martes, 4 de octubre de 2011

Un ACTOR creible, Una persona CREYENTE

.
A los que nos gusta el cine, también nos gusta leer sobre cine. Particularmente leemos críticas y reseñas, pero también leemos libros y solemos estar atentos a las novedades editoriales sobre el séptimo arte.
Hay publicadas muy buenas recopilaciones que recogen las mejores películas de la historia. En mi caso, gracias a la generosidad de un gran amigo, tengo una excelente; esas antologías suelen ser muy subjetivas, pero casi siempre coinciden en señalar las décadas de los 30 a los 60, como origen del éxito del cine, precisamente fue un tiempo que se ha denominado como época dorada del cine.
.
Nombres como... Capra, Hawks o Welles en la dirección; películas como "Ciudadano Kane", "El Halcón maltés" o "Ninotchka", entre otras muchas, sitúan ese momento excepcional del cine.... y lo encumbran , situándolo al mismo nivel del arte.
La dirección estaba a cargo de los mejores y las historias que se contaban eran de una solidez contrastada. "Tener y no tener", pongo por caso, es famosa no solo por su pareja de protagonistas Bogart y Bacall, sino también porque la escribieron, nada menos que... dos futuros ganadores del Premio Nobel de Literatura: Ernest Hemingway y William Faulkner.
.
Por eso muchos historiadores hacen hincapié en que buena parte del éxito de aquellas películas fue por la calidad de sus guiones; sin embargo parte muy importante fue debido igualmente a un elenco inigualable de actores y actrices.
Me acuerdo en este momento de los ya nombrados, Humphrie Bogart y Lauren Bacall, pero también, entre muchos otros, de James Stewart y de Ingrid Bergman, de John Wayne y de Maureen O´hara, de Gregory Peck y de Audrey Hepburn, y por supuesto de la otra Hepburn, de Kate y de su inseparable.... Spencer Tracy, uno de mis actores preferidos.
.
Tracy, para mí fue... uno de los mejores, de los más creíbles, porque dotaba a todos sus personajes de una naturalidad inigualable.
Fue un actor que tocó todos los palos, es memorable su papel de Spencer Jekyll contra Tracy Hyde;  pero quizás destacó más en comedia, de estas subrayo "La costilla de Adán" en el que tanto él, como "su" Katherine, están genialmente divertidísimos y también... "El Padre de la novia" que fue un trabajo (con secuelas) que hizo con Liz Taylor, en el que... Tracy brilló con fuerza, arrebatando pantalla al resto de sus compañeros.
.
Sin embargo..., lo que hoy quiero destacar aquí es... su condición de católico convencido. Y esto es (volviendo al principio) porque, este otoño se va a publicar una nueva biografía del actor..., que se centra precisamente en ese aspecto.
Tracy siempre fue una persona de convicciones católicas, y no se divorció nunca de su mujer a pesar de que tuvo romances con varias estrellas del Hollywood de su tiempo, en especial con Katherine Hepburn, de quien estuvo totalmente enamorado y con quien formó una de las parejas más célebres de la historia, dentro y fuera del cine.
.
Tracy fue un actor con una capacidad extra para "llegar" fácilmente a los espectadores, por la la gran afabilidad que desprendía su persona. Por eso mismo es difícil.... como a James Stewart, situarles en papeles de "malo". Y en realidad Tracy fue muchas cosas y no todas muy recomendables.
Su adicción al alcohol influyó notablemente en sus relaciones con la Fox, sus infidelidades conyugales fueron notorias...., pero creo que ante todo, Tracy para su descargo, fue un hombre en continua búsqueda, que no renegó de sus creencias, ni nunca renunció a esa lucha.
.
El actor, tenía tan elevado concepto del sacerdocio católico que fue muy reticente a interpretar ese papel. Y, sin embargo, lo hizo varias veces, con una gran soltura.
Hizo dos veces de padre Flanagan, fundador de "La Ciudad de los Muchachos" y posteriormente volvió a vestirse de cura para "El diablo a las cuatro".
.
En la vida real, tal y como cuenta el libro antes mencionado, en 1966, Spencer Tracy visitó a un misionero, el padre Eugene Kennedy.
Tracy ya padecía la enfermedad que le llevó a la muerte, y efectivamente buscaba ayuda espiritual para su torturada conciencia. Según recuerda el misionero, Tracy abrazó una imagen de la Virgen que había encontrado en Chamonix (Francia), y le dijo con devoción infantil: ”Esto sí lo amo verdaderamente. ¡Es algo tan sencillo!”
Más tarde abrió su corazón al padre Kennedy: “¿Sabe? Hubo un tiempo en que quise ser sacerdote. Creo que todo chico católico lo ha pensado alguna vez. Aunque no sé qué pensarán ahora, con todos los cambios que está habiendo. Juan XXIII es el tipo de Papa que me gusta, pero, con esto del Vaticano II, no creo que los curas crean ya en el pecado ni escuchen confesiones“.
Y, con un punto de humor que era también una forma de petición del sacramento, se volvió a su interlocutor para preguntarle: "¿Usted recuerda todavía cómo se hace?"
.
Hay películas que no se suelen recordar como las mejores, sin embargo lo son y además encierran historias que las hacen todavía más grandes. Es el caso de "Adivina quién viene a cenar esta noche", precisamente la última película de Spencer Tracy.
Él estaba ya enfermo, (probablemente fue la misma época en la que también ocurrió el suceso con el padre Kennedy que antes hemos contado), de hecho Tracy murió apenas unas semanas después de finalizado el rodaje.
Ella -Kate-, nunca pudo ver la película. Dolía demasiado. En mi caso, no importa cuántas veces la he visto, siempre termino con la lágrima puesta.
La emoción en la voz de Spencer Tracy es real. Y las lágrimas de Katharine Hepburn son reales. No creo que haya otra mirada como esta en ninguna otra película…, porque son absolutamente reales, no hay actuación, no hay fingimiento alguno...., como fue, a pesar de sus claro-oscuros, la vida de este gran actor, que tantas cosas buenas nos aportó.
.
Para finalizar, me quiero quedar con la escena más memorable de esa misma película..., porque me parece toda una confesión.
A Tracy acaban de reprocharle que solo es un viejo que no recuerda lo que es amar a una mujer. Y su personaje -precisamente- adúltero, alcohólico, complejo- se defiende: “No hay nada que su hijo sienta por mi hija que yo no haya sentido por Cristina. ¿Viejo? Sí. ¿Acabado? Desde luego. Pero los recuerdos siguen vivos. Claros, intactos, indestructibles. Creo que ellos se equivocan al darle tanta importancia a lo que nosotros pensemos. Porque al final, lo único que importa es lo que ellos sientan. Y cuánto sientan el uno por el otro. Y si es la mitad de los lo que nosotros sentimos, es suficiente”.
Emocionante, ¿verdad?; juzguen ustedes mismos, después de ver el vídeo que hoy les traigo.
.
 
.
*    *    *    *    *

5 comentarios:

Angelo dijo...

Me alegra que le hayas hecho este homenaje a uno de mis preferidos. Totalmente de acuerdo en todo lo que has escrito tan magistralmente sobre él. Un abrazo

LAH dijo...

Es uno de mis preferidos Arcendo, y sus peliculas me encantan. un abrazo

Gran Visigoda dijo...

Siempre me gusto, conocía casi todo lo que narras , entre las cosas que no sabía era que ya estaba tan enfermo cuando rodo "Adivina quien viene esta noche", he visto la pelicula varias veces, pero hoy, esta escena la he mirado con ojos nuevos.
Un abrazo.

Militos dijo...

Vaya veo que somos muchos los que admiramos a Spencer. Era genial, ni alto, ni tipazo, ni bellezón, pero qué hombre y qué actor. Encarnó personajes tan dispares y todos convincentes. Es una pena que su vida no fuera tan ejemplar como católico, pero lo que cuentas de la Virgen es esperanzador.

Al final son muchos los que se salvan por ese amor a María, es una bendición cómo la Madre tira de sus hijos para que estén a su lado en la vida eterna.

Me entretendría más contigo, pero Paula ya está pidiendo su biberon de la medianoche.

BESIÑOS DESDE VICÁLVARO.

Hoy Tamara está peor porque el cirujano la estuvo enredando mucho en el maxilar, pero todo sigue su curso normal.

gosspi dijo...

Encantador este actor...leno de ternura y que derramaba amabilidad incluso cuando de enfadaba, que cosas. Me encantan sus peliculas y cuando en casa se enfada le cantamos el Ay mi pescadito deja de llorar.....de aquellos intrepidos capitanes.....
Sabes que mi madre tenia un parecido con la Catherine....y ella estaba orgullosa del parecido, pues tenia maneras de comportarse muy parecidas....otra persona encantadora para mi, claro ...mi madre.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...