sábado, 27 de octubre de 2012

LABRADO EN SU CRUZ

...
Bienaventurados, -que se puede traducir como, alegres o afortunados- llamaba Jesús a los que sufren. ¿Es bueno sufrir?, ¿Debemos buscar el sufrimiento?, ¿Es el sufrimiento, sinónimo de tristeza o desesperación?..., ¿No nos quiere DIOS siempre alegres? ¡Cuántas preguntas!

Sufrir..., sufrir por nuestra condición humana, por nuestra fragilidad física, por nuestras relaciones personales, es algo que indefectiblemente nos va a llegar a todos en algún momento de nuestra vida. ¿Es bueno?, ¿Es malo?, pues... como todas las cosas, según te lo tomes. Sufrir no es un plato de gusto para nadie y a veces.. te deja sin habla, deshecho..., desbordado. 
Pienso en muchas situaciones y se me resquebraja el alma, situaciones que me hacen pensar que lo que a mí me pasa ¡es nada!. Pienso en la amargura de aquel que lo ha perdido todo, pienso en el gran dolor de una madre que ve la cuna vacía.. ¡No puedo encontrar explicación!, el dolor es un misterio y como tal.., cuando llega, mi corazón busca y mira al misterio supremo, a DIOS, buscando consuelo.

Quienes sufren tan duramente, merecen respeto, cariño y oración.
Los golpes a veces son tan fuertes que es difícil encontrar remedio a tanta pena, sin embargo, SOLO a través de la fé que nos sostiene, es posible hallar serenidad, paz y fuerza para salir adelante, a pesar del dolor.
Me acuerdo ahora de un "breve" comentario que un querido "Anónimo" dejó, días atrás en este blog, sobre el galopante índice de suicidios de esta triste sociedad laica, y aún dándome una pena inmensa..., lo entiendo.
Acercándonos a la Cruz de Cristo todo -hasta el dolor más grande- encuentra sentido. Sin ÉL, soportar el dolor, es imposible... y algunos desgraciados (en el sentido más estricto de la palabra) se deciden por abrir la puerta del abismo.
No es que debamos buscar el sufrimiento, pero cuando llega, si hemos de aceptarlo y ofrecerlo..., darle un sentido. "No es el sufrir sino la manera de sufrir, lo que dignifica"
Y entonces..., surgirá la gran paradoja divina, y hasta en el sufrimiento más grande, nuestra alma estará más alegre que nunca, os lo aseguro.

Finalmente os quiero compartir UN TEXTO SUBLIME SOBRE EL DOLOR, que he descubierto en la página web de las Monjas Mínimas de Daimiel (ENLACE), os invito a leerlo en oración y a meditarlo en silencio, me ha parecido extraordinario y me ha confortado mucho:

DEJATE LABRAR EN LA CRUZ DEL SEÑOR

Nos rodea la increencía, tiempo ‘precioso’ para vivir el Evangelio, para experimentar la fuerza de Dios en la debilidad, para CREER sin ver, para AMAR sin medida, para CONFIAR y esperar EN SU PALABRA.

Esta es una época de santos y místicos. No entendidos por el mundo, perseguidos y ridiculizados por los de fuera e incomprendidos por los de dentro, abrumados por los problemas y desconcertados por las estadísticas.

Hay que dejarle actuar a Dios, que se luzca haciendo maravillas con la pobreza y la debilidad.
Siento una inmensa atracción a la santidad.
Nunca he deseado tanto hacer lo que Dios quiera.
Me siento libre y me dejo llevar por El.

No hago planes.

Quiero consagrarle mi vida aquí y ahora.
Mañana, El dirá qué, cómo, dónde y cuándo.
Siento que me quiere mucho porque soy un pecador.
Quiero morir por El y servirle en mis hermanos.
Me está mostrando su amor continuamente.
Se está sirviendo de mi pobreza para enriquecer a otros con su Gracia.

¡ES INAUDITO SU AMOR!

El Señor realiza algo nuevo, en medio de una gran paradoja, soy testigo, como tantos otros.
¡Se nos pide el RENDIMIENTO total! sigamos adentrándonos en el Misterio.
Hay hambre de Dios, eso es palpable. Gratis hemos recibido, demos gratis.
¡DEJATE LABRAR EN LA CRUZ DEL SEÑOR!

Monjas Mínimas de Daimiel

*           *           *
 
...
*       *       *       *       *

8 comentarios:

Maria del Rayo dijo...

Arcen tus escritos me ayudan mucho.
La canción preciosa.
Gracias!!
DTB!!

Militos dijo...

Arcendo, este post da mucho que pensar y esta noche tengo la cabeza un poco mal, ya he rezado a nuestros santos y en el regazo de Mmría te dejo.

Nadie busca ni quiere el sufrimiento por sí mismo, llega y se acepta para ayudar con la Cruz de Cristo, Él nos compensa con la sobreabundancia de su amor, aunque no lo busquemos...

Me ha gustado mucho algo que he leído en un blog que recomienda hoy María del Rayo, son unas palabras de la Virgen de Guadalupe a Juan Diego:

"No se turbe tu corazón, no temas esa enfermedad ni otra alguna ni angustia. ¿No estoy yo aquí que soy tu madre? ¿Y no estás bajo mi sombra? ¿No soy tu salud? ¿No estás por ventura en mi regazo? ¿Qué más has meneste?
No te apene ni inquiete cosa alguna"

Así te dejo, en el regazo de Santa María., como cada noche.
Buenas noches nos dé Dios.
BESIÑOS, ARCENDO

Esas palabras de la Virgen puede que ayuden también a tu Guadalupe, por la que también rezo siempre.

Rosa dijo...

Es verdad, el Señor realiza algo nuevo dentro de una gran paradoja, sólo Él sabe, nosotros sólo podemos rezar y sentir un gran respeto ante el dolor ajeno.
Nos enriqueces a todos, Él no nos abandona.

Mi oración para ti y tu familia.

Rosa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Militos dijo...

Buenos días nos dé Dios, Arcendo,aunque de mañana lucía el sol, no sólo en laq calle, sino en la propia Misa, ahora hace un frío que pela, tanto es así que acabo de cambiar el fondo de escritorio que tenía, tu Virgen de las Nieves en Sierra Nevada porque me daban tiritones de frío, por otro tuyo con la bandera de España con eso de "Con los labios la juré y fue el beso una oración" y ya estoy entrando en calor. El de la Virgen me gusta mucho, pero lo reservaré para el verano, jaja...

Perdona esta intromisión en este profundo post, pero hoy no me viene hablar del dolor, Dios sabe más.
BESIÑOS Y BUENOS DESEOS DE DIA DEL SEÑOR

Sacramento Rosales dijo...

Hoy acabas de salirme al paso como un buen cirineo que me ayuda a llevar el peso de la cruz. Sí, la cruz pesa menos...
Gracias (en un susurro)
Un abrazo sanador.

Militos dijo...

¿Qué tal ha sido tu domingo, hermanillo?

Vengo con María a desearte una buena noche, Ella se queda contigo para arroparte y yo me voy a la guardia.

Hasta mañana si Dios quiere.


Acabo de hacerte un guiño en el banner de hoy, jaja, descuida que no es la Sara

gosspi dijo...

Arcendo las monjas minimas han estado en mi vida desde chica!!! soy de Andujar y siempre hemos estado muy unidos a ellas...te contaria miles de cosas relacionadas con mi vida con ellas....y si,han sembrado muy buena simiente en mi....
el sufrimiento es el motor de la felicidad Arcen...pues pocos lo pueden vivir en la Luz de Cristo! y tu res uno de ellos.....Animo!! y he puesto un librito en mi entrada que te tienes que hacer con él si no lo has leido ya...ve y miralo...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...