lunes, 22 de febrero de 2010

PARTE DE GUERRA III. COMPLICES INVOLUNTARIOS.

.
Hoy os confesaré algo que me está viniendo muy bien en mi lucha contra el tabaco (hoy hace ¡22 días!). Una de las cosas que más me han ayudado ha sido –que me he ido cerrando puertas-. Me explico…:
Cuando decidí dejarlo, puse la fecha tope del 1 de febrero, eso sería a primeros de enero…, y desde entonces me apresuré a decirle a todos que en menos de un mes lo dejaría. Lo dije a diestro y siniestro, familia, vecinos, amigos y hasta al quiosquero de la esquina… A TODOS.
Sabido por todos de mi compulsiva adicción nicotínica: desde antes de los 20 años fumando, más de 30 tacos pegado al cigarrillo, y con 1 paquete y medio, cuando no dos, de consumo diario… ¡NADIE SE LO CREYÓ!. ¡¡NADIE!!, y por eso mismo, supuso un reto… ¡A QUE SÍ PUEDO! ¿A que yo… sí me lo creo?
.
Siempre os he dicho que carecía de voluntad y sigue siendo cierto, pero el milagro se obró, porque tuve, desde un principio claro, que la fuerza que no tenía, la tendría que obtener de fuera. ¿Parches de nicotina?, ¿chicles, acaso?, ¿sesiones psicológicas?, ¿libros de auto-ayuda?..... ¡¡¡NADA DE ESO!!!.
Esto es una cuestión de fé, y la FE MUEVE MONTAÑAS. Por eso, solo se puede obtener ayuda… REZANDO, rezando mucho.
.
¡Ya son 22 días y, salvo momentos cada vez más lejanos, el “mono” ya es prácticamente inexistente; pero lo que hoy si me interesa resaltar es la complicidad exterior, de la que hablé al principio, de la que me serví y que ha sido fundamental.
Como dije antes, cuando tomé la decisión se lo participé “hasta al gato”. Digamos que poco a poco me fui cerrando mis posibilidades de huida. Todo el mundo estaba al tanto de que lo iba a dejar, todos estaban expectantes y todos estaban convencidos de una nueva derrota mía.
Ahora a 22 días, todavía hay algún escéptico, pero la mayoría ya se lo empieza a creer, pero toda esa legión de “seguidores de la hazaña”…, unos por amistad, otros por simpatía, algunos por todo lo contrario, y aquellos porque también -loestándejando-; me siguen viendo CON LUPA. Y no puedo, ni quiero defraudarles. Todavía influyen y mucho en mi lucha diaria.
.
Para terminar, permitidme que comparta con vosotros, una confidencia más. Es una pequeña reflexión, casi una inspiración, relacionada con este hecho.
Uno de los primeros pasos de un buen apostolado cristiano, es también, participar, hacer saber, comunicar a todos, que tú, crees y practicas; es decir a todos, que tú, lees los Evangelios y vas a Misa.
Al igual que con lo del tabaco, esa “publicidad” ayuda y mucho:
- Primero, porque expresa la sinceridad y la autenticidad con la que queremos vivir, unidad de vida.
- Segundo, porque es un paso de valentía, necesaria. Un desprendimiento necesario de complejos y de falsos respetos humanos, que desvirtuan lo que somos y lo que queremos llegar a ser.
- Y tercero y principal, porque aunque muchos, nos miren con recelo, cuando nos hayamos colgado la etiqueta de católicos militantes, es algo que responsabiliza y obliga.
.
Nobleza obliga, dicen; y no sin falta de razón. Si soy hijo de un rey, no puedo portarme vulgarmente, he de comportarme siempre con cierta dignidad.
Volviendo al tema del tabaco, si todos esos que “me siguen”, me vieran ahora fumando a hurtadillas…., el primero que se iba a sentir mal, soy yo.
Así también, una vez colgado el sanbenito de CATÓLICO, ¡que mal haríamos a los demás, si no vieran un comportamiento cristiano con nosotros mismos y con los demás!:
.
-Mira a aquel católico como maltrata a su mujer-… dirían,
-Mira como engaña a su jefe. Y después se va a Misa….
-Mira como se escaquea en el trabajo, ese meapilas….
.
Si no fuera porque estamos desvirtuando nuestra fé y de paso condenando nuestra alma, todo eso y más… lo tendríamos merecido.
No está mal que digamos que somos creyentes, es recomendable decir que somos católicos, es bueno decir que somos cristianos… ¡PERO SIEMPRE QUE ACTUEMOS EN CONSECUENCIA!
Procura vivir de tal manera que sepas, voluntariamente, privarte de la comodidad y bienestar que verías mal en los hábitos de otro hombre de Dios….” (Camino 938. S. Josemaría Escrivá).
.
Lo deseable, en todo caso, sería que nadie tuviésemos vergüenza de decir lo que somos y pensamos, y que actuásemos siempre, en consecuencia. Que en el decir y en el obrar, hubiera una perfecta sintonía; y yo diría que incluso en el vestir, porque a veces, el hábito hace al monje, y siempre le ayuda.
Todo esto que parece difícil, no es imposible, poniendo un poquillo de esfuerzo.
.
Que duda cabe que, buscarse la complicidad indirecta de las personas, ayuda; siempre que, a pesar de nuestras debilidades, tratemos de ser sinceros y veraces. Que los demás vean en nosotros, siempre, un afán de lucha por mejorar y por ser cada vez más auténticos, -SIEMPRE MÁS Y MEJOR-, ya sea para dejar el tabaco o para vivir la religión…, y que nadie se escandalice por la comparación…

* * * * *

5 comentarios:

Militos dijo...

Querido: qué bien te sienta el casco, estás guapísimo.
Sólo te voy a dejar muy pocas palabras, mañana analizaré despacito toda tu oratoria para ver si encuentro algun pero que ponerte. Esta noche me alegro de andar a estas horas por aqui para darte mi enhorabuena y confirmar lo que ya sabía yo: que lo has logrado YA.
Sólo dime una cosa: ¿Lo habías intentado alguna vez más?

POR LO QUE HE VISTO A MI ALREDEDOR, SÓLO SE DEJA EL TABACO DE FORMA TAJANTE, por dos motivos:

1_ Por grave enfermedad.
2_ Por un enfoque espiritual como el tuyo.

Bueno, y ya te dejo que me estoy pasando, en palabras y en hora.
Que descanses tranquilo y hasta mañana si Dios quiere

JOSE LUIS CARVAJAL dijo...

¡Excelente su blog! Gracias por seguir el mío. Yo también seguiré el suyo. Unidos en la oración y en el amor a Jesús y a María, p. José Luis Carvajal (Argentina).

Caballero ZP dijo...

Me alegra mucho saber que tus logros respecto al dejar de fumar, ya podrían seguir tu ejemplo tanta gente que sigue en ese vicio absurdo y dañino.
Saludos

Militos dijo...

Jajaja... ya te he encontrado una pega, cuentas con los cómplices involuntarios y los cómplices voluntarios, y no pocos, que somos los que te apoyamos y seguimos en este tema y en todo.
Pero bueno, el mérito es tuyo y no del quiosquero de la esquina, y sobre todo de Dios que te sostiene.
`¡¡Cómo me alegro, hermanillo!!.

El video es maravilloso, la letra no sé lo que dice, pero debe ser preciosa y lo que más me gusta son los colores. ¡Añorada Primavera! espero que así se encuentre tu ánimo.
Besiños de este BICHO

Terly dijo...

Estás a punto de ser merecedor de la medalla al mérito militar con distimtivo blanco. Lo del distintivo blanco es por la pureza del ambiente y de tus pulmones. Ánimo, resiste que serás condecorado.
Un abrazo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...