sábado, 16 de febrero de 2013

LIMPIAR ESTE MUNDO

.
.
Alguna de las imágenes que han dejado las noticias de estas últimas semanas, han avivado mi memoria. No solo por la intolerable huelga de limpieza en Sevilla, sino también por la reciente cochambre, en el aeropuerto de Barajas. Dicen que, antiguamente -y no tanto-, ¡yo lo recuerdo! no sin cierta nostalgia, que nuestras ciudades eran mucho más limpias... ¿sería por el palo y tentetieso? Probablemente porque las leyes laborales, no permitían que el bien común y la salud pública, fueran pisoteadas tan alegremente. 

Sea cual fuera la razón, lo cierto es que se echa en falta más limpieza. Yo tengo una pequeña teoría. Nos quejamos de las corrupciones en la vida pública, me inclino yo a pensar que igual que el hábito hace al monje, lo que refleja la calle, es lo que le pasa al alma de los pueblos. Estamos inmersos en un mar de suciedad.
Otro de los signos visibles de esta sociedad tan sucia, son los famosos grafittis. No soy muy partidario de ellos, porque la mayoría no dejan de ser pintadas sin sentido, que solo guarrean las ciudades y provocan gastos, sin embargo no quiero ser derrotista, porque aún, en el vertedero crecen flores de increíble belleza que podemos aprovechar. 

La semana pasada en una de mis visitas al Hospital, tuve la gratísima oportunidad de ver una pintada, que me gustó mucho, que me llamó mucho la atención y me hizo pensar: "Gandalf está vivo y lucha contra nosotros", decía. ¡Cuánto me congratuló leer aquello!, si hay quien piense que el espíritu de Tolkien continúa vigente, todavía hay un rescoldo para la esperanza. Recuperar a Tolkien, es recuperar el sentido y la cordura. 

Probablemente, aunque su obra fue reconocida y premiada en vida, aquel viejo profesor nunca pudo imaginar, la importancia que tiene toda su obra fantástica, para las generaciones posteriores y desde luego para mí.
El Señor de los Anillos apareció en tres volúmenes entre 1954 y 1955. Fue un éxito mundial inmediato. Sin embargo, yo me imagino a Tolkien algo abrumado. Aquel tranquilo profesor de Oxford se vio rápidamente convertido en una celebridad, creo que muy a su pesar.
Mi imagen deTolkien, y creo que no es descabellada, es todo lo contrario que la de un flamante autor de best seller al uso. La idea que tengo yo de Tolkien es precisamente la de un hobbit. Alguien de gustos sencillos, fumador de pipa y amante de los libros, de la naturaleza y de la vida. Me temo que aquel éxito inesperado era demasiado oropel para el creador de Bilbo Bolsón. 

Me sorprendo a mi mismo. Son curiosas las divagaciones a las que se llega, gracias a la lectura de una simple pintada callejera. Pero sigamos..., porque ya que acabamos de celebrar hace solo un par de días, la fiesta de SAN VALENTÍN, dejad que os cuente algo de Tolkien que me parece también admirable.
Resulta que, después de aquel enorme éxito tras la publicación de sus obras, el escritor siguió cosechando toda clase premios y reconocimientos, fue nombrado doctor honoris causa en Cambridge y Edimburgo, la reina le hizo comandante del imperio británico…, etc., etc. etc. Pero nada de esto era de importancia para aquel hobbit generoso y desinteresado, profunda y totalmente enamorado de su mujer, Edith. 
Tolkien lo dejó todo. Se mudó a una casa de campo, dejó su trabajo como profesor y se dedicó a cuidar de su mujer, aquejada de una parálisis progresiva.
Me conmueve sobremanera la actitud generosa y amorosa de este gran escritor de éxito. Nada tenía ya demasiada importancia para este hobbit abnegado, entregado por entero a su mujer hasta el último suspiro. Edith Mary murió en 1971, con 82 años. Tolkien sólo le sobrevivió dos años: murió en 1973. Preciosa dedicatoria la de sus hijos al escribir en en sus tumbas los nombres de Luthien y Beren, los dos amantes del “legendarium” tolkieniano. 

Los que blogueamos, alguna vez hemos leído, que escribimos lo que somos, con Tolkien fue igual, toda su obra está impregnada de ese gran AMOR que tuvo por todo, un amor caritativo, desinteresado..., LIMPIO,  del que hoy, nuestras calles y nuestras almas, están carentes. Ciertamente, es posible como decía la pintada que "Gandalf siga vivo"... lo que es seguro es que está en frontal contra nuestra, esta vida no es la que pensó Tolkien.
Y ahora todavía me pregunto ¿porque me sorprendió tanto ver aquel grafitti? La respuesta es evidente, Tolkien siempre me hacer rememorar el camino del bien, la verdad y la belleza, precisamente en este mundo en el que todo se quiere relativizar y reducir a la nada.

Tolkien es uno de los autores más sugestivos del siglo XX y lo es porque su obra y también su vida, nos recuerda el valor del sacrificio y del heroísmo, y la importancia de salvar las cosas que dan un sentido profundo a la vida. Hoy Tolkien viene a decirnos que el heroísmo siempre es posible, pero para que este fructifique siempre será necesario sacrificarse para poder conquistar todos los anillos, para ponerlos a buen recaudo y así LIMPIAR este mundo, de rapiñas, corruptelas y mediocridades. Por eso, de vez en cuando, y cada vez más a menudo, hay que volver a Tolkien.

*    *    *    *    * 



3 comentarios:

Militos dijo...

Pues si uno es lo que escribe, tú debes ser Tolkien de arriba a abajo.
Tiene gracia que nos hayas hecho a algunos, entender "El Señor de los anillos", que para mí era una simple película de aventuras.
Emocionante y tierno el retiro con su mujer enferma, esto le hace más grande.

Claro que volverá a amanecer, "al paso alegre de la paz," cuando cada uno nos decidamos a limpiar nuestra casa interior, sin echar siempre la culpa a los demás, sobre todo los políticos de todas clases y colores, que yo sigo pensando no todos son igual, buenos los hay, pero les dan poco paso y pocos votos.

BESIÑOS SABATINOS TOLKIEN II

Maria del Rayo dijo...

Arcen te pongo en las manos de la Santísima Virgen María y que hoy sea un día más agradable que ella te de mucha fortaleza.
Voy a un santuario y le pido a Ella por ti.
DTB!!

Rosa dijo...

No se puede pisotear el bien común, claro que no...y se está haciendo alegremente.

Es verdad, en los "vertederos", nacen flores. Aquí los grafittis también son numerosos...hay demasiada suciedad en el ambiente, parece que nos hemos acostumbrado, todo se relativiza.

Lo que dices de Tolkien, no lo sabía, pero que dejara todo para cuidar a su mujer, me parece una maravilla, una maravilla que existan seres humanos así. Conozco a algunos, bastantes, y es esperanzador.

¡Mira que tengo ganas de ver la película!

Hoy hemos celebrado el cumpleaños de una de mis tías. Estar juntos es vital. Aprendo mucho mirando a mi familia. Pero quiero igual a mis amigas, las de la infancia y las que he encontrado a lo largo de la vida.
Llevamos juntas desde chiquitinas, hemos crecido juntas, nos conocemos muy bien, estamos muy unidas, siempre al lado. A nuestro amigo le van a operar, y eso es una buena noticia...hoy estaba emocionado...Es indispensable cuidar las cosas que dan un profundo sentido a la vida, como tú dices...

Las reflexiones que haces valen un "potosí".
Siempre me fijo en la vida de los autores y Tolkien es coherente.

Han quitado la película en León; no hemos tenido ni un fin de semana libre, entre unas cosas y otras... pero la veré, la veré...¡qué pena me da!, tengo muchas ganas de verla. Los valores que refleja el hobbit ¡me encantan! y cómo era Tolkien también.

Gracias, leerte siempre nos carga de buenos sentimientos.

Las imágenes que pones lo dicen todo, es que son ¡muy bonitas! Las guardo.

Tengo que aprender a hacer vídeos...algún día...

Un abrazo grande.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...