españoles, que deberían ser ejemplo del deporte mundial, no de esos odiosos comportamientos.
.
Como siempre, a pesar de todo, quiero terminar de forma optimista, positiva, buscando soluciones.
¡Qué necios somos y que sabio es DIOS, que nos manda perdonar al enemigo! Todo empieza por ahí.
Los humanos creemos que perdonar a nuestros "enemigos" es un acto de generosidad. Pues, más bien es lo contrario. Perdonar es casi, una actitud egoísta, porque es absolutamente decisiva para nuestra salud física y mental.
Eso es lo que le falta al mundo…, capacidad de perdón, la primera premisa, para no volverse locos y empezar a convivir.
Pidamos pues, al nuevo beato, a Juan Pablo II, maestro de tantas cosas y del perdón también, ayuda para aprender a perdonar sincera y decididamente en vez, de buscar siempre el camino de la crispación. Que él interceda por nosotros, AMEN.
.
.
Habéis oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo. Yo, en cambio, os digo: Amad a vuestros enemigos y rezad por los que os persiguen. Así seréis hijos de vuestro padre que está en el cielo, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y manda la lluvia sobre justos e injustos. Porque si amáis a los que os aman, ¿qué premio tendréis? ¿No hacen eso mismo también los publicanos? Y si no saludáis más que a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de particular? ¿No hacen eso mismo también los gentiles?(5, 43-47).
 
.
*   *   *   *   *

12 comentarios:

Militos dijo...

En parte, disiento, ni me alegro ni me apena la muerte del mayor terrorista del mundo, pero no lo mataron, si es que en verdad está muerto, impunemente, sino que fue una acción de guerra, él tenía su protección, sus escoltas, su protección... ¿Crees que no hubo enfrentamiento? si se hubiese entregado no le habrían matado, digo yo... Rezo por él, pero mucho tendrá que purgar.
Lo del futbol es otra cuestión, estoy contigo en todo , pero que ¡gane el Madrid!

Recibí tu correo, esta noche te contesto en Madrid.

BESIÑOS SEMI DISIDENTES

LAH dijo...

Pues solo decirte que estoy completamente de acuerdo contigo, yo tampoco me alegro de la muerte de Bin Laden, ni del jaleo que hay entre los dos mejores equipos del mundo. un abrazo

COOPERATRICES PARROQUIALES DE CRISTO REY dijo...

Me uno a ti en la indignación y en la oración para que los cristianos seamos sal y podamos transformar esta sociedad que tanto axfixia. Estemos seguros que nuestro querido nuevo Beato nos va a ayudar

Bruce dijo...

Te entiendo Arcen. Lo que pasa entre Madri y Barcelona es vergonzoso. Quizás mi opinión sea todo menos objetiva porque yo también soy madridista, pero he visto más ruindad en el Barcelona, pero quizás solo me lo parezca a mí.

Tengo fe no obstante en los milagros, he tenido la suerte de ver varios, hablo del posible resultado.

En cuanto a la pena de muerte mi postura es absolutamente coincidente con el Magisterio de la Iglesia como no podía ser de otra manera si se quiere ser coherente con la fe que uno profesa.

No todo el mundo sabe que el Catecismo de 1992 ha sufrido modificaciones sutiles pero muy importantes en 1997, en temas tales como:
Homosexualidad,mansturbación...y varios más, entre los que también se encuentran matizaciones y concreciones a la idoneidad o no de la pena de muerte según el caso.

Este enlace los recoge de forma extraordinariamente sencilla:

www.corazones.org/doc/catecismo_ed_tipica.htm

Bruce dijo...

Se me olvidaba.

Hay algo que me parece vomitivo, y es la delicadeza que han tenido los hombres de Obama en respetar los sentimientos musulmanes a la hora de enterrar el cadáver de Bin Laden para no ofender su religión.

Esto refuerza mi teoría de que como dice el dicho "el que no llora no mama" o lo que es lo mismo en versión moderna "el que no hace atentados no es respetado".

En realidad no me parece mal ese respeto, lo que me parece mal es que nos estén molestanto, ridiculizando y en algunos sitios persiguiendo a los católicos, y ni a Obama ni a nadie le importe un carajo, y se trate con tanta delicadeza al morito de turno aunque haya matado 3.000 personas.

Con la cantidad de locos que le da por marar a su mujer, o sus hijos, o su amigo o su padre o su perro...dentro de lo malo entiéndase lo que digo, es una pena que no haya católicos majaras de la cabeza, que les de por abrocharse un cinturón de explosivos y se inmolen en un Mc´Donals, a ver si así nos respetan como a los musulmanes.

Esto último no le hagas mucho caso Arcen, debe ser una tentación del maligno.

Paz, poner la otra mejilla, todos mártires y todos pal cielo directo como está mandao.

FRT dijo...

Arcendo, soy católico, a veces leo tu blog, y tengo que decir que muchas veces no estoy de acuerdo con algunas de tus opiniones, pero esta vez si y escribo para felicitarte.

A veces hay confusión con este tema. Perdonar no es exculpar al criminal, sino no rebajarte a su nivel. Lo que el maligno quiere es que se extienda el odio, y que mejor manera que el "ojo por ojo".

Jesús fue claro. el odio es "matar" con el pensamiento. Tenemos que orar por los enemigos.

Eso no significa que no podamos defendernos según las leyes (por ejemplo hay foros en los que nos insultan de manera brutal a los cristianos, y son perfectamente denunciables) pero siempre sin violencia, ni mental, ni física.

Gracias por permitirme estas líneas en tu espacio.

Gabriel.

Angelo dijo...

Mientras que haya gente celebrando la muerte de una persona, la paz seguirá lejana. Me ha entristecido esa imagen de la gente saliendo a la calle en tono festivo por el asesinato de un ser humano (Dios es el único juez y a Él le toca juzgar) .
Las palabras del portavoz del papa lo deja muy claro: "«Frente a la muerte de un hombre, un cristiano no se alegra jamás, pero reflexiona sobre las graves responsabilidades ante Dios y los hombres".
Un abrazo

Militos dijo...

También hay que entender a los demás, que dos mil quinientas personas muertas en las Torres Gemelas, son demasiadas...
BESIÑOS

FRT dijo...

¿Y quién dice olvidamos a las victimas? Sólo digo que matar a un asesino es ojo por ojo, la ley del talión. No lo digo yo lo dice Jesús en el Evangelio.

Triste me parece el asesinato de las victimas y triste el asesinato del ejecutor.

ROMANOS, 12.17-21 "SIN DEVOLVER A NADIE MAL POR MAL; PROCURANDO EL BIEN ANTE TODOS LOS HOMBRES (...) NO TOMANDO LA JUSTICIA POR NUESTRA CUENTA, QUERIDOS MÍOS,(...) MÍA ES LA VENGANZA DICE EL SEÑOR".

Opinión -cien por cien en sintonía con el Evangelio- del vaticano. Enlace : http://www.youtube.com/watch?v=PyKRzeOch-U&feature=channel_video_title

Militos dijo...

Por cierto, que fueron 3000.
BESIÑOS

Militos dijo...

Yo no digo que se olvide a las víctimas, pero si entiendo su gozo y además el ordenamiento jurídico de los Estados Unidos les permite hacer lo que han hecho. fue una acción de guerra donde también murieron cinco soldados, no se fueron de rositas y no se les puede medir por el mismo rasero que en otros paises donde las leyes son distintas. Lee el Catecismo, por favor, en los puntos que señala Bruce, sobre la condena de muerte.

Una cosa es tomarse la justicia por la mano de cada uno a lo que se hace por el bien común de todos.
También dice Jesús: "No juzguéis y no seréis juzgados."
Cada uno dará cuenta de sus acciones ante Él, hasta de los pensamientos y deseos más ocultos.
Saludos fraternos FTR

Maria del Rayo dijo...

No me gusta el odio, hace daño.
Saludos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...