martes, 13 de abril de 2010

SALIR.... ¡EN DEFENSA!

.
Alguno de los últimos acontecimientos, tanto internamente (en el mundo blogger), como externamente, en lo que se refiere a la Iglesia Católica, podrían hacer enmudecer a más de uno. Sin embargo, a pesar de mi largo silencio, ni este es el caso, ni este será el día. No es precisamente el momento de callarse, de amilanarse y ni mucho menos de avergonzarse de Nuestra Madre la Iglesia, como más de uno…, quisiera.
.
Ni ha sido una Cuaresma “normal”, ni está siendo una Pascua fácil. Son momentos duros que se nos notan a todos y por supuesto también al Papa. En sus gestos, en sus palabras, y probablemente también en su forma de rezar, mucho más intensamente. Pienso yo, que se le ha apreciado una preocupación o tristeza especial.
Ciertamente los momentos son de tanta gravedad, que durante la Misa de Resurrección en el Vaticano, el cardenal decano, Angelo Sodano, rompió todos los protocolos y al inicio de la celebración se dirigió al Papa para expresarle todo el apoyo de la Iglesia: "Santidad, no está solo, los fieles no se dejan impresionar por las murmuraciones del momento”, dijo el Cardenal, en esas palabras necesarias, que también suscribimos desde aquí.
.
Y es que de un tiempo a esta parte, la lapidación contra la Iglesia es constante y masiva; los ataques son ya feroces, tan despiadados, tan injustos que, sintiéndonos hijos, como nos sentimos, nos apesadumbran aunque nunca nos hacen perder la esperanza.
Pero, los católicos no podemos escandalizarnos como el resto del mundo preguntándonos -como puede pasar esto en la Iglesia-. Claro que los hechos son muy graves y que hay que ponerles freno de inmediato, pero no podemos olvidar que todo esto pasa porque la Iglesia está compuesta por pecadores.
Lo que sucede y no se debe olvidar, es que aún siendo la Iglesia, una comunidad de pecadores, no es una escuela de maldad, sino de virtud. Una institución que busca y consigue la redención del pecado por medio del perdón y la misericordia de Dios, respetando escrupulosamente la libertad de cada persona.
Y es así, precisamente en aras de esa libertad, a veces mal entendida, cuando algunos en lugar de perseguir la mejora de sus vidas, eligen el camino radicalmente contrario; por eso, cuando el pecado alcanza la categoría de delito es necesario ACTUAR. El delincuente debe ser denunciado, perseguido y puesto a disposición de la justicia.
.
Por eso ES DE ADMIRAR la coherencia y contundencia EJEMPLAR de Benedicto XVI. El Papa es sin duda, el que más se ha comprometido en la corrección de este MAL; así se corrobora en la reciente, magnífica y RECOMENDABLE carta a los católicos irlandeses (
Ver enlace), en todas sus enseñanzas y directrices en este sentido (aquí una relación de textos con intervenciones suyas sobre la pedofilia) y en la presentación, hoy mismo, de la guía católica sobre procedimiento en casos de abusos. (Ver enlace)
Dicha Guía, ayudará a los no especialistas, laicos y seglares, a entender con la máxima transparencia las próximas actuaciones de la Congregación de la Doctrina de la fé, cuando tenga que aplicar el Derecho civil y Canónico en cada uno de los casos. Es decir, será un instrumento eficacísimo para demostrar la aplicación de las leyes y la imposición de las consiguientes medidas disciplinarias o cautelares cuando sean necesarias.
Es decir, el mensaje es el siguiente, el horror y la pena ni pueden, ni deben minimizarse. Por eso, el Vicario de Cristo en la Tierra, ya ha puesto en marcha una impresionante tarea de saneamiento que sin duda, YA, está dando grandes frutos.
.
Sin embargo…, a pesar de todo, la persecución sigue, cada día que pasa el acoso no cesa, la manipulación enturbia todo, envilece todo, emponzoña todo. Nada de lo mucho que se haga, parece solucionar el problema. Algunas cifras se cambian, se estiran y se engordan. Se exhiben, cual estandartes, 94 vergonzantes casos pero se escamotean nada menos que otros 200.000 de los que nada tiene que ver la Iglesia…., ¿Qué está pasando?.
.
Por eso, como decíamos al principio, no es posible callar ante estas sucias mentiras, ante tanta injusticia, ante tanto sectarismo, ante tanto odio.
Es hora de dar la cara. Si otros salen del armario y muestran orgullosos sus miserias; nosotros saldremos de la catacumba y mostraremos orgullosos nuestra grandeza, la de pertenecer a la Santa Iglesia Católica de Jesucristo, cuyo vicario actual es nuestro bien querido, admirado y apoyado Benedicto XVI.
Alguien tendrá que salir y defender la verdad, alguien tendrá que ser coherente con la historia y la verdad…
.
- Porque la Iglesia siempre ha sido vínculo de AMOR, de unión y no de separación.
- Porque la Iglesia ha sido depositario, del gran mensaje de PAZ al mundo.
- Porque la Iglesia siempre ha conservado y difundido la CULTURA.
- Porque a pesar de lo que se diga, en estos tiempos de la banalización de la pederastía y otras aberraciones incluso por parte de instituciones oficiales; la Iglesia, y la llamada moral sexual católica, SIEMPRE han sido, son y serán un BALUARTE contra el abuso a la infancia y por la defensa de los más desfavorecidos.
.
Así, lejos de avergonzarnos, nos sentimos honrados y agradecidos de pertenecer a esta Iglesia.
Bien es cierto que estamos sufriendo una crisis, pero esta enfermedad moral de nuestro tiempo, no es de la Iglesia, ni tiene su origen en el celibato sacerdotal como quieren hacernos creer; su germen y su caldo de cultivo es el relativismo imperante y la pérdida del verdadero significado de la vida que afecta a esta moderna sociedad sin trascendencias.
.
A pesar de todo, la Iglesia siempre prevalecerá, está escrito; y a pesar de la dureza de los ataques, probablemente lo que están consiguiendo los enemigos es el efecto contrario al deseado por ellos. Porque la figura de Benedicto XVI permanece alta y luminosa como faro orientativo de la Iglesia de Dios. Cuantas más sombras se arrojan a su paso, más se agranda su silueta y más contraste hace su luminosa huella de luz entre esa negra tiniebla.
Al fin y al cabo, los cristianos somos optimistas por fé y naturaleza, no hay nunca mal, que por bien no venga.
.
* * *
,
Pdta. Para acompañar este post, me permito recomendaros este vídeo que nos podría ayudar a entender de forma clara y bien explicada, el por qué y el como, del mal dentro de la Iglesia, y muchas cosas más..., el documento no tiene desperdicio.
Saludos a todos, ¡ya estoy de vueltaaaa!, jajaja..
.

* * * * *

12 comentarios:

E. Baregó dijo...

Gracias, gracias y otra vez gracias. Bienvenido. Que post más maravilloso me han impactado sus palabras. Pensé que nadie de mis amigos blogueros iba a hablar de este asunto, yo no lo he hecho todavía; pues sabe, soy sacerdote, y puede que alguién diga: "bueno él es sacerdote por eso lo dice, tiene que salvar su pellejo", Por eso esperé que lo hiciera un laico y de los que comúnmente visito usted es el primero y se lo agradezco. No quiero decir que los demás no estén con el Papa y los sacerdotes, yo creo que quizás no lo hacen porque no vale la pena a veces hacer más promoción al asunto y prestarnos a más rizamiento. Pero creo que si al hablar y defender lo hacemos en honor a la verdad y a la justicia es bueno. Por eso hablaba yo de esto en mi post del jueves santo y lo volvía a tratar el 9 de abril recién pasado saliendo en defensa del P. Cantalamessa.Pero todavía me falta un post que hable sobre este punto. Ahora lo haré con más ánimo pues sus palbras nos animan. Sobre todo estas:" Es hora de dar la cara. Si otros salen del armario y muestran orgullosos sus miserias; nosotros saldremos de la catacumba y mostraremos orgullosos nuestra grandeza, la de pertenecer a la Santa Iglesia Católica de Jesucristo, cuyo vicario actual es nuestro bien querido, admirado y apoyado Benedicto XVI".

PEORES CRISIS HEMOS TENIDO Y HEMOS SALIDO, NUNCA NOS DERROTARAN.

GRACIAS HERMANOS ARCENDO. Lo que usted dice es cierto, yo estube celebrando semana santa en un pueblo distinto en el que estoy y los medios se hubieran admirado de la cantidad de gente que asistió, a la Iglesia verdadera no la amilanan. ¡¡¡¡Viva Cristo Resucitado, tenemos su fuerza!!!!.

Oceanida dijo...

Muy bien Arcendo. Yo tambien creo que esto al contrario de lo que quieren algunos "indocumentados", va a fortalecer a la Iglesia, es tiempo de despertar, de saber donde estamos y quienes somos, de no cederle ni un milimetro a la duda. Es espeluznante ver lo que esta pasando porque ya es descarado que no les importa lo ma minimo el horrendo acto de la pedofilia, ni los pedofilos ni las victimas. Su unico objetivo es atacar a la Iglesia y al Papa, como si fuera tan facil borrar de un plumazo a Dios. No va a pasar nada. De aqui salimos mas fuertes. Voy a ver el video y a defender en mi blog a mi Dios y a mis hermanos.

Porque la Iglesia somos todos!!!

Un fuerte abrazo.

maria jesus dijo...

Nos toca compensar la maldad. Intentemos ser santos

FOTELIAS dijo...

El mal nunca podrá con la Iglesia y en este preciso momento es el mas bello y apropiado para que los que nos denominamos catolicos demos la cara por Ella.
Son tiempos que necesitan TESTIGOS, hombres y mujeres de una pieza armados del amor de Cristo.
Estoy con el Papa.
BENDICIONES.

Alter ego dijo...

¡Que fácil es leer este post!,pero ¡que difícil es asimilar y ponerlo en practica!

Muchas gracias por acordarte de mi en tu encuentro con Angelo.Prometo que si voy a Madrid te lo haré saber.Gracias otra vez!

Angelo dijo...

¡Que entrada!Ganas tenía ya de leerte y disfrutar con tus palabras. Magnífico resumen de toda la situación que atrevesamos. Clarividencia absoluta y denuncia justa la que has hecho. La tormenta nos ha sacudido, y nos hemos sentido perdidos por un instante, pero nos hemos percatado de la presencia de Jesús. Hemos recibido su fuerza en la resurección, pronto nos dará el Espíritu Santo. Yo creo que hemos vivido como no se hacía tiempo una gran comunión de los santos, pidiendo unos por otros. El Papa sale fortalecido con nuestro apoyo, con nuestro amor hacía él y estoy convencido de que le llega este aliento. Yo noto que estamos valorando de nuevo la gran vocación de los sacerdotes,estamos conociendo muchos testimonios de entrega a su llamada. Estamos viendo como se caen fácilmente las mentiras creadas. La verdad triunfa siempre, y la luz resplandece en las tinieblas.Y no olvidemos que estamos en el año sacerdotal. ¿Acaso el diablo se iba a quedar quieto ante las gracias que se derraman en los sacerdotes? Gracias por volver, por tu amor a la Iglesia y por tu testimonio. Ahora nuestra unión es más fuerte que nunca.Un abrazo
P.d.: Super super genial, la selección de Nina . También he comenzado el libro. ¡Acertaste de lleno!

eligelavida dijo...

Los que más atacan a la Iglesia fingiendo escandalizarse son precisamente aquellos que después banalizan el tema en los medios.

Buena entrada. Me alegro de que estés de vuelta. Un abrazo!

JOSE LUIS CARVAJAL IBELLI dijo...

¡Gracias por su valentía y por su verdad! A pesar de algunos casos, hay una campaña contra la Iglesia y el Papa, ¡bien por su defensa de hijo fiel!

Terly dijo...

Bien sabes tú, querido Arcendo, que la Iglesia ha tenido a lo largo de los tiempos grandes persecuciones y de ellas se ha salido. No tiraremos nunca la toalla porque siempre tendremos el apoyo que recibamos de los más Álto, no obstante habrá que esmerarse en la oración pidiendo mucho por ella y por las intenciones del Papa.
Un abrazo, amigo.

Militos dijo...

Hola Arcendo, sólo tengo que añadir a este estupendo y necesario post, que la Iglesia, como tú dices, está formada por pecadores, todos nosotros, pero sólo en su parte humana, el cuerpo místico, la cabeza es divina, el mismo Cristo, por eso no hay quien haga naufragar esta barca de Cristo que acoge a todo el mundo para llevarlo a la Salvación,único puerto seguro.


La imagen que has buscado habla por sí sola.

Besiños de bienvenida

una madre agradecida dijo...

Dios te bendiga, Arcen.

El tiempo que nos ha tocado vivir es el tiempo de los testigos de Cristo.
Somos unos privilegiados por poder testimoniar con nuestra vida el amor de Dios, por acoger la luz de Cristo para que a través nuestro llegue a todos, por ser instrumentos de su paz, por...
Doy gracias a Dios por ti y a ti por tu post.

TERE dijo...

Nosotros, la Iglesia, hemos pasado muchos problemas, ataques, debilidades, resquebrajamientos a través de la historia, y todos han sido superados. Éste también pasará. Felices debemos estar porque Jesús nos lo dijo "Felices los que por causa mía los insulten, los persigan y les levanten toda clase de calumnias. Alégrense y muéstrense contentos, porque será grande la recompensa que recibirán en el cielo. Pues bien saben que así persiguieron a los profetas que vinieron antes de ustedes" (Mt. 5, 11-12)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...