martes, 23 de octubre de 2012

HISTORIAS ENCONTRADAS


 .
Este fín de semana he visto dos películas totalmente contrapuestas, en todo, hasta en mi apreciación particular. Una, la más reciente, no me ha gustado nada..., y la otra me ha parecido, ejemplar. Las dos pertenecen al género histórico. Es decir ambas tratan de hechos y personajes que existieron realmente. Sus títulos son: "Elizabeth, la edad de oro" y "Juana de Arco".

Cuando acabé de ver "Elizabeth" mi pensamiento fue bipolar, pasó raudo de la indignación a la nostalgia. Si algo tiene de bueno esta película es la fotografía y sobretodo el vestuario, si algo tiene de malo este film... ¡es el resto!, todo el resto, de principio a fin..., es un panfleto anti-histórico que no hay por donde cogerlo.
Aunque en "Elizabeth" participan actores españoles, la producción es extranjera; aún así mi sentimiento (dolido) me llevó a recordar -con más cariño, si cabe- aquellas películas históricas españolas de los años 40 y 50, como "Jeromín", "Locura de amor", etc. Aquellas posiblemente eran un pastiche, pero al menos, no se ponía en entredicho lo mejor de nuestra Historia.
¡Hay que ver cuántos medios y recursos se ponen ahora (desde fuera y desde dentro) en desacreditar nuestro glorioso pasado, en ensuciarlo, en mentirlo...!

Después del visionado de este bodrio pude escuchar algunas opiniones del "make in off" de la película que contenía el dvd. Ahí se confirmaba la intención exacta los autores del delito. Su deseo principal era airear todos los topicazos de la leyenda negra española, poner a la España imperial como el prototipo de la oscuridad cultural de la época y al Rey Felipe II poco menos como el Lord Vader de la cristiandad.  Un tipo entre siniestro, fanático y repulsivo..; estoy seguro que en ningún caso fue así.
Al director, sin duda anglófilo empedernido..., se le ha ido de la mano tan grotesco retrato y la película carece del más mínimo rigor histórico y por lo tanto no solo es mala, si no también desaconsejable. 

La otra película, es el polo opuesto y además es el polo positivo. Se trata de la versión de la vida de Juana de Arco, que en 1948 hizo Victor Fleming, con Ingrid Bergman en su papel protagonista. Víctor Fleming (el mismo director de "Lo que el viento se llevó") encaró la realización de "Juana de Arco" basada en la pieza teatral de Maxwell Anderson. Sin embargo la idea de Fleming fue hacer un gran filme, que ya es un clásico del séptimo arte. La película fue reconocida  por la Academia de Hollywood con dos Oscar: mejor fotografía y vestuario (curiosamente los únicos apartados que he alabado de la anterior). Pero lo mejor es que, en su momento "Juana de Arco" tuvo un gran éxito de taquilla y público. 

De la vida de esta santa se habían hecho ya varias versiones y posteriormente también se han hecho otras cuantas...; no me voy a atrever a afirmar que esta es la mejor de todas, (probablemente lo sea la de Dreyer), pero si diré que en cualquier caso la de Fleming es muy digna y además que me gustó mucho. Me gustaron las interpretaciones, especialmente las de ella, también está comedidamente correcto José Ferrer y me encantó ver aquí al mítico Ward Bond, secundario genial habitual de tantas otras pelis especialmente del oeste; aquí en "Juana de Arco" Bond está desconocido, pero igualmente genial.., como siempre.
También quiero decir que me sorprendió mucho y muy gratamente la forma tan moderna de filmar algunas escenas por secuencias diferenciadas, utilizando el fundido en negro en varias ocasiones. Y el "tempo" magníficamente economizado.
Finalmente de la película, además de recomendarla puedo acabar diciendo como anécdota que años después, concretamente en 1954, Ingrid Bergman volvió a realizar el mismo papel, esta vez siendo dirigida para la adaptación que hizo Roberto Rosellini, sobre la vida de la doncella de Orleans.
...
*    *    *    *    *

4 comentarios:

Militos dijo...

Casi he visto las dos y de la Elizabet no quiero ni hablar, no terminé de verla porque Julio se estaba indignando y prefiero cortar antes de que explote.
Pero para mí La Juana de Arco protagonizada por Ingrid es la mejor de todas y nadie me convencerá de lo contrario.

Ay Jeromín!!, era una de mis preferidas, parece ser que Juan Manuel de Prada la tiene en mente para tocar un día el tema de la batalla de Lepanto.
Como dices, la historia de España se respetaba en aquellos tiempos de un cine con pocos medios y artistas un tanto exagerados, aunque la fotografía era buena para lo que entonces se tenía.

Los valores de Juana de Arco siguen vigentes, lástima que pocos los comprendan. Qué bien nos vendría ahora una nueva Juana.

Buenas noches nos dé Dios, que sueñes con estas aventuras reales de nuestra Historia.

BESIÑOS, ARCENDO

Angelo dijo...

No he visto la de Elizabeth, así que no puedo opinar. En cuanto a la de Juana de Arco, comparto contigo , la crítica. Un fuerte abrazo

Rosa dijo...

¡Me alegro de leer esto sobre Felipe II!, yo también lo creo. No fue así, al contrario, fue muy trabajador (increíblemente trabajador), muy preocupado por todas las cuestiones políticas, que llevaba personalmente; sus decisiones estuvieron marcadas por su profundo sentido religioso y del deber. De ahí que tardara tanto en tomarlas, estaban muy meditadas (su frase: "de ninguna manera quiero ser señor de herejes..." resume, en el contexto histórico que le tocó vivir, sus profundas dudas a la hora de participar en las distintas guerras, dado su incuestionable sentido de Estado y su preocupación por preservar el legado que su padre le había confiado para España). Sus creencias religiosas estaban presentes, y por esto sus problemas a la hora de entrar en las contiendas, en las que, él mismo dice repetidamente, de ninguna manera quería participar, a no ser que fuera estrictamente necesario. Muy austero y sacrificado en su vida personal (sólo hay que ver sus matrimonios). Un buen rey, con luces y sombras,es imposible acertar siempre, pero un buen rey, que se ha visto, por demasiados intereses, ensombrecido.

Afortunadamente existen biografías y análisis que desmienten esta visión. Le tocó vivir una etapa muy difícil.

El vídeo de Juana de Arco me encantó, me gusta esta película.

El otro día en el programa Lágrimas en la lluvia, Juan Manuel de Prada dijo que, posiblemente, trataría este tema.
Ojalá, es un programa excelente. Con mucho rigor.

¡¡¡Gracias!!!, me ha gustado mucho.

Anónimo dijo...

Ya te consultaré más adelante. De momento no saco tiempo para ver una peli como Dios manda.

Thanks!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...