domingo, 17 de febrero de 2013

CUARESMARIA



Como fue precisamente el miércoles, el día en el que me suministraron la quimio parece como si hubiera tenido apartada la idea de la Cuaresma que se iniciaba precisamente en esa jornada. No es así. Precisamente la subida del Calvario que me toca hacer, intentando acompañar a mi Jesús sin desfallecer demasiado, me recuerda el tiempo de gracia, en el que nos encontramos.
Tiempo de DOBLE GRACIA diría yo:
Por un lado están estos cuarenta días que la Iglesia nos regala como oportunidad de oro, para prepararnos interiormente, para vivir intensamente el misterio de Nuestra salvación a través del sacrificio.
Y por otro, será necesario recordar, que gracias a DIOS y a nuestro querido Benedicto XVI, aún estamos en este AÑO DE LA FE, que tantos beneficios espirituales está prodigando en todos nosotros.
Así que efectivamente, nos encontramos en un momento idóneo que debemos aprovechar conveniente y activamente.

Son muchas las cosas que podemos poner en marcha en esta cuaresma para seguir renovándonos por dentro. La situación nacional y mundial, requieren de una reconversión a todos los niveles, que debe empezar por el individuo, por nosotros mismos, por cada uno de nosotros, en los pequeños actos diarios de solidaridad, caridad, bondad, altruismo sincero y amor verdadero.
La única solución a todos los problemas del mundo pasa por una vuelta a DIOS. Por eso pienso que precisamente en esta época en la que todo el mundo, Rey, políticos, finanzas, incluso el Vaticano, parece revuelto, necesitamos más que nunca el auxilio del Espíritu Santo:
"Ven Espíritu Santo, renueva la faz de la tierra, y llena los corazones de tus fieles con el fuego de tu AMOR".

No hay otro cometido durante estos cuarenta días que pedir al Espíritu Santo su protección, sin ÉL nada podemos hacer, nada, nada, nada.
Sin embargo, DIOS que nos quiere mucho, que nunca nos deja, que siempre quiere tendernos puentes, que siempre se muestra propicio, nos ha regalado una MADRE, que es la que nos acompaña en todos estos momentos tan especialmente duros.
Antes hablábamos de las prácticas piadosas en tiempo de Cuaresma, de todas ellas me quedo hoy, con el VIA CRUCIS. Y dentro de esta preciosa y valiosísima devoción, permitid que me pare en uno de las últimas estaciones, sin despreciar a las demás, una de las que más me consuelan:
"Decimotercera Estación: Jesús es descendido de la cruz y puesto en brazos de María, su madre"
Me conmueve una vez más, la enorme importancia de la MADRE en toda la historia de la salvación.., ejemplo que nos señala que hoy debemos acudir, sin descanso a María.
Imagino que después de dormirse en los crueles brazos de aquella terrible cruz, nada fue más dulce que descansar como niño en brazos de su Madre, ¡quiso volver a su regazo! para que todos sepan que nunca dejó de amar ese Refugio.

¡Que gran suerte tenemos! Nos dejó a su Madre como herencia. Ella es la que nos podrá enseñar a no perder la infancia y hacernos capaces de seguirle hasta el final en el camino de la Cruz. De los Apóstoles, sólo San Juan aguantó, quizás por ser el más jovencito, guardó como un reflejo infantil y en el momento del desconcierto corrió a la Madre.
Hagamos pues, esta Cuaresma igual que el joven Juan, no nos soltemos de esa mano maternal, Ella es la corredentora por ser ESPOSA del ESPÍRITU, Ella es la ÚNICA que nos puede llevar a ese camino de RENOVACIÓN personal y colectiva, que tanta falta nos hace. Ella es la que nos puede inspirar a estar activos y atentos en cada una de nuestras acciones de nuestra vida, (también desde nuestro dolor y sufrimiento personal), para alcanzar la Resurrección -segura y gozosa- que se avecina, tras esta Cuaresma.

*   *   *   *   *

6 comentarios:

ANGELO ST dijo...

Ayer precisamente hablaba con Álvaro de empezar todo con María, sobre todo la Eucaristía. Ella es la que mejor puede ayudarnos a entrar en el misterio de la vida de Jesús. Ella nos hará entender...
Un abrazo y mi oración diaria.

Sacramento Rosales dijo...

Aunque a veces nos parezca que no, Dios no da puntada sin hilo en nuestra vida y siempre nos proporciona los medios necesarios para solucionar lo que parece insolucionable.
Brother, ayer compartí tu blog con una breve explicación de tu cruz actual en la comunidad-foro de Blogueros con el Papa en la que ahora intento servir. Leyendo esta entrada tuya, comprendo el motivo de algún que otro correo personal que me acaba de llegar agradeciendo que haya compartido tu bitácora. Dios lo está haciendo grande contigo, muy grande...
Un abrazo sanador.

Rosa dijo...

Es verdad, Dios te está colmando de gracias, y te das cuenta, se nota que te das cuenta...cada día se nota...

Sin el Espíritu Santo, nada, nada, nada...

La imagen de la lluvia sigue clavada en mi alma, lluvia, lluvia que nos eleva y reconforta... lluvia para nuestra alma. La eficacia de la oración.

Y te dejo algo que hoy he leído sobre la oración:

"La oración es siempre eficaz. Lo que no quiere decir que siempre consigamos lo que en ella en ese momento pedimos. A veces pedimos lo que no va en nuestro bien. Pero el mérito de la oración permanece; y Dios nos concederá otras cosas que nos convengan. Santiago dice : "pedís y no recibís, porque pedís mal, con intención de satisfacer vuestras pasiones"(4,3).
Pero también: "Si alguno de vosotros carece de sabiduría, pídasela a Dios, y Dios da a todos generosamente y sin echarlo en cara. Pero que pida con fe, sin dudar, pues el que duda se parece a una ola del mar agitada por el viento" (1,5s). "Ésta es la confianza que tenemos en Él (el Hijo de Dios): que si le pedimos algo según su voluntad, nos escucha" (1Jn 4,14). Ésa es la condición que nos asegura la eficacia en la oración: pedir lo que está de acuerdo con la voluntad de Dios, que siempre quiere nuestro bien.

Y se añade en otro momento: Semejante a nosotros menos en el pecado, Jesús hombre, ruega también para sí mismo...su súplica, caído en tierra, hace que se tambaleen las columnas espirituales más firmes del mundo: ¡Padre mío, si es posible, que pase de mí este cáliz! Como si se olvidara de que Él es Dios. ¡Increíble! ¡Hasta ahí tenía que llegar su semejanza a nosotros en los momentos más angustiosos y desesperados de la existencia. Pero ¿no sabe que ha llegado a esta hora para (pasar por todo esto? (Jn 12, 27). Tiene que pasar, pero no sin la inevitable resistencia humana al dolor. Y esto es lo que muestra desde su naturaleza.
En la oración de Jesús queda por encima de todo su amor al Padre: "Pero no sea como yo quiero, sino como quieras tú (Mt,26,40).

Gracias por tu lucha y por mostrarnos todas las facetas de tu lucha. No es fácil ser tan sincero. Debemos valorarlo siempre, a todos nos enriqueces.
Nuestra Madre nos ayuda a discernir y comprender, como tú bien dices.

Un abrazo grande, querido amigo. GRACIAS. La imagen, la música y el texto son ¡preciosos! Se nota que Dios te lleva de la mano...Cuaresma es un "camino": un camino comienza desde la oscuridad y llega a la luz", como nos muestras cada día...las frases que eliges lo resumen todo.

GRACIAS.

Militos dijo...

Sólo paso, querido, a rezar a los santos de tu blog y a dejarte mi Buenas noches nos dé Dios.
Sigo sin poder sentarme al ordenador por esta dichosa tos. Ya estaba mejor, pero la tarde en Tajamar me empeoró, de todas formas valió la pena.
Que tengas una buena semana,

Ya rezo para que la quimio y la radio no hagan de las suyas.

BESIÑOS HERMANITO.

Ah, otra cosa, no te echo piropos porque ya lo hacen mis hermanas, jajaja, pero ya sabes cuales son mis sentimientos.

Militos dijo...

En nuestra vida, siempre y en todo con María.

BESIÑOS, CAPITÁN

Militos dijo...


Buenas noches nos dé Dios, hermanito.
¿Cómo te encuentras esta noche y que tal has pasado el día?.

Sigo con el gripazo como empiece de Santa Cuaresma.
BESIÑOS, Capitán.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...