jueves, 7 de junio de 2012

MILAGROS


.
Para nosotros las oraciones no son nunca, un conjunto de palabras huecas, que repetimos rutinariamente, sin pensar, sin darles sentido, sin aplicarlas a una intención determinada.
La oración bien rezada es sentimiento, es meditación, es diálogo.
Lo mismo debe ser cuando acudimos al Evangelio. El texto Sagrado no es tampoco cualquier libro. Su lectura también es oración...., y la oración es necesaria.

Tal vez, solo cuando andamos sobrados de soberbia o cegados por una desesperación, que no es cristiana, podemos pensar que rezar no sirve de nada. Que no estamos hablando con nadie, que todo esto solo es una invención, un deseo...., pero que no es real.
Muchos no saben de los frutos de la oración. Algunos porque siempre han rezado sin creer que "la fe mueve montañas"; y otros porque aún habiéndolos obtenido, no lo han sabido ver nunca
Pero... a poco que encauzamos nuestras nuestras tristezas y frustraciones, por el camino de la humildad, es cuando empezamos a oír la VOZ del PADRE, que nos habla, incluso aún cuando no lo hemos buscado. ¡Es Él, el que se apresura a nuestro encuentro!, el que tiende su Mano, el que provoca la amistad.

Sin embargo, los que ya cumplimos algunos años, sabemos por pura vivencia, como de ladino puede ser el mal, metiéndose en nosotros a través del sufrimiento. Aprovecha cualquier resquicio para apartarnos de la luz; basta un fracaso o una enfermedad, para minarnos, para dejarnos abatidos, para quitarnos la esperanza.
Y es precisamente en ese momento, cuando no nos sale, cuando no tenemos ganas de rezar, cuando empezamos a dudar de todo; cuando la oración vale más.
Si -por casualidad o por necesidad- se nos escapa un simple Padrenuestro, rápidamente empezaremos a notar sus efectos. La oración, -esa que hace unos segundos tanto nos costaba-, cada vez se hace.. más fácil, más intensa y desde luego mucho más eficaz. Es ahí, cuando ¡Dios, se hace notar más que nunca!, Él sabe de cruces.

Ultimamente he hablado mucho sobre este particular. Entre mis allegados hay quienes niegan la eficacia de la oración y se resisten a cualquier atisbo de milagro.
Y hay quien admite la oración como vía de consuelo o... de escape, pero acaba dudando de la existencia de los milagros que no sean los puramente espirituales. No creen que, en nuestros días, sea posible una intervención directa de DIOS que sea capaz de alterar las leyes físicas...

Hoy me siento a pensar en la realidad del "Pedid y se os dará"; y me asombro de su realidad. Aún si me faltaran todos esos casos cercanos y cotidianos que conozco, muchos de ellos gracias a mi amigo Bruce a través del correo; no hablo de oídas.
Podría contar historias ajenas, pero la mía esta tan plagada de "toques" de la mano divina, que me bastan "mis cosas" para decir, que DIOS actúa. Actúa si le dejamos y actúa también si se lo pedimos a través de la oración.
Sus caricias no siempre son suaves, ni son cuando nosotros queremos, pero siempre son a nuestro favor y siempre ocurren en el momento exacto que deben ocurrir.

Así que en todo caso y circunstancia, creo en los milagros de la oración. Creo en el milagro del despertar y del vivir. Creo en el milagro de la conversión y la perseverancia. Y creo también en cualquier milagro, con el que se manifiesta el AMOR de aquel que TODO LO PUEDE.

Hoy pensando en un querido bicho, me ha dado por  pensar que todo es posible. Todo lo que sea para nuestro bien, todo lo que nos favorezca, todo lo que DIOS -que es Padre-, desea para cada uno de nosotros. ¡TODO ES POSIBLE!
Hoy rezando me han venido dos poderosos pensamientos, que quiero dejar aquí:

- El primero es la evocación de la imagen de Nuestro Señor, subido en la barca zozobrante, ¡dominando la tempestad!
- El otro, es el recuerdo del Segundo de los misterios gozosos. Me emociona cuando San Juan se mueve en el interior de su madre Isabel, cuando siente la presencia de DIOS en el vientre de su joven tía.
Dejo esas dos pinceladas, para la meditación más íntima y personal de mis lectores, con una intención única en este post, que el sufrimiento nunca no se apodere de la mejor de nuestras esperanzas

Virgen gloriosa y bendita, Madre del dolor y causa de nuestra Alegría, Ruega a DIOS por nosotros. Amén.

*    *    *    *    *

5 comentarios:

Militos dijo...

Vaya dos imágenes del Evangelio has elegido, las dos tienen toda la fuerza de la fe y el amor.
Cuántas veces parece que Jesús está dormido y no nos damos cuenta que somos nosotros quienes a fuerza de no tenerle en cuenta, le adormilamos en nuestra alma y aun así, siempre nos calma cualquier tempestad...

Y esa escena de San Juan siempre me emocionó, fue el primero en descubrir la divinidad de Jesús. Es muy tierno como lo has expresado.

Creo y siempre he creído en los milagros, no en vano tengo uno conviviendo conmigo desde hace diecinueve años. Hoy hemos pasado un sustillo, pero al final todo salió bien. Acabamos de llegar del hospital y el chispazo sin novedad, tiene que seguir un mes de control como prevención, pero muy bien.

Muchas gracias por tus oraciones que siempre llegan al corazón de Nuestra Madre y al mío para agradecerte tanto detalle.

Este post es todo un acicate para orar sin descanso, unos por otros, por todo el mundo sin parar hasta que todos tengan la dicha que nosotros tenemos.

BESIÑOS MUY FELICES porque todo ha ido bien y porque siempre puedo contar con mi Cirineo.

ARCENDO dijo...

Incluso ese proyecto humano, en el vientre de María, era capaz de mover interiores.... ¡ES DIOS!, y nos ama..., es DIOS y lo puede, es DIOS y lo quiere..
Con sus tiempos y su sabiduría, cuando EL quiera, aceptamos su voluntad, lo que nos mande, incondicionalmente, docilmente, filialmente.
Querida Mili, siempre contigo.
BESIÑOS DE ALEGRÍA POR EL DIA DE HOY, los pasados y LOS ESPERANZADORES VENIDEROS

gosspi dijo...

Que hariamos sin la oracion Arcen.....esta noche te tengo en la Adoracion....en una Noche toda ella iluminada y llena de Gracias.....es la Paz que necesita mi alma para Vivir...y Vaya si existen los Milagros a tyravés de ella....Madre mia!!! si yo te contará......

Br dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Br dijo...

(Corregido)

Precioso Arcen, peazo post!

Gracias por mencionarme. Decía el deista Albert Einstein, que hay dos formas de ver la vida: que todo es un milagro, o que nada es un milagro. En lo ordinario, y lo cotidiano hay muchos milagros, y de eso S. Josemaría sabe mucho y nos los enseña a todos los que lo queremos comprobar continumente, pero eso que dices de que hay muchos creyentes que se niegan a creer en la intervención directa de Dios en nuestra vida es cierto,no pueden creer que Dios interviene violando las leyes de la naturaleza que el mismo creó, ciertamente tienen muy poca fe,y ciertamente es porque no se han encontrado con Dios vivo, no han tenido una experiencia personal con ÉL. Qué pena!.

Mi consejo, pedírselo directmente, Señor yo quiero conocer que estás vivo, quiero que te manifiestes vivo ante mí, quiero tratarte directamente en mi vida.

¿Puede alguien por favor ser tan amable de explicarme por qué soy capaz de escribir estas líneas sin estar ciego después de haber mirado por horas al Sol directamente sin ningún tipo de protección viendo el milagro del Sol en Medjugorje y otros lugares?

Solo por poner un ejemplo. Tengo cientos! solo míos, de otras personas miles y miles.

Sabes Arcen, San Josemaría tiene un "defecto" y es que siendo el santo de lo ordinario, está siempre haciendo cosas extraordinarias. Es un buen santo por el que pedir intercesión para amar en lo ordinario y vivirlo extraordinariamente, pero... como digo la verdad es que luego hay mucho de extraordinario.

Jesús a Santa Faustina:

"...PIDE, PIDE MUCHO, ME PONEN TRISTES LAS ALMAS QUE PIDEN POCO..."

Tómale la palabra Arcen, y vas a flipar!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...