miércoles, 30 de enero de 2013

PRESTAME TUS ZAPATOS

.

A la espera de recuperar resuello y como ejercicio para fortalecer tono, me animo a escribir hoy un poquito. Ya vendrán -si DIOS quiere- artículos más extensos o sesudos, mi intención en este, solo será agradecer y recomendar.
.
Con motivo de mi convalecencia, ha llegado a mis manos un libro excepcional. Excepcional sobretodo por quienes me lo han obsequiado, pero además porque se trata de una edición limitada y también porque mi ejemplar viene con una cariñosísima dedicatoria personal de su autor... está claro que todo eso, da un valor añadido al regalo que es difícil de igualar.

Esta pequeña obra, -en volumen, que no en importancia-, se titula "PRESTAME TUS ZAPATOS", y su autor es Eduardo Aguirre Romero. Tan singular título obedece a una frase pronunciada por Artus Finch, personaje protagonista del clásico cinematográfico "Matar a un ruiseñor":
"Nunca se comprende realmente a un hombre hasta que te has calzado sus zapatos y caminado con ellos"

Ciertamente, el cine es el leitmotiv del autor para hacer llegar al lector, el mensaje. Eduardo Aguirre hace un breve repaso de DOCE grandes películas que ya forman parte de la historia del séptimo arte, para a través de ellas, resaltar y potenciar los valores tanto artísticos, como humanos.
"PRESTAME TUS ZAPATOS" es muy ameno, está muy documentado y bien escrito. Un buen aficionado al cine, lee el libro con gusto y del tirón, saboreando cada una de las reseñas. Sin embargo creo que una de sus grandes virtudes es, que este libro se puede, y se debe, guardar como instrumento de consulta y referencia, cada vez que acudamos al visionado de alguna de estas grandes joyas del cine de todos los tiempos.

Se inicia la docena con el clásico de Fred Astaire, "Sombrero de Copa" y el abanico se cierra con "Gran Torino" de Eastwood, ambas magníficas. Yo sé de alguno, que quizás hubiera incluido en ese ranking "Que bello es vivir" (por ejemplo); o yo mismo hubiera metido "Sólo ante el peligro"; sin embargo..., la selección, como no podía ser de otra forma, es muy íntima y particular y además, -y eso es lo más importante-, sirve totalmente al objetivo propuesto.
No se puede negar en este libro un cometido didáctico y moralizante, pero se agradece (mucho más en estos tiempos), igualmente yo también a través de estas líneas, quiero mostrar mi GRATITUD a su autor por su ensayo, y también a quienes han tenido la ENORME generosidad de hacérmelo llegar.
Para mi primo Fernando y su familia, todo mi cariño.
.
 
...
*    *    *    *    *

12 comentarios:

Militos dijo...

Es que sólo de pensar lo mucho que has disfrutado y disfrutas con ese libro, dada tu aficción por el buen cine y dadas las películas que nombras, yo también quiero agradecer a tu primo ese regalo, se ve que te conocen bien. Esa es la maravilla de la familia que siempre acierta con lo que uno de sus miembros necesita.

Buenos días nos dé Dios, querido Arcendo y precioso día en este Madrid que tanto quieres, como yo.

Muchas gracias por este relajante post.
BESIÑOS, CAPITÁN

gosspi dijo...

Hola Arcendo!!! ya veo que poco a poco te vas incorporando....
Me encantan las pelis que nombras...que me dices de Vive como quieras " ?....junto con otras de su mismo director Que bello es vivir..es una gozada el sabor que te dejan..
la que comentas con sus frases sabias es una delicia....y varias veces la hemos visto en familia...dá gusto ver la enjundia que tiene la peli, y el corazón simple e inocente de los niños....
Me alegro de verte escribir de nuevo y gracias por tus deleites con nosotros...

ANGELO ST dijo...

Me alegra que un libro como ese, te haya animado a dejarnos noticias tuyas. Un abrazo

Rosa dijo...

Ayer estuve leyendo a san Agustín, y hoy todo el día lo he tenido dentro, siempre lo tengo, pero hoy más. Leía un texto que trata sobre el descubrimiento de la propia identidad, sobre la interioridad, y la diferencia entre todos y cada uno de los seres humanos; hablaba san Agustín de cómo a cada alma el Señor le iba dando lo que necesitaba, y que debíamos de desearlo y pedirlo; pedir lo que necesitamos, que no siempre coincide con lo que pedimos en realidad. Dios ya sabe de sobra lo que nosotros queremos pedirle, no busca que le mostremos nuestra voluntad, lo que quiere es que, en la oración, ejercitemos el deseo, y así nos hagamos capaces de recibir lo que nos va a dar. Hace falta que sepamos qué es lo que Él quiere, y sólo la oración, hablar con Él, nos puede ayudar.

Como religioso lo conocemos más, pero como filósofo quizá menos, y es muy claro. Es el primero en hablar de la importancia de la propia identidad, de cómo cada hombre es único, y de cómo Dios se dirige a nosotroa como únicos, a cada uno como lo necesita, y es en nuestro corazón, donde debemos mirar. Que, a veces, Él se demora en conceder un don, para que nosotros le deseemos más. Sólo Él sabe lo que nuestra alma necesita.

Así que, como llevo todo el día con esa idea, casi siempre la llevo, pero hoy más, pues esta entrada me parece ¡JUSTA PARA HOY! Lo creo del todo, hay que ponerse en los zapatos del otro para comprenderlo, somos iguales, pero diferentes, únicos. Es verdad. Hablamos muchas veces sin saber. Sólo Dios sabe.

Tuve un examen y me afecta pensarlo. El alumno inteligente, muy bien, resuelve el examen, otra cosa es cómo aplica lo que comprende, pero el que no entiende casi nada ¡qué! Y la mirada se clava, a mi se me clava. ¿Qué puedo hacer por esta persona? ¿cómo puedo enseñarla? En fin, la enseñanza es una profesión preciosa, hay muchos ruiseñores entre nuestros alumnos, cuesta poner un suspenso así... hoy, y muchos días, estoy tocadilla con este tema... no me acostumbro, porque cada persona es distinta y única. El suspenso me cuesta.

Ya sé que,a veces, te decimos que ¡adelante!, que no te rindas y todas esas cosas. Lo digo en serio, es una intuición la que tengo de que te vas a poner bien, y las intuiciones también son una forma de conocimiento, tan válidas como lo puramente técnico o racional, que es muy importante ¿eh?, no lo niego nunca. Pero la intuición... aunque sin ponernos los zapatos del otro, es verdad, no podemos comprenderlo del todo. Intuición que es esperanza (Benedicto XVI reclama para la esperanza cristiana la cualidad de la "certeza").

Me alegro mucho de ver esta entrada. Preciosa. "La única cosa que no se rige por la mayoría, es la conciencia de uno" ¡qué bonito!, qué verdad...

Una cosa, no se me olvida: la ciudad más bonita de España, es León, no Madrid, de eso nada; León es maravillosa, y además, el cielo de León no se encuentra así como así: luminoso, claro y de un azul intenso; lo más bonito de España, sin duda. Ya está. Mi hija, que estudia en Madrid, me dice que vivir en León es un lujo, y ¡claro que lo es! ¡por fin se ha dado cuenta!, puedes ir a todas las partes caminando... Madrid es muy bonito, pero como León, ¡de eso, nada! Es broma (bueno, no tanto...lo del cielo es ciertísimo y lo otro...).

Hoy ha sido un día en el que he analizado mucho todo esto que nos dejas. Me ha encantado.

Esta entrada es sesuda, bien sesuda... y muy clara y sencilla, que es el colmo de lo "sesudo".

Un abrazo.¡Gracias!
¡Feliz día!

Militos dijo...

Me voy a enfadar con Rosa, aunque ya sé que no está bien venir a tu Hoja a discutir. El cielo de León será unico, pero "De Madrid al cielo" y además el Madrid que nosotros llevamos en el corazón y en el pensamiento es el que vivimos hace años y que sigue latiendo en muchas zonas del actual, el de ahora está padeciendo la expansión.

Bueno, también es broma, Rosa, lo que sí estoy de acuerdo es en San Agustín como filósofo, creo que su forma lineal de enlazar la humanidad con la divinidad es un portento. Siempre le he admirado y leo cuanto pillo de él.

Otra cosa, en cuanto a que vas a vencer esta batalla no tiene nada que ver con la intuición, es la más grande de las CERTEZAS. No tengo nada más que mirar a nuestra Madre para saberlo, lo que siento es que lo tengas que pasar mal, pero es admirable como estás incorporando a tu cuerpo la Pasión de Cristo. que él te ayude y te bendiga

El caso es que yo sólo venía a dejarte mi "Buenas noches nos dé Dios" y a decirte que lo que no entiendo de tu nueva página es que no me deja entrar ni seguirte, pero si puedo verlo todo y claro que me gusta, es parte de tí.

Besos Rosa, bonito y sabio post el que has dejado aquí.

BESIÑOS CAPITÁN

Sacramento Rosales dijo...

Puessss... Yo rara vez gasto zapatos de mujer y lo mio son las bambas lona tipo en botas de toda la vida. Ahora desde que la economía familiar se fue al garete, ni siquiera son de marca. Pero gasto un 41 así que si no tienes los pies mucho más grandes...Te las presto y encima sigo caminando contigo.
Animo valiente y gracias por como estas y por lo que nos das.
Un beso guapo.

Belen dijo...

:)

Un cariñoso saludo y mi oracion :)

Anónimo dijo...

Que alegría verte de nuevo por aqui después de tanto tiempo. Un abrazo y mis oraciones.

Militos dijo...

Buenos días nos dé Dios.
Lo siento, querido, no puedo complacerte, sigo sin poder entrar en pintorest ni hacerme seguidora.Tendré que conformarme.

LO UNICO IMPORTANTE ES QUE TE MEJORES.

BESIÑOS DEFRAUDADOS.

Militos dijo...

Más que tus zapatos, préstame tu Hoja para refugiarme de los sustos que el Atleti está dando a mis "Colchoneros." ¡Qué horror!

Ya te dejo "Mi Buenas noches nos dé Dios" porque ahora te acuestas antes, el día se te debe hacer muy largo y cansado, lo entiendo querido hermano, por ahora no te conviene trasnochar como antes de blog a blog.
Descansa en el regazo de la Madre más tierna del mundo, me gusta pensar que te está llenando de mimos.
BESIÑOS ARCENDO

Boss dijo...

Mi queerido amigo Arcen, me encanta ver que te vas repoiendo poquito a poquito. Dios te bendiga!

Militos dijo...

Buenos días nos dé Dios, querido hermanito.
Menos mal que el sol empieza a abrir esta mañana plomiza con que despertó Madrid. ¿Cómo te encuentras, Arcendo? ¿estás notando mejoría?
¿Cuando empiezas con la quimio? supongo que tendrás tus reservas, pero hay que ir a por ella con optimismo para vencer en estas últimas batallas.

Te envie un correo, pero tú tranquilo, sólo es por si tienes ganas de leerlo.

BESIÑOS, te echo de menos Capitán, pero siempre a tus ordenes.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...