lunes, 13 de octubre de 2008

ELOGÍOS Y REPROCHES

.
Este viernes tuve que ir a hacerme unas pruebas médicas como consecuencia de mi chequeo anual debido a unas dolencias crónicas que padezco. Las pruebas son rutinarias y no revisten (de momento –toquemos madera-) mayor importancia. Sin embargo, lo novedoso en esta ocasión era el lugar. Por fín, conocí el nuevo hospital Puerta de Hierro de Majadahonda.
Y tengo que decir, pese a la polémica abierta en torno a este centro, que mi experiencia ha sido fantástica. Lo digo con la mano en el corazón.
Cada uno puede contar la guerra según le vaya, mi visión, aun siendo, muy subjetiva, por que es mía, pueden tener por seguro, que es sincera y real porque voy a contar, única y exclusivamente lo que he vivido, lo que he visto.
.
Lo primero que tengo que señalar es la facilidad con la que se llega, al menos por carretera, que es el modo en el que me desplacé. Es muy fácil acceder al Hospital desde diferentes zonas. Digamos que desde el Puente de los Franceses hasta el centro hospitalario, sin tráfico y a una velocidad moderada, son 20, a lo sumo, 25 minutos de reloj. Los accesos están bien señalizados, tanto a través de la A-6, como de las carreteras de circunvalación de Madrid (M-40 y M-50), y se encuentra fácilmente, incluso sin necesidad de gps.
Por otra parte y como feliz remate final, al llegar al destino, nos encontramos con la grata sorpresa de un gran parking, que efectivamente, es de pago; pero se agradece enormemente dadas las carencias en ese sentido, del antiguo Hospital de la calle Isla de Oza. Compensa el pagar una pequeña cantidad, frente a las muchas vueltas, gastando coche y gasolina, que se hacían antes, para encontrar hueco en la otra ubicación.
.
Al llegar a las Puertas del Hospital, uno se siente algo perdido y abrumado ante la novedad y la amplitud del edificio. Rápidamente, esta es una cuestión subsanada. En diferentes zonas, principalmente en las entradas y cerca de los mostradores, existe un servicio de jóvenes azafatas y azafatos, debidamente uniformados, que te preguntan donde vas, te indican el camino y si es necesario, como fue mi caso, te acompañan hasta dejarte en el sitio adecuado. Esto es nuevo, reseñable y he de decir que yo, no lo había visto en ningún hospital público anteriormente y le dá un valor añadido y muy estimado a este nuevo centro.
.
Ya en el departamento correspondiente, hay que esperar una pequeña cola, (no más de 5 minutos, y aún hubo gente que se quejaba); para entregar el volante y pasar por el ordenador. Tan pronto como se hace este necesario trámite, más que otra cosa, -para saber que estás ahí-, el personal al cargo te indica eficazmente, el pasillo y la puerta en el que ya, la enfermera de la sección está esperando tu llegada. Ipso facto, pasas a hacerte la prueba y listo.
En toda la gestión, y sumando el tiempo de la prueba, unos 40 minutos. Yo estaba citado a las 9:00 h. y a las 9:45 ya estaba fuera. Increíble ¡pero rigurosamente cierto!.
.
Así pues mi primera experiencia en este centro ha sido magnífica. Entiendo las críticas hacía gestiones mal hechas, no es el caso. A pesar de la extensión del Hospital, 160.000 metros cuadrados construidos y de la dificultad que supone gestionar un macro centro para casi 900 camas y casi todas las especialidades (Pediatría, Medicina Interna, Urgencias, Traumatología, Otorrinolaringología, Oftalmología, Ginecología, Cirugía, Radiodiagnóstico, etc., etc.), en este Hospital, las cosas parecen de otro modo.
Su diseño es moderno, funcional, y agradable; en el exterior rodeado de zonas verdes y en su interior, grandes vestíbulos, pasillos limpios y diáfanos, cantidad de ascensores, salas de espera bien iluminadas… todo lo contrario del anterior.
Si aquel era, cuasi tercermundista, todavía me acuerdo de las camas en los pasillos; este hospital es del tercer milenio; tanto en su estructura como en la eficacia, la limpieza y la rapidez del servicio. Esperemos que la cosa no se tuerza con la rutina y con el paso del tiempo.
.
Yo no puedo, de momento, hablar de otro modo que positivamente. Porque además de este Hospital, la Comunidad de Madrid, ha regalado a mi barrio un nuevo Centro de Salud, con las mismas cualidades que este Hospital. Con unas dignísimas instalaciones que el barrio venía demandando hace mucho tiempo.
Por eso, solo puedo agradecer Comunidad de Madrid y a su Presidenta, este esfuerzo que está haciendo en mejorar la calidad de vida de los madrileños y pedirle siga por el mismo camino; a pesar de las muchas trabas que algunos le están poniendo.
Con respecto a esto, el otro día, veía en Libertad Digital TV, una jugosa entrevista al consejero Güemes. Después de las muchas injustas agresiones que ha sufrido, este hablaba claro, contundente y lo que es más difícil en un político, entendible; sobre toda esta terrible manipulación que está sufriendo la sanidad pública madrileña. Os dejo la entrevista para que valoréis las juiciosas palabras de este joven político del brillante equipo de gobierno de Doña Esperanza Aguirre, no tiene desperdicio:

Sin embargo, este blog, aunque tiene unas ideas muy definidas, no es partidista y no se casa con nadie. Por eso, no quiero terminar el comentario de hoy, sin hacer una crítica contundente y cabreada contra el Presidente del Partido Popular.
Después de las desafortunadas declaraciones de Mariano Rajoy, con respecto al desfile militar para conmemorar el día de la fiesta nacional; mi sensación es la de haber tirado el voto; y tengo derecho al enfado y al pataleo.
No se puede estar un año tirando de “banderita” y presumiendo de patriota, y al año siguiente, eso está de más y además es un coñazo.
Rajoy ha quedado desacreditado para propios y extraños. Toda esa hipocresía que, otras veces, el mismo ha criticado en la izquierda, se reflejan en su persona, con esa triste confesión.
El único camino que le queda, si aún tiene dignidad, decoro y amor por sus ideas, es la dimisión. Y permitir que otro, u otra, con mayor carisma, honradez, valentía y aciertos, pueda plantar cara a los grandes desaciertos de la izquierda.
Si no se hace así, perderá mi voto y el de muchos que se lo dieron otras veces.
No seria justo pensar que el Partido Popular no tiene futuro. Hay que pensar en abrirle las puertas a la –Esperanza-.

* * * * *

8 comentarios:

Militos dijo...

Con esa maravillosa descripción del hospital, dan ganas de ponerse enferma. Ya había oído hablar de él, pero lo has hecho tan gráfico que debe merecer la pena visitarlo. ¡Qué suerte la tuya!. ¿Te dan pronto los resultados de las pruebas?
En cuanto a Rajoy no le queda otra salida que dimitir, pero no lo hará. Esperanza ya ha demostrado, por activa y por pasiva, que sería la mejor presidenta del PP. Sólo así volvería a votarles.

¿Sabes que me gusta de tí?, que aprendiste a manifestar algunas vivencias personales. Antes no te entregabas tanto.
Un beso grande, con mi total y personal deseo de los buenos resultados de tus pruebas. Estaré alerta.
Militos

porlafamiliaporlavida dijo...

Querido Arcendo:

Me ha encantado tu descripción, y es que Esperanza es mucha esperanza, ya me entiendes ¿verdad?. Yo también pienso como tú, y pienso que Rajoy se debería de marchar, tan sólo hace mal a los que tenemos ideas conservadoras, y con su actitud lo único que consigue es que el repugnante pepiño tenga más leña para echar al fuego.

Espero que tus pruebas vayan bien, el 17 le darán los resultados a mi madre, y por aquí andamos todos un poquillo nerviosos, aunque a juzgar por su aspecto, creo que la cosa no debe de andar muy mal.

Estaré al loro de preguntarte.

Por cierto, necesitamos esperanza y un rato.

jajaja, que malo.

Un besazo.

Alter ego (el otro yo) dijo...

Arcen,nos quejamos por nada,tienes razón,pero a veces hay personas incrédulas y si nos toca una de ellas,no te digo nada....

Lo de Rajoy,se merece la dimisión.Ayer me levanté a las 6.00 am.para ver la formula I y luego el desfile como cada año.No merecemos un presidente coñazo.

Terly dijo...

La verdad es que tener que ir a un hospital, aunque no sea nada más que para un control rutinario y sin importancia alguna, no es nunca un plato de gusto, pero si uno por lo menos se encuentra con un hospital limpio, gente amable y servicial, facilidades en los trámites y en resumidas cuentas una buena gestión, el plato mejora mucho su sabor y se te hace más comestible.
Espero y deseo que todo esté bien con tu salud que al fin y al cabo es lo más importante.
Un abrazo.

Al Neri dijo...

Lo de Rayoy es de vergüenza. Lo coherente sería que dimitiera ipso facto, pero pedir coherencia en España es pedir peras al olmo.

Natalia Pastor dijo...

La campaña que desde PRISA en comandita con los sindicatos, le están haciendo a Güemes y por ende a Esperanza Aguirre,es inadmisible en una democracia y en un estado de derecho.
Eso no es discrepancia política;es acoso y derribo con metodos violentos y estalinistas.
Vergonzante.

Militos dijo...

¡Qué pena que los árboles se partan por la mitad!, aunque sea el del PP.
Un beso

MARISELA dijo...

Arcendo:espero que tu chequeo vaya bien. Yo soy médico en Andalucía y vivo en mis carnes la ineptitud del SAS.Aquí el problema es el arraigo de las ideas sociatas,pues a fuerza de mentir,los andaluces sólo ven las verdades del Psoe.Es triste,pero cierto.Yo llevo años luchando contra corriente y este es el último mes que les trabajo, aunque me cueste apretarme el cinturón.Cuando tienes ideas y se las ofreces, te miran como un bicho raro y a la primera de cambio,te tachan de facha y franquista.Y ya me cansé. Deberías ver la cantidad de personal que está liberado por los sindicatos,y sin pudor alguno tumbados a la bartola.Me gustaría que un día aterrizara por aquí un periodista como Julia Roberts en El informe Pelícano.La Consejería de Salud de la Junta se pasa el día negando los motivos reales de los despidos de personal y lo que pasa es que no hay pana, se lo gastaron en las pantallas planas de 32¨pulgadas que han colocado en todos los centros de salud, que para lo que sirven es para poner publicidad acerca de lo buenos que son.Es de verguenza: el Juan Ramón Jiménez, hospital de referencia,no tiene personal, los de urgencias se quieren ir a bandadas y la calidad brilla por su ausencia. Y no es sea malo el personal, es que no dan más.Aquí se tapa el sol con un dedo:en Huelva hay una incidencia de cáncer muy alta en personas jóvenes, y cada vez que traen a un equipo para valorar el medio ambiente, los informes son que no,que la culpa no es de la porquería del ambiente.Ahorita la culpa se la echarán a Aznar y a Bush.Esto no es normal:si le dices estas cosas a la gente que trabaja contigo te rechazan,no lo ven, prefieren morirse de asco con el Zp.Y que después digan que Goebbels era un tonto céído.Gracias por dejarme descargar la decepción.Que Dios te bendiga.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...