martes, 3 de julio de 2012

ESPÍRITU GUERRERO



Cada vez estoy más convencido de que esta, es una sociedad en el que triunfa lo efímero, y eso es pura contradicción. La facilidad con la que accedemos a las noticias, gracias a los nuevos medios, es una de las causas.
Internet y las redes sociales, hacen que vivamos al segundo. En seguida, lo que hace un minuto era novedad deja de serlo. Las noticias se superponen, se relevan, se anulan unas a otras.... ¡Nada permanece demasiado tiempo!

Pasa con todo. Todavía me acuerdo cuando en los cines de la Gran Vía de Madrid, colgaban carteles para indicar las semanas, ¡o meses!, que duraban las películas en cartel.... Eso ya es impensable. Las películas pronto pasan de moda, los libros lo mismo y ¿qué no decir de la música?

Lo peor de este fenómeno, en el que nada se conserva, es la sensación de que no dura nada, porque nada tiene valor para perdurar, y también da la triste impresión de que, quizás no hemos enseñado a las nuevas generaciones a apreciar lo que nunca debió caducar.
Las tradiciones son parte fundamental del ser de una persona o de una sociedad. También lo es el acervo cultural. Sin embargo, estos son VALORES que hoy, quizás de forma inconsciente, estamos despreciando alegremente.

Me llama la atención también, como se abandonan y se arrinconan frases y vocablos que en otros tiempos movieron pueblos enteros. Viendo estos días el manido, y manipulado slogan de "la roja", -tristemente aceptado ya masivamente-, me acordaba como en otros tiempos la selección española era "LA FURIA ESPAÑOLA"...
Pero ahora, es como si, todos esos apelativos "guerreros" parecieran demasiado.... belicistas (?)  ¡Que curioso es esto!, y que significativo..., precisamente creo que una de las causas de la deriva que llevamos, es la pérdida de los valores combativos, y también abarca al lenguaje.
Incluso en algún momento, también los creyentes jugamos a ese juego, del desuso de las palabras y las formas, que tienen para nosotros significados tan importantes y tan valiosos, a veces incluso sagrados.

Ahora en la Iglesia, afortunadamente se habla de nuevo de EVANGELIZACIÓN, que es como recuperar parte de nuestro pasado. Sin embargo, a mí me gustaría ir a más, me parece también muy necesario, eliminar clichés, desprenderse de prejuicios y recuperar EL ESPÍRITU DE LA CRUZADA.
Lejos de cualquier connotación histórica más reciente, habría que reivindicar este hecho y ponerlo hoy en práctica.
Las Cruzadas no están atadas a un momento histórico determinado, ni a un solo Papa, sino a una sucesión ininterrumpida de papas. De tal modo que la Iglesia no puede abandonar el espíritu de la Cruzada porque no puede negar ni la tradición, ni su historia, ni su doctrina.

Intentar mover la iglesia dentro de los parámetros pseudo pacifistas de este mundo es absurdo. La lucha de los cristianos, incluye la posibilidad de la auto-defensa, la guerra justa, e incluso la guerra santa y eso pertenece a la más pura tradición católica. Sin embargo nuestra lucha es ante todo y sobretodo una actitud espiritual. El relativismo imperante, precisamente, intenta diluir aquel espíritu combativo tan propio del cristiano.

Encíclicas como "Veritatis splendor" o "Evangelium Vitae", definen perfectamente el relativismo y sus consecuencias..., es decir, la terrible confusión que estamos viviendo:
"confusión entre el bien y el mal, lo que hace imposible construir y conservar el orden moral de los individuos y las comunidades" (SV 93)
Por eso, la batalla contra el relativismo que nos proponen, sobretodo los últimos Papas, Juan Pablo II y Benedicto XVI,  es una batalla a favor de nuestras raíces, en defensa de nuestra propia MEMORÍA HISTÓRICA.

Creo que, precisamente de esa frase escogida de la Encíclica, las dos palabras claves, regeneradoras son CONSTRUIR Y CONSERVAR.
¿Por qué está hoy, tan mal visto, ser conservador?.... Conservadurismo no es inmovilismo, es conservar lo que vale, lo que funciona, lo que perdura, lo que sirve, sobre lo que puedes crecer...
Por todo eso..., a mí me gustaría conservar y no perder, sobretodo el ESPÍRITU DE GUERRERO, de todos aquellos antiguos caballeros cristianos, que en el mundo fueron... ¡y no todos vivieron en la Edad medía, ni todos fueron hombres!:
"Siento en mí la vocación de guerrero, sacerdote, apóstol, médico, mártir, en fin, siento la necesidad, el deseo de realizar por ti, Jesús, todos los actos más heroicos. Siento en mi alma el valor de un cruzado, de un zuavo papal: quiero morir en un campo de batalla para defender a la Iglesia...." (Así de clarito, escribió Santa Teresita de Lisieux en su "Historia de un alma").

¡AHÍ QUEDA ESO!

*    *    *    *    *

12 comentarios:

Militos dijo...

Claro que no todos los querreros audaces fueron hombres, empezando por Santa Teresita, maravillosa la frase escogida, Santa Juana de Arco, Santa Catalina de siena, isabel la Católica y etc,etc...
Este si es un post de auténtica FURIA ESPAÑOLA, ME ENCANTA. Es lo que necesitamos hoy como españoles y sobre todo como cristianos, la paz es un valor universal y cristiano, pero no el pacifismo.

Ahora no tengo tiempo, pero volveré porque me quedan muchas cosas por decir en este post de matrícula de honor.
Besiños guerreros.

PD/ Lo de La Roja yo no lo acepto, me niego.

Mento dijo...

Bueno, pues aqui esta "legionaria de Cristo" con rango de mamá católica dice que está de acuerdo, muy de acuerdo con este pots y lista para la batalla.

Br dijo...

¿La roja? ¿pero esa no era La Pasionaria?.

Madre mía Arcen si llegas a ser periodista y escribes esto de la guerra justa y la cruzada en una columna de un periódico.Te linchan! Por criticar te hubieran criticado hasta el derecho a la autodefensa. No creerán en que la Biblia sea palabra de Dios, pero no dudarán en recordarte que debes poner la otra mejilla, que así nos lo enseñó nuestro dios (en minúsculas como les gusta a ellos).
Nos quieren sumisos, que nos dejemos avasallar, ser su alfonbra o esparring.
A alguno que me ha recordado lo de la otra mejilla, ya le he dicho: "por eso yo te pego primero, para que la otra mejilla la pongas tú". Menuda cara se les queda.

¿Que por qué está mal visto ser conservador? Pues por lo mismo que está bien visto ser gay: puro marketing, ingeniería social.

De la misma forma que todos los años no se sabe muy bien quién, normalmente un par de gays famosos diseñadores creadores de tendencia, dicen o dictan lo que hay que llevar puesto de ropa, obligándo a todo el mundo a tirar lo que se puso el año anterior, y muchos van y les hacen caso, pues por esa misma regla de tres, un grupo de personas, masones para variar, pretende decir lo que este años estará bien y lo que estará mal, lo que nos hace feliz y lo que no, lo que se puede decir y lo que no, lo que se debe defender y lo que se debe perseguir... y muchos les hacen caso.

Por eso odian a la Iglesia, entre otras cosas, porque la Iglesia no sigue modas, porque la Iglesia tiene muy claro desde hace miles de años lo que está bien o mal, lo que lleva a la felicidad y lo que no.

Es igual, no pudieron ni los fariseos, ni saduceos, ni demás herejías, ni el Imperio Romano, ni Napoleón, ni Hitler ni el nazismo, ni el Comunismo, ni la revolución francesa, ni la República, ni los satanistas, ni los masones, ni los propios cafres de dentro de la Iglesia...

Sencillamente nadie puede con la Iglesia, porque la Iglesia es de Jesucristo.

Militos dijo...

Yo creí que tenía mucho que decir, pero al volver a leerte me callo porque todo ya lo has dicho tú y si faltaba algo llegó Bruce y punto redondo, con más razón que un santo.

Lo que si es curioso es lo de los cines de la Gran Vía o Avenida de jose Antonio,¡Qué añoranza!

BESIÑOS, GUERRERO DEL ANTIFAZ

Esperanza dijo...

El "ESPÍRITU GUERRERO" quizás tenga algo que ver con la Iglesia (Cruzadas, Santiago Matamoros...), pero creo no es una característica del mensaje evangélico.
Considero mucho más edificantes "luchas" como la de Gandhi o proyectos como los de Vicente Ferrer.

Maria del Rayo dijo...

Me sigo sintiendo triste por lo de mi país.
SL2!!

Militos dijo...

María, anímate, hoy ofrecí el Rosario por vosotros.
Un beso grande.

Militos dijo...

Esperanza no confundas las cosas, Gandhi fue un ejemplo de muchas cosas, pero el Cristianismo es otra cosa y una Cruzada como dice Arcendo, significa tomar la Cruz y llevar la luz de Cristo a todas partes, la Cruz sobre nuestros hombros.
Vicente ferrer hace mucho bien con sus obras de Caridad, pero cuando hay que luchar para que no pisoteen nuestras creencias y valores hay que saber dar la cara.
Saludos, Esperanza

gosspi dijo...

Te explica bien lo que es un espiritu guerrero la pelicula " El Guerrero Pacifico"...la has visto?
Solo desde la Fé y el Celo por el Evangelio hace que este Espiritu lleno de serenidad y confianza se dé en nuestro corazón que docilmente entra en la Muerte defendiendo la Verdad para después ver la salida a la VIDA Nueva...que es la realidad...todo está en nuestro interior...y crece desde el interior.
La Cruz es nuestra Bandera...y desde la luz que ella irradia se puede ver el camino al Cielo...solo desde este Lugar podemos ver el Rostro de Dios.un abrazo

Esperanza dijo...

Militos,
Sigo pensando que...el "espíritu guerrero" puede vencer, pero no convencer.

Esperanza dijo...

Gosspi,
Entiendo ese "espíritu guerrero" en la tarea de nuestro propio crecimiento personal, nunca para conseguir que alguien comparta creencias.
Otra cosa es que, la vida edificante de algunas personas nos motive o mueva a compartir proyectos.
También creo que ninguna institución ha de estar libre de nuestro mirada crítica.

Militos dijo...

Por Dios Esperanza, no se trata de convencer a nadie por la fuerza para imbuirle nuestras creencias, el que quiera adoptarlas que las adopte, de lo que se trata es de que se conozcan tal como son y no descafeinadas, así como de que no se siga matando y martirizando, en pleno siglo XXI, en algunos paises a personas por el simple hecho de ser cristianos.
nadie quiere la pelea por la pelea, sino que se nos respete a todos por igual.
Un saludo, Esperanza.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...