martes, 27 de septiembre de 2011

¿Arte y ensayo... en estos tiempos? ¡UNA VALIENTE APUESTA!

.
Hace años, antes de la expansión de la red y del consiguiente y obligado reciclaje de las salas de cine; existían dos clases de establecimientos para disfrutar del séptimo arte.
.
Por un lado estaban los cines comerciales y por otro, las llamadas salas de arte y ensayo.
Se llamaron así, a los locales cuya característica principal era proyectar ciertas películas, que, por su aparente complejidad, teóricamente no iban a ser bien acogidas por el gran público.
Normalmente esas películas se exhibían en idioma original, con subtítulos, y circulaban por una red de distribución distinta a la del cine de Hollywood.
Por aquellos cines, pasaron verdaderas obras de arte y los mejores directores:  Fellini, Bergman, Kurosawa, o Truffaut entre otros muchos.
.
El otro día al leer un post de Angelo, referente a esa maravillosa película que lleva por título "El árbol de la vida", no pude evitar acordarme de aquellas míticas salas.
Señalaba Angelo, que muchos no disfrutan nada de esta película; algunos, los más valientes, abandonan la sala antes de la primera media hora; otros... aguantan tristemente hasta el final, en espera de amortizar, de algún modo, el precio de la entrada, que no es barato.
Sin duda ese es un hecho cierto, que además he tenido la oportunidad de constatar este mismo fin de semana con una sobrina mía.
.
Posiblemente este "árbol de la vida" hubiera crecido y echado raíces muy a gusto en aquellas memorables salas de arte y ensayo. Efectivamente creo que este film no es nada comercial. Este "arbol de la vida", en este panorama de cine insulsamente light, se seca. No se trata ya de "ir predispuesto" sino de esforzarse en aprehender; por eso "el árbol de la vida" temo que lamentablemente no es para "mayorías", que ni están habituadas, ni quieren pensar demasiado.
.
Sin embargo este "árbol" está a nivel de las más grandes, de aquella "2001" de Kubrick o de "los cuatrocientos golpes" de Truffaut, que son dos buenos ejemplos que, en mayor o menor medida, me "encuentro" en esta peli.
.
Desde la altura de ese "árbol", gracias a unas poderosísimas imágenes, se nos muestra ante los ojos... ese fabuloso espectáculo que es la vida, y del cual formo parte.
Desde su copa.... contemplamos el universo entero.
Del microcosmos al macrocosmos y viceversa, desde la creación al último día, con todos sus claro-oscuros, en toda su hermosura.
Me gusta cuando todo parece tan distinto y al tiempo tan armónico
Me gusta cuando se mezclan formas y colores...., y dan lugar a nuevas sensaciones que antes no estaban.
¡Él nos hizo a semejanza de su eternidad!
¡¡¡Que inmenso vértigo...., que terrible y maravillosa verdad!!!
.
Aplaudo finalmente, la valentía del director y de la productora por haber hecho una obra tan inusual en estos tiempos, precisamente cuando las crisis de fe, arte y belleza son más patentes.
Y salvo saludarla con entusiasmo y recomendarla con total efusividad, no quiero hablar más. No sería capaz de mejorar a dos de los mejores blogueros de la red, que ya han hablado de ella con mucho más acierto de lo que nunca podría hacerlo este servidor.
.
- "Elentir, contando estrelas". -El árbol de la vida- (ENLACE)
- "Siete en familia".  -Sabiendo lo que se va a ver- (ENLACE)
.
*    *    *
 
.
*    *    *    *    *

6 comentarios:

Maria del Rayo dijo...

No sabía que existian las salas de arte y ensayo.
Arcen todavía no entiendo como tienen publico muchas peliculas que no aportan nada, solo sacan dinero.
En fin cada cabeza es un mundo y hay muchos mundos de cabeza.
Gracias!!
DTB!!

LAH dijo...

Estoy deseando verla! ya me han advertido que algunos se salen de la sala, es una pelicula para reflexionar y maravillarse...yo tambien aplaudo a loa creadores de la misma.
un abrazo Arcendo.

Mento dijo...

Aqui en mi ciudad tenemos mucha suerte, aun existen salas de ensayo, de arte y por supuesto el teatro municipal que hace amenudo las veces. Yo aún no la visto, la tengo en casa descargada, ojala pudiera permitirme el lujo de ir al cine y poder verla. Tengo un abuena pantalla en cas y espero quedarme solo para veral con tranquilidad. pero me gustaria verla en el cine.
la verdad es que he visto el principio y la quité por que vi que era algo para ver solo y relajarse meditando y reflexionando sobre lo que se está viendo.
un beso.

MOMENTOS dijo...

Tengo mucha intriga por ver por que la gente se sale de la sala. Espero poder entenderla. Besos

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola Arcendo, has puesto un buen post, me acuerdo muy bien esas películas, en que frecuentemente iba y claro que te hacían pensar. Pero hoy ¿se piensa ? nunca el pensamiento del hombre ha sido tan vulnerable a quedarse en el vacío.
No conozco la peli del Árbol de la vida, pero seguro que algo nos haría entender de la vida con otros ojos.
Si te digo que el GRAN SILENCIO gustó más al publico de a pie que a algunas religiosas que se durmieron aburridas. Veo que hay de todo.
Gracias y sí cómo puedo conseguir esa película?
Gracias
Con ternura
Sor.Cecilia

Angelo dijo...

No llegué a conocer esas salas. Mi afición por el cine nació años más tarde, con la invasión de las salas comerciales. Imagino que debería ser una gozada para los amantes del buen cine
Hoy tengo pensado volver a ver "el árbol de la vida" la primera me sorprendió y cautivó, hoy quiero saborearla y entrar en ella, en cada frase que se dice. El rechazo de algunos me hace pensar en que en esta sociedad, la contemplación, la belleza y la interiorización de las cosas , están arrinconadas. Nos ofrecen demasiadas cosas light.
Un abrazo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...