jueves, 18 de junio de 2009

NO ME PODÍA CALLAR.

.
Reconozco que escribo este post más que motivado, afectado. Acabo de leer un comentario dejado por un lector de un blog amigo: “
Intuiciones de Un cura”, que creo que no debe quedar sin respuesta. Transcribo textualmente dicha intervención:
.
No deja de ser curioso que un sacerdote hable de crisis, y lo digo con todo el respeto del mundo.
Me refiero sobre todo a que una de las crisis de este siglo esta siendo la forma de hacer "iglesia" que existe hoy en día. Donde un día Jesucristo se acercó a todos los que le rodean hoy se le niega la comunión a un Síndrome de Down, se niega el bautismo a un niño por ser su padrino homosexual... Por eso me refiero que no deja de ser curioso que un sacerdote hable de crisis.
Si me he pasado te pido disculpas, pero es que estoy muy cabreadillo con esta "iglesia"/sectaria que tenemos hoy.

.
Las graves acusaciones contra mi Madre, la Iglesia, que aquí se vierten, aparentemente desde unas posiciones cercanas, a nadie que se precie de hijo, deben dejarle apático.
Desconozco que grado de compromiso e implicación católica tendrá el autor de esas líneas, y por tanto no debe ser, en ningún caso, mi labor juzgar a la persona; “no juzgaréis y no seréis juzgados”, esa tarea sólo es de Dios; pero si considero mi deber ineludible, aclarar ciertas cosas, a la luz de mi fé y del Magisterio de la Iglesia, depositaria de las enseñanzas de Nuestro Señor Jesucristo.
Las palabras del comentario referido, no son nuevas. Cualquier excusa es buena para atacar, pidiendo derechos que no lo son, y disfrazando el argumento en base a desatenciones inhumanas por parte de la Iglesia.
.
Se dice que en España se lee cada vez más, pero se lee solo lo que interesa, dejando muchas veces lo que importa. Por eso, entiendo la insistencia del Papa en la formación de los creyentes, oración, sacramentos y formación son los pilares de la Nueva Evangelización.
Un cristiano no formado, es incapaz, no solo de resolver estas grandes controversias que a diario encontramos, sino que dichas confusiones pueden incluso, alcanzarles de pleno.
.
Vayamos con los dos casos expuestos:
Efectivamente el párroco de Teià (Barcelona), Josep Lluís Moles, impidió que una pequeña con síndrome de down, recibiera la Primera Comunión. Sin embargo, el cura matizó que «con un síndrome de Down profundo, no se da cuenta de nada». Así mismo, comunicó a la madre que «la niña no podía hacer la catequesis, pues es un ángel de Dios al que se le borraron sus pecados en el bautizo y no ha vuelto a pecar» y «no es discriminación».
.
Esos son los hechos, que tanto han escandalizado al mundo y han hecho correr ríos de tinta emponzoñada en medios y tertulias. Para dar respuesta a este primer aspecto debemos acudir a las fuentes y a la razón, no hay otro modo de descubrir la verdad.
Las fuentes las encontramos en el Código de Derecho Canónico, Libro IV, Parte I, Título III, artículo 2 (DE LA PARTICIPACIÓN EN LA SANTÍSIMA EUCARISTÍA):
.
"912. Todo bautizado a quien el derecho no se lo prohiba, puede y debe ser admitido a la sagrada comunión.
.
913-1. Para que pueda administrarse la santísima Eucaristía a los niños, se requiere que tengan suficiente conocimiento y hayan recibido una preparación cuidadosa, de manera que entiendan el misterio de Cristo en la medida de su capacidad, y puedan recibir el Cuerpo del Señor con fe y devoción.
.
913-2. Puede, sin embargo, administrarse la santísima Eucaristía a los niños que se hallen en peligro de muerte, si son capaces de distinguir el Cuerpo de Cristo del alimento común y de recibir la comunión con reverencia.
.
914. Los padres en primer lugar, y quienes hacen sus veces, así como también el párroco, tienen obligación de procurar que los niños que han llegado al uso de razón se preparen convenientemente y se nutran cuanto antes, previa confesión sacramental, con este alimento divino; corresponde también al párroco vigilar para que no reciban la santísima Eucaristía los niños que AÚN no hayan llegado al uso de razón, o a los que no juzgue suficientemente dispuestos."
.
Repitoconocimiento suficiente” y “Haber llegado al uso de razón”; dos condiciones que, al parecer por el grado de incapacidad de la niña, no se dan; ante esto, ¿Hasta qué punto es reprochable que este cura haya aplicado lo que establece el Derecho Canónico?
.
Usemos ahora la razón. Claro que este señor no es infalible, como no lo somos nosotros, ni si quiera los que tanto critican; pero si, el baremo cognoscitivo de la pequeña, es tan bajo como para no entender o ni es capaz de aprenderse una oración, el sacerdote la reconoce como querida por Dios y punto. Y no hay que llevarse las manos a la cabeza, porque esta no es una cuestión de derechos, ni de discriminaciones; el sacerdote no ha actuado arbitrariamente, sino cumpliendo con su deber.
.
La iglesia y sus enseñanzas son únicas, ya que uno solo es el Evangelio. Querer modificar la iglesia de Jesús, es NO aceptar el Evangelio. Claro que la Iglesia tiene su Derecho y también sus mandamientos; pero es que este mundo también está sujeto a reglas y no por ello se discrimina a las personas. Esta niña igual no podrá ir a la Universidad, practicar un deporte, conducir y no por ello catedráticos, entrenadores o escuelas de conducción la estarían discriminando. Con eso está dicho todo.
.
.
En el otro caso: “se niega el bautismo a un niño por ser su padrino homosexual”; me remito a lo mismo. Ser católico es aceptar y vivir las enseñanzas que nos dejó Cristo en el Evangelio aceptando la guía de la Jerarquía Católica.
Para recibir cualquier Sacramento, todos los participantes han de asistir con las debidas disposiciones, también marcadas por la Santa Madre la Iglesia. Todos los Sacramentos son sagrados y por lo tanto el Bautismo también lo es. Ser padrino no es figurar en una foto sino velar, educar, ayudar a los padres, y si llega el caso a suplirlos, en la educación Católica del ahijado.
Es más, no solo se supone que los padrinos han de llevar una vida recta y cristiana, la Iglesia tiene la grave obligación de velar por que se den unas mínimas garantías por parte de los padres que piden el bautismo.
En cuanto a los padrinos, que a diferencia de los padres, sí se pueden escoger, la Iglesia es mucho más exigente: "...que sea católico, ESTÉ CONFIRMADO, haya recibido el santísimo sacramento de la Eucaristía y lleve, al mismo tiempo, UNA VIDA CONGRUENTE CON LA FE y con la misión que va a asumir" (Código de Derecho Canónico, canon 874, 1º-4).
.
También la Iglesia aclara este punto, y se puede afirmar con rotundidad y orgullo que el sacerdote en cuestión, actuó de acuerdo con su fé y no existió discriminación alguna.
Nadie tiene un derecho natural a ser padrino, y si lo quiere ser debe cumplir los requisitos. ¿Sabría este buen señor qué significa ser padrino?
Y en cuanto a esa "atribulada" madre si lo que quiere, de verdad, es que bauticen a su hijo, lo tiene fácil, sólo tiene que cambiar de padrino.
.
Recibir los Sacramentos no es un derecho. Aquí lo que ocurre es que, los que actuan de tan mala fé, no pretenden testimoniar su religión, porque no la tienen, les importa un pimiento el Sacramento del Bautismo y utilizan al niño o a quien haga falta para su propósito. Lo que quieren es forzar a la Iglesia, torcerle el brazo y que esto salga en todos los medios para asi "meter ese gol" a la Iglesia. Todo está premeditado.
.
Para finalizar, permitánme que les haga partícipes de una noticia aparecida en Aciprensa: “Abortos selectivos causarían "extinción" de niños con síndrome de Down en España” (
Ver enlace)
¿De que pues, ese interés progre por “los derechos” de la pequeña con síndrome de down, antes citada?. Los que ahora tanto vociferan contra la Iglesia, por ese motivo, son los mismos que demandan el derecho a matar a otros en la misma situación de esta pequeña, o no mueven un dedo para impedir ese genocidio.
.
.
Que fácil es decir verdades a medias y acusar de sectarismo o intolerancia a la Iglesia. Sin embargo, rascando un poco, siempre se encuentra la verdad, tan solo hay que querer buscarla.

* * * * *

26 comentarios:

Militos dijo...

Querido Arcendo:Magnífica forma de poner los puntos sobre las iies. Es una pena que algunas personas recurran a la Iglesia para recibir sacramentos que les traen sin cuidado pues si de verdad les importasen se prepararían a fondo y se darían cuenta de sus incongruencias. para la Primera Comunión son tres años de catequesis que sin duda la pequeña no podría seguir. Y como bien decía el párroco que se la negó, al estar bautizada y no tener el uso de razón propio de su edad era un angelito en la tierra que no necesitaba más sacramentos para recibir la Gracia de Dios en toda su plenitud.
Sin embargo en los abortos se les niega el Bautismo y a nadie les importa.
No son horas las mías para discurrir y de todas formas ya lo has dicho tú todo en este post.
Muchas gracias por la doctrina que repartes querido hermano.
Un beso
Off topic//
En el frívolo post de esta noche, que vergüenza me da al lado del tuyo,te he dejado una diminuta dedicatoria. Espero que la encuentres.

Aguijón dijo...

Coincido en casi todo contigo, Arcendo, pero creo que una persona, por ser homosexual no tiene porqué no poder ser padrino.
Un homosexual puede ser buen católico, si cumple con los preceptos de la Santa Madre Iglesia.
No es bueno generalizar, nunca.
Un abrazo.

ARCENDO dijo...

Querido Aguijón, no pretendo generalizar, y además yo SI estoy de acuerdo contigo, por supuesto que un homosexual puede ser un buen católico, a las pruebas me remito, Franco Zeffirelli, el brillante director de cine, era homosexual declarado y sin embargo católico ferviente y gran amigo de Juan Pablo II. Una cosa es la aceptación de su condición y otra la práctica del vicio.
Como bien nos recordó Militos en uno de sus brillantes artículos, en su autobiografía Zeffirelli confiesa:
"Soy homosexual pero no gay, una palabra que odio, que es ofensiva y obscena"
La Iglesia Católica, reflexionando a la luz de la Palabra de Dios y de la recta razón bajo la guía del Espíritu Santo, siempre ha enseñado que el acto homosexual es un pecado objetivamente grave.
Sin embargo, la Iglesia, distingue entre la maldad objetiva de la actividad homosexual y la responsabilidad subjetiva de quien la realiza.
En cualquier caso, siempre es exigible el respeto, a la persona.

Alawen dijo...

Has etiquetado la entrada como "manipulación", no hay más que decir, se manipula hasta el extremo lo que se hace y se dice cuando viene de la Iglesia o de sus jerarquías. Los enemigos de nuestra Madre son legión, y la incultura un perfecto caldo de cultivo.
Un abrazo.

Loren dijo...

Bueno bueno bueno.... A ver, antes de nada deciros a todos que yo soy esa persona que hizo el comentario en un blog y que ha hecho posible que nuestro amigo de una explicacion de la posición de la iglesia.

Antes de nada, tambien, quiero pedir disculpas a quien haya podido ofenderse con lo he que dicho,vale? Y segundo, si he formado parte muy activamente de la iglesia durante muchos muchos años, he sido catequista unos 10 años, cantado en coros, participado en voluntariados, he creado asociaciones unidas a la iglesia para fomentar el voluntariado, mis mejores amigos son curas,...

Pero... no estoy para nada de acuerdo con lo que tu aquí dices.
Primero, respecto al bautismo de un sindrome de Down:
Está claro, que si tiramos de escritos de la iglesia encontraremos algunos que se pongan a favor de este sacerdote. Pero para mi esa no es la cuestión, para mi la real cuestion es el porqué se le tiene que negar la comunion a un niño. Da igual que sea sindrome de Down, da igual que tenga alguna discapacidad, da igual... el 99% de los niños que toman la comunion (y tu seguro que lo sabes bien) no tienen ni idea de lo que hacen, solo lo hacen por los regalos y la fiesta, y los padres tanto de lo mismo. Entonces, porque hay que negarle a un Sindrome de Down la comunión? porque en un escrito lo diga??? no habia sido mejor simplemente que esa niña hubiera disfrutado de ese dia con Dios como todos los niños???

Otra cosa, he participado como monitor de actividades en muchas ocasiones con niños. Y sin duda, los niños mas receptivos, los que mas disfrutan y los que mas atienden (en la mayoria de los casos que he visto) son los grupos de niños con sindrome de down. Así que decir que esa niña no está preparada para recibir la Comunion... no se nose, creo que no es justo.



Respecto a lo del padrino homosexual:
En mi parroquia jamas, digo jamas, se le ha pedido a ningun padrino que esté confirmado, ni casado , ni nada.
Entonces, porque un homosexual no puede ser padrino? no puede un homosexual se catolico igual que el obispo???


Mi reflexion que hice, no fue para ofender a nadie, sino para reflejar con palabras como hace 2000 años un hombre llamado Jesus se acercó a todos los marginados, sin distinción. Y ahora no entiendo porqué la Iglesia "cierra puertas" a ciertos colectivos.
No seria mejor que la iglesia acogiera a todos por igual???

Bueno, menudo rollo que he metido... perdon... Pero bueno, creo que era necesario dar una explicacion.

Me pasaré siempre que pueda por aquí, a dar mi punto de vista (si te parece bien) y tan solo recordar que mi visión de la iglesia es no poner "escalones" donde no debe haberlos.
Besos a todos¡¡¡

Aguabella dijo...

HOLA ARCENDO

Después de lo que exponéis Militos y tú poco que añadir.

No se debe generalizar con nada, de todas formas ya sabes que de una conversación se van haciendo versiones dependiendo de quién y cómo se cuente.

Besos

ARCENDO dijo...

Gracias, como siempre, a todos por visita, comentarios y cariño.
Ahora, para Loren:

Querido Loren, ante todo decirte que agradezco mucho tu visita, tu intervención y sobre todo el respeto con el que lo haces.

Ante todo decirte, que ante mi, no tienes nada de que disculparte, en todo caso, como veo que eres una persona formada y de buena intención, te animaría a continuar en esa labor de formación e información sobre nuestra fé.
Como bien dices, existen gran cantidad de textos e interpretaciones, pero la ley y el Derecho canónico es solo uno, y la voz del Papa es clara y concreta en aspectos como estos.

Hay cuestiones que no pueden ser minimizadas ni menospreciadas porque en estas condescendencias y desautorizaciones al mismo Vicario de Cristo, se plasma el abandono sistemático de la relación con Dios y su Iglesia, en fondos y formas.
No es, en ningún modo discriminar, ni apartar a nadie, efectivamente Jesús acogió a todos por igual, pero también en Mateo 10:14 se dice:
"Y si alguno no os recibiere, ni oyere vuestras palabras, salid de aquella casa o ciudad, y sacudid el polvo de vuestros pies."

No todo el mundo al que nos acercamos tiene intenciones rectas, Dios no desprecia a nadie, son ellos los que, despreciando sus preceptos, niegan al mismo Dios.

Por eso el Papa insiste tanto en cuidar estos detalles, que son “centro de la vida del cristiano”; quien no quiera acogerse a estas normas, es muy libre de no hacerlo, pero no puede llamarse católico, ni debe pretender modificar la Iglesia a su antojo.
La doctrina católica predica el amor, es su principal mandamiento; sí, y no lo descuida, por eso precisamente marca los términos a sus hijos para cumplir la voluntad de Dios.

También está claro que hoy muchos que se dicen católicos están desprovistos de Dios más que ningún otro, tanto que incluso llegan a la abierta rebelión que les hace enemigos directos de Dios. Mientras que en la fe de un no católico, equivocada en la esencia pero corroborada por una vida recta, está más el signo del Padre. Y eso Dios lo sabe. Pero una cosa es una cosa y otra es otra.

Aun teniendo como base el Amor a Dios a los demás, porque son vasos comunicantes; no podemos, ni debemos ser complacientes con todo y con todos; sino oir y seguir la Palabra de Dios y la voz de la Iglesia.

Sin otro particular, reitero mi agradecimiento y me despido de ti, dejandote abiertas las puertas de esta casa.

Un cordial saludo.

ARCENDO dijo...

Con respecto a lo del Bautismo se me había quedado en el tintero decir que, el que una parroquia en concreto, no acate, ni siga las normas, aunque es desgraciadamente “normal”, no es lo correcto.
El Señor nos pide que aceptemos y que amemos; pero perdonar las ofensas, y aceptar al hermano errado, no significa andar del brazo de corrompidos, escandalosos y blasfemos; no se puede estar en connivencia con los enemigos de la Cruz de Cristo, si estos se obstinan en desoír la voz correctora de la Iglesia que tiene poder de atar y desatar.
Saludos otra vez.

Loren dijo...

Joder, un buen politico seguro que serias... vamos lo digo por lo de ser capaz de decir muchas palabras con poco contenido.... jejeje es broma.

Este es el problema de la iglesia a mi modo de ver, que le cuesta mucho hacer autocritica.

No digo que no lleves razon, pero un poco de autocritica a la iglesia, verse a si misma, ver porque las iglesias cada vez tienen menos jovenes,... no se... creo que la iglesia deberia sentarse y mirarse un poco.
Pero vamos, igual que los politicos, igual que los medicos, igual .... entiendes?

respecto a lo del "no significa andar del brazo de corrompidos"... bufffff un homosexual cristiano calificarlo de corrompido... no se, no muy acertado,no?

En fin, que creo que simplemente vemos una realidad desde dos espejos diferentes, pero bueno, en el dialogo está la evolucion,no?

Me alegro mucho de haber participado en este pequeño debate, dificil debate, y del respeto que nos hemos lanzado.

Un abrazo y hasta pronto¡¡¡

charneguet dijo...

Gracias amigo Arcendo por tu invitación...Leí detenidamente el artículo...No te lo tomes a mal, pera debo confesarte que me es del todo indiferente que esa niña reciba la comunión o no...Para mi carece de trascendencia...Otro tanto podría decirte del baustismo...No es mi guerra.. En cambio, si lo es que la niña reciba las debidas atenciones médicas y educativas de parte de la administración. Eso es lo que verdederamente me importaría...

ARCENDO dijo...

Estimado Loren:

Siento tener que entrar de nuevo y de verás que siento mucho, tener que discrepar otra vez.

Con respecto a ese respeto que dices que nos hemos “lanzado” parece romperse un poquito cuando, aunque sea desde un tono jocoso, dices que mis planteamientos están faltos de contenido; perdona que me defienda y también te pido disculpas por creer lo contrario.

Desde el respeto, que tu si me mereces, te diré que al que le hace falta de un poco de auto crítica es a ti; todo lo que dices me parece falto de solidez, carente de formación y sobretodo de oración (espero equivocarme), me parece también que toda tu argumentación está llena de tópicos y consignas que, desgraciadamente estoy ya, muy acostumbrado a oír.

En este mundo que presenta y promueve alternativas hedonistas y facilonas, la Cruz, la mortificación, el ayuno y la penitencia no tienen cabida. Tampoco, este mundo es más justo o solidario, por llenarnos y repetir compulsivamente las grandilocuentes palabras: “solidaridad o igualdad”; porque estas están vacias; salvo en casos ejemplares como el de la Madre Teresa, están vacías de sacrificio, vacías de caridad, de verdad y sobretodo de Amor.
Por eso, es lógico que la gente, se tire por el camino cómodo y dé la espalda a la Iglesia; la, aparente huida de fieles, a esas posiciones más agnósticas; efectivamente en parte, depende del ejemplo de muchos cristianos, pero del mal ejemplo, de la falta de observación a las cosas de Dios, de la falta de oración y de la desobediencia al camino recto que el Papa nos marca desde Roma. En ningún caso, la solución está en transigir, ni cambiar a capricho, lo que desde hace más de dos mil años, está marcado por Dios:
El respeto a la vida, el amor al prójimo, el cumplimiento de los mandamientos (¡de todos!), y la obediencia al Magisterio de la silla de Pedro.
El querer modificar, cualquiera de estas premisas, además de perverso, es absurdo. El camino es único, la verdad solo una.

En cuanto a lo de "corrupción", la citas no son mias, pero la acato y las asumo:
1. "No te echarás con varón como con mujer, es abominación" (Levitico 18:22).

2. "Si alguno se juntare con varón como con mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos, sobre ellos será su sangre" (Lv 20:13)

3. "¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones (sodomitas), ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios" (1 Corintios 6:9-10).

La homosexualidad no es pecado por sí misma, pero sí lo es siempre su ejercicio. San Pablo también condena las relaciones entre hombres indicando que es un pecado "que va contra la doctrina sana" ("los que tienen relaciones sexuales entre hombres" dice en 1 Tm 1, 10).

Por supuesto que el homosexual como persona merece todo respeto. Esas personas están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida, y, si son cristianas, a unir al sacrificio de la cruz del Señor las dificultades que pueden encontrar a causa de su condición.
La acción pastoral de la Iglesia con estas personas -señala el teólogo Georges Cottier- ha de caracterizarse por la comprensión y el respeto. Con frecuencia se les ha hecho sufrir como consecuencia de actitudes que son más bien fruto de prejuicios que de auténticos motivos de inspiración evangélica.
Tienen que sentirse miembros de pleno derecho de la parroquia, y para ellos vale la misma llamada a la santidad del resto de los demás hombres y mujeres. Hay que tener siempre presente la maternidad de la Iglesia, que ama a todos los hombres, también a aquellos que tienen grandes problemas.

Bueno, de momento creo que ha quedado clara tu postura y también la mia, que no es otra que la de la Santa Madre Iglesia Católica; por eso, pienso que es hora, salvo objeciones de cerrar este “pequeño debate” que apuntas y que ya empieza a tener grandes dimensiones.
Eso si, te emplazo de nuevo, si quieres, para futuras charlas.

SALUDOS.

Loren dijo...

Encantado de participar en tu blog con mis humildes (y dificiles, lo se) reflexiones. volvere siempre que pueda.

Espero que tu tambien puedes pasarte por mi casita siempre que quieras. Es mas, para este fin de semana he organizado un concurso un tanto simpatico, si te apetece participar... por mi encantadisimo.

Te agrego en mi lista de blog que visito con un link en mi blog y me hago fans tuyo. El no tener las mismas ideas no significa que no tengamos una profunda union,no?

Un abrazo y ya sabes que estas invitado a pasarte por mi blog

ARCENDO dijo...

Acepto el ofrecimiento y me alegrará también poner tu blog entre mis bitácoras a las que sigo. Me alegro de haberte encontrado a pesar, y gracias a las discrepancias. Un cordial saludo, Loren.

eligelavida dijo...

Arcendo, tratas hoy de un tema muy interesante sobre el que creo que los católicos debiéramos reflexionar.

En primer lugar, pienso que existe una gran ignorancia acerca de lo que es el Síndrome de Down, así como de otras discapacidades mentales. El niño con SD no es en absoluto una persona ignorante. Es cierto que su discapacidad puede afectarle en distintos grados, pero te aseguro que es perfectamente capaz de comprender quien es, que padece una discapacidad, que Dios lo ha creado para Él, que lo ama y que lo espera en la Eucaristía. ¿Que quizá no entiende muy bien el gran Misterio de la Eucaristía? ¿Y quién puede?

Tengo un sobrino con SD que hizo su primera Comunión hace unos años, a los ocho años de edad, después de una catequesis enfocada a él y a otros compañeros con discapacidad mental. Te aseguro que TODOS entendieron que Cristo está oculto en el pan, que lo que antes de la Consagración no era más que pan, después era DIOS mismo. Tenían suficiente conocimiento y habían recibido una preparación cuidadosa, de acuerdo a su capacidad. Su emoción era grandísima, y lo sigue siendo cada vez que comulga.

Ahora es un adolescente y te aseguro que no es un “angelito” ignorante que no precisa de los sacramentos. Es un ser humano que lucha día a día para vencerse, para integrarse, para sonreír cuando no está de humor, para ser bueno y hacer el bien a los demás. Como persona creada a imagen y semejanza de Dios, NECESITA de la Sagrada Comunión para fortalecer su fe (que existe) y vivir la santidad a la que ha sido llamado dentro de unas condiciones especialmente difíciles, pues está muy unido a la Cruz de Cristo en su sufrimiento.

En la reciente exhortación apostólica Sacramentum Caritatis, dice el Papa Benedicto XVI: Se ha de procurar que estos hermanos y hermanas nuestros puedan recibir con frecuencia la Comunión sacramental (refiriéndose a los discapacitados en general). Al reforzar así la relación con Cristo crucificado y resucitado, podrán sentir su propia vida integrada plenamente en la vida y la misión de la Iglesia mediante la ofrenda del propio sufrimiento en unión con el sacrificio de nuestro Señor.

Se ha de reservar una atención particular a los discapacitados; si lo permite su condición, la comunidad cristiana ha de favorecer su participación en la celebración en un lugar de culto.

Se ha de dar también la Comunión eucarística, cuando sea posible, a los discapacitados mentales, bautizados y confirmados: ellos reciben la Eucaristía también en la fe de la familia o de la comunidad que los acompaña. Esto quiere decir que, si pueden recibir la comunión, apoyados en la fe de la familia o de la Comunidad que los acompaña, los discapacitados mentales, que no se dan cuenta de lo que reciben, también la pueden recibir los ancianos o enfermos que ya no se dan cuenta de lo que reciben, aunque con las debidas condiciones. En cuanto a los niños, lo importante es educarlos desde pequeñitos a amar a Jesús Eucaristía y animarles a visitarlo frecuentemente. Y esto debe hacerse, especialmente con los niños que ya han hecho su primera comunión, para que su amor a Jesús no se enfríe sino que se vaya acrecentando cada día más y más.

misideascotidianas dijo...

Muy bien explicado todo.
¡ánimo!
Y respecto a Loren, pues muy respetuoso.Así da gusto disentir.
Luisa

Militos dijo...

Me alegra ver que aquí se puede debatir razonablemente.
Lo que dice Loren de que no se piden certificados para ser padrino de bautizos, desgraciadamente es verdad en algunas parroquias, puede que las iglesias se fien demasiado de las personas, pero se entiende que nadie va a mentir con tal de ser padrino. Seguramente al paso que vamos habrá que pedirlo...
la niñita si necesitaba el Bautizo, pero los demás sacramentos no son imprescindibles para salvarse, ni siquiera para un adulto normal, lo que no quiere decir que no los necesitemos como el agua para superar, con la Gracia que se recibe en ellos, todas las dificultades y peligros con que tropezamos en nuestra vida de cristianos y también para crecer en amor de Dios.

En cuanto a la homosexualidad creo que la doctrina de la Iglesia está bien clara; no es condenable en sí misma, pero sí en todo lo que ha dicho Arcendo.
Y no sigo porque no puedo con este calor de Madrid que también es santificable.
perdón por intervenir.
Besos a todos

Jupa dijo...

Dudo que si Dios existiese y hubiese dejado su palabra dicha sobre la tierra marginase de alguna manera a los homosexuales ya que esta marginacion no es propia de alguien bondadoso, generoso y comprensivo como se supone que debiera ser Dios, mas bien esta marginacion me parece una interpretacion subjetiva de los que dicen predicar la palabra de Dios en la Tierra. Detecto en tu escrito y posteriores comentarios contradicciones; justificas el hecho de que a un homosexual se le niegue el poder ser padrino y sin embargo te merece todos los respetos como persona.

ARCENDO dijo...

Jupa, espero con este tuyo zanjar el tema, aclarandolo. Por supuesto me merece respeto, cualquier persona, y no justifico discriminación, porque no la hay. Tan solo es una cuestión de lógica, si alguien quiere pertenecer a cualquier sociedad humana, debe respetar sus reglas; con la Iglesia es igual, el manual de instrucciones, es la Biblia y los mandamientos. No se pueden cambiar porque son la clave única y perfecta.
Lo que no se puede es obligar a nadie, a aceptar como buenos, los modus vivendi, que cada uno tenga, según su antojo o necesidad, sería además de muy poco serio, contrario a la Ley de Dios. Las cosas no funcionan así.
Saludos.

Isaak Asino dijo...

Bien, he llegado aquí por la curiosidad suscitada por un alegre anuncio de polémica. Como charneguet, opino que esta guerra no es tampoco mía, al no ser católico.

Pero hay una expresión que siempre me duele y causa vergüenza ajena, en referencia a la homosexualidad: "Una cosa es la aceptación de su condición y otra la práctica del vicio". Nada más y gracias. Hasta siempre.

Guerrera de la LUZ dijo...

Holaaaaaaaaaaaaa cariño, qué tarde he llegado... he tenido un día de trabajo desquiciante.

Me encanta encontrar por aquí a mi Charne.

Mi opinión: los padrinos tienen una función muy clara y concisa: conducir a sus ahijados hacia la vida eterna. El homosexual en cuestión ¿es capaz de hacerlo? pues adelante. Se de buena tinta que los gustos sexuales o incluso las perversiones de cada uno no se le ponen por delante al Espíritu Santo para convertirnos en santos.

La niña down... no conozco nada de ese tema, me remito enteramente al comentario de eligelavida, que es una experta total.

Me late que una niña o un niño que son ya Jesús personificado, no necesitan de su Cuerpo y de su Sangre para alimentarse, pero supongo que dependerá de cada caso en particular.

Muchos besos a todos¡¡

ARCENDO dijo...

Igual que a todos, gracias a tí también por tu aportación, Isaak.
Lo dicho, dicho está, y lo que es, es..., verguenza y pudor ajenos a mi me dan otras cosas, que incluso en la calle, otros me quieren imponer con sus conductas y que en otro tiempo más normal, serían calificados de delito. Ahora, evidentemente no lo son, pero no por ello dejan de ser pecado y vicio manifiesto. (pobres criaturas como mis hijos, que desgraciadamente se están empezando a acostumbrar de tales aberraciones).
SALUDOS.

ARCENDO dijo...

Guerrera, aunque esta vez la última, ya te echaba en falta, SIEMPRE eres bienvenida. BESOTES.

TebamN dijo...

Buenos días a todos lo seguidores del blog...

Soy un Joven Católico de Argentina y comencé a vivir mi fe desde hace un par de años. Hoy en día, descubro una ardiente fe que intento desplegar en todo aspecto de mi vida.

Sobre la entrada, creo que son dos temas muy profundos... como joven me cuesta entenderlos y como humano muchisimo más.

Me interesó de sobremanera el comentario de eligelavida, pues pienso exactamente igual a ella en lo que se refiere al Síndrome Down.

Puedo comentar desde mi opinión y experiencia, que niños como la mencionada de ejemplo pueden comulgar en mi parroquia y lo hacen con UNA ALEGRÍA EN LA MAYORÍA DE LOS CASOS SUPERIOR A LA DE CUALQUIER OTRO CHICO.
Estos chicos tienen una denominada "Catequesis Especial", antes de su primera comunión y también la viven con una alegría mayor a los demás niños "normales".

Estas personas no tienen "capacidades intelectuales reducidas", sino "capacidades intelectuales ENLENTECIDAS".

Yo creo que el problema de esa niña, remontandome a ese ejemplo, se puede solucionar si tan solo se le explica el misterio como es debido.

Creo que la gran mayoría de los que comulgan todos los domingos no tienen idea alguna de ese misterio.
Yo tampoco.

¿Qué necesitamos saber o entender para poder recibir al Cuerpo de Cristo como sacramento?
Yo sé dos cosas: la primera es que ESE PAN QUE ME DAN EN LA BOCA, ES JESÚS. Y la segunda, es que JESÚS ES SINÓNIMO DE AMOR, PODER, SALVACIÓN y creo yo que también de AMISTAD y PERDÓN.
¿No se pueden explicar esos conceptos de la forma debida y listo? yo creo que con 2 preguntas para esos chicos alcanza: "¿Qué es este pan?", "¿Quién es Jesús?". Y esos niños pueden responder sin lugar a dudas: "Ese pan es Jesús, y él es AMOR"

¿HACE FALTA ALGO MÁS?
No lo pregunto provocativamente, sino desde mi ignorancia y curiosidad...


Sobre el otro tema, no quiero hondear mucho porque me es muy complicado desarrollar una opinión.
Hasta ahora lo que me limito a decir es que me parece bien que los seres humanos busquen amor. Me parece mal que las relaciones solo se desvién a lo sexual, como así también la mirada ajena se desvíe a ese rumbo.
Yo creo que los homosexuales tienen derecho a encontrar amor en cualquier persona. También creo que tienen derecho a vivir su sexualidad tanto como a vivir su identidad.
Pero lo que no creo es que las personas tengan derecho a hacer de su sexualidad, su identidad. Tanto para machistas como feministas, travestis, gays o lesbianas.

Un gran saludo y espero respuesta.
TebamN

Isaak Asino dijo...

Disiento profundamente de Ud., Sr. TebamN, en esta frase: "Pero lo que no creo es que las personas tengan derecho a hacer de su sexualidad, su identidad. Tanto para machistas como feministas, travestis, gays o lesbianas".

El ideario político, la sexualidad, la religión y otras muchas manifestaciones de la individualidad, son de libre elección. Cuando emprendo una acción o veo a otro emprenderla, siempre me pregunto: ¿hace daño a terceras personas, en términos generales y objetivos?

Los homosexuales no interfieren en mi vida en lo más mínimo, y apuesto a que tampoco en la suya. ¿Los hijos? nuestros hijos ven en televisión y en la misma calle atrocidades mucho mayores que dos personas del mismo sexo mirándose embelesados, o acariciándose.

Ver a un tipo escupiendo en la calle, o a otro dejando los excrementos de su perro tras de sí me parece infinitamente menos cívico y repugnante. Por dar ejemplos sencillos.

Nos quejamos cuando nuestra opción religiosa o política le parece mal a otra persona, y argumentamos que "tenemos derecho" a elegirla.

Estoy convencido que ellos también tienen ese derecho en lo que atañe a su sexualidad, puesto que es una característica individual e intransferible. Aunque también es cierto que un homosexual católico no tiene derecho a quejarse, puesto que sabe desde siempre cuáles son las normas.

Gracias y buenas noches.

TebamN dijo...

Isaak Asino, creo que no me entendiste bien lo que quise decir... Es un gran problema mio dar por entendido para todos las ideas que vuelan solo en mi cabeza...

Dije:
"Pero lo que no creo es que las personas tengan derecho a hacer de su sexualidad, su identidad. Tanto para machistas como feministas, travestis, gays o lesbianas"

Quise decir:
Repudio a toda persona que por cierta condición sexual, vea como Obligación (y cumplirlo tan solo porque tienen derecho hacerlo) seguir las características comunes de quienes acusen ser de determinado género, sin ser hombre o mujer.

Ejemplo nº1 y extremista: los travestis.
Son hombres que no se consideran naturalmente hombres ni tampoco se consideran mujeres, pero se disfrazan de ellas. Ok, si les gustan las relaciones sexuales con los de su mismo sexo, pero yo creo que tienen un grave problema de identidad... ¿qué son? ¿qué quieren ser? como no saben qué ni qiénes son, eligen mostrarse tan solo por sus preferencias sexuales.
Eso es lo que quiero decir con "hacer de la sexualidad, una identidad".

Otro ejemplo (y para el cuál apunta y se amolda muchísimo mejor mi frase), es el de los machistas.
Ellos no se consideran hombres, sino "machos", "HOMBRES" (con mayúscula!). Creo que no hace falta decir mucho sobre este tipo de personas, ahí se puede ver muy claramente como se hace identidad a un conjunto de características sexuales. Lo mismo para las mujeres que se consideren mejor que los hombres.

Mencioné gays y lesbianas para no dejar a nadie fuera de mi reflexión (no sea cosa que se sientan discriminados!).

No me gustan los homosexuales que se "amariconan". Tendrán las mismas preferencias sexuales que las mujeres, pero no por eso dejan de ser hombres. Más específicamente, no me gustan los homosexuales que se hacen llamar como mujeres, los que son "ellas" y no "ellos". Eso es otro conflicto con la identidad.

Me preguntas si los homosexuales interfieren en mi vida, si me molestan...
Y te respondo que no me molestan los homosexuales que buscan amor, pero sí los homosexuales que hacen de su sexualidad, su forma de ser en todo momento.
Tengo un amigo que hace poco me confesó su homosexualidad. No me molestan para nada sus preferencias sexuales, pero sí me molesta cuando se refiere a él mismo como una chica...

No es que me hagan daño. Es otro tipo de molestia... se parece a la molestia que tengo cuando veo algo fuera de lugar o una palabra mal escrita (sí, me molestan). Es simplemente algo que yo veo equivocado y que me produce esa emoción... Y creo lógica la reacción de querer "corregir" lo que yo veo mal.

NO SE ME MALINTERPRETE CON ESTO ÚLTIMO! no es que valla a hacer una "limpieza" de "amariconados"! no, quiero decir que intento corregir lo que veo mal dando mi opinión sobre el tema... Opinión que se la doy a cualquiera, incluso a un travesti, para que vea lo que pienso de su conflicto con la identidad...

Lo que reconosco es que quizás no debí utilizar la palabra "derecho" en esa frase. Es que tampoco la elaboré, sino que fue algo espontáneo...
Tendría que haber dicho desde el principio "No me gusta que hagan de su sexualidad, su identidad".

Resumiendo, los homosexuales no son GAYS. Son hombres con una identidad propia, no tienen porque ser sí o sí ese estereotipo que todos conocemos!

En cuanto a la homosexualidad vista desde el catolicismo, de nuevo no quiero decir nada. Es que no conosco bien cuál es la opinión del vaticano ni cuál la de los sacerdotes, así que no sé mucho sobre el tema.

Saludos.
TebamN

Isaak Asino dijo...

TebamN, de todos los arquetipos que mencionas, personalmente, sólo "me molesta" el modelo machista. Y no porque tenga el esquema mental que todos conocemos, sino porque de su actitud puede derivarse daño físico y emocional a mujeres y niños, si ejercen su machismo en el seno familiar.

De un travesti puede entristecerme, no molestarme, que viva desorientado y sea infeliz en una condición que él mismo pueda no entender.

Sin embargo, no puedo evitar sentirme feliz cuando otra persona vive su vida tal y como ha elegido y se la ve feliz y en paz así, como es el caso de la mayor parte de los homosexuales que se siente aceptados y comprendidos.

Los forofos futboleros, por ejemplo, suelen irradiar crispación y odio en muchos casos. La obsesión que supone esta "afición" les hace aparecer en no pocas ocasiones como animales enfurecidos defendiendo no se qué territorio. Es una actitud que me resulta desagradable de contemplar, y me gustaría que eso cambiara.

A saber qué no verán los demás en nosotros, TebamN, que no les gusta y desearían cambiar.

Somos distintos unos de otros, y la felicidad estriba en ser como desees ser en armonía con tu entorno, y que los otros te comprendan y te ayuden, no que intenten que transformarte en lo que a ellos les gustaría que fueses.

¿O es que soy yo alguien para sermonear a un sacerdote conque su voto de castidad es antinatural, y no debería de contravenir su tendencia como hombre?

Creo que no. Cada cual elige su camino, y los demás estamos para apoyarles, y esperar apoyo, siempre.

Saludos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...