jueves, 7 de abril de 2011

A RAÍZ DE UN VALIENTE COMENTARIO

.
Las palabras que vienen a continuación, en cursiva y entrecomilladas no son mías. Tampoco tengo permiso explícito para publicarlas, y si quiere su autor, ipso facto, eliminaré por completo este post. Pero…, todo lo que dice, es como si me hubieran leído el pensamiento, como si lo hubiera dicho yo.
Pertenecen a un comentario, una lúcida intervención más, de mi amigo, de mi –cada vez más hermano- Bruce, y van con respecto a la ofensiva brutal con la que los laicistas nos pretenden amedrentar.

Todo lo que dice Bruce, puede parecer fuerte; incluso puede chocar a más de un “correligionario” pero esa es la misma actitud, la misma del Josué bíblico ante los enemigos del pueblo de DIOS. Sin más trascribo las palabras de Bruce y luego comentamos:

Si Arcen, arderemos como en el 36, pero también ellos correrán como en el 39.
Aquí les espero, sentado, sin ninguna prisa.
Desde que se inventó la pólvora no existe el hombre cobarde.
¿Que vienen? que vengan! que aquí estamos.

YO NO PONDRÉ LA OTRA MEJILLA y voy a decir por qué:

No seamos ingenuos. Leamos lo que dice el Catecismo sobre la legítima defensa. Poner la otra mejilla es tan solo estar abierto al perdón (con los requisitos de que el que nos haya ofendido esté arrepentido y no tenga intención de volvernos a agredir, caso contrario es que no hay nada que perdonar, no se perdona y punto) pero, de ninguna manera significa dejarse pisotear.

El derecho a defenderse según la Doctrina de la Iglesia Católica no solo es un derecho sino en determinados casos una OBLIGACIÓN.
En la 2ª Guerra Mundial los aliados no quitaron de en medio a Hitler tirándole flores...le tiraron BOMBAS, otra manera no había de hacerlo. ¿Todo el bando aliado está en el infierno por no haberse dejado matar por Hitler? No seamos tan tontos, los mismos que nos atacan son los que nos recuerdan que tenemos que poner la otra mejilla para que seamos sumisos, dóciles, esclavos de ellos y de nuestra cobardía; por eso se ríen de nosotros y nos toman el pelo. Con los musulmanes no se meten. Ni con los Judíos, estos sí que saben, nadie ataca a Israel porque si les atacan ellos responden con contundencia y si así no fuera ya los hubieran borrado del mapa.

Todo el que nos ataque debe saber que de alguna manera va a ser castigado, y si el gobierno (por cierto socialista como antes de la guerra del 36) no nos defiende, ya tendremos que empezar a pensar qué es lo que vamos a hacer. No se puede ser ingenuo, pelele, mojigato, meapilas, el tontito de la clase...porque TE MACHACAN. Hay que echarle un par de huevos.

Dejémonos de chorradas como que hay que rezar por ellos y bla bla bla! eso ya lo sabemos, se da por hecho pero no es suficiente. Si quieres aprobar un examen reza y estudia, si quieres encontrar trabajo reza y busca, si quieres curarte de algo reza y sigue el tratamiento, y si quieres que no te ataquen tu religión reza...y denuncia, denuncia, y denuncia...y si las denuncias no sirven, empezarán a pasar cosas, luego apelarán a nuestra misericordia. Estos imbéciles no saben lo que están haciendo.

Una cosa clara, el problema lo tienen los que nos atacan, Dios está con nosotros, nosotros no atacamos sino que nos defendemos, no imponemos simplemente queremos igualdad, respeto y libertad.

Está escrito a lo largo de todas las Escrituras, pero aquí va una sola muestra dicha por Jesús "NO HAGAS MAL Y EL MAL NO CAERÁ SOBRE TI".
El que la haga la pagará, por Dios o por los hombres, por la razón o la fuerza. Allá ellos, nos quedará la tranquilidad de saber que no fuimos nosotros los que empezamos.
Que defendimos lo que era justo de la única manera que era posible.”

Contudente Bruce, pero acertadísimo Bruce… Lo dicho, yo lo pienso igual, pero nunca lo hubiera dicho mejor.
Esta situación límite ya no admite más contemplaciones, hay que tomar partido, hay que actuar. Cuando el odio pretende hacernos sus víctimas no es tiempo de paños calientes.
Ya no respetan nada, ni siquiera al vencido que yace en la tierra, ni a la mujer que implora, ni a los niños de ojos abiertos ante unas televisiones sin escrúpulos.
Solo vive la bestia, la bestia salvaje que va a pisotear a todos los inocentes que encuentre por su paso, y a los tímidos… los engullirá.

¿Qué debemos hacer? Callarnos, dejarnos…
¿Si un intruso llama hoy mismo a tu casa, y se cuela y pretende quedarse, y quiere además echarte a ti de tu propio domicilio, y quedarse con todo lo tuyo? ¿no harás nada? Como dice Bruce, cuando el diálogo no es posible, y la razón te asiste, el último recurso es la fuerza, y estoy seguro que el Dios de los ejercitos, bendice esa justicia.

Por suerte o por gracia, pienso que somos la generación que tenemos que bombardear las puertas del infierno, tomar la Tierra Prometida, y salvar la cosecha de almas de los últimos días. Y no podemos, ni debemos eludir el compromiso. La felicidad sólo existe en el don, en la fidelidad a la misión y en el cumplimiento del compromiso.
“Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese en la brecha delante de mí, a favor de la tierra…” (Ez. 22:30).
Solo Dios da al mundo su equilibrio, solo por El podemos dominar las pasiones, Solo con Él, somos capaces de atisbar un horizonte donde los días vuelvan a ser felices.

A la Virgen guerrera de Covadonga, nos encomendamos para alcanzar esta nueva reconquista; la interior…, y la exterior.
.
*
*   *   *   *   *

5 comentarios:

Bruce dijo...

¿Todo eso dije yo?...uf! que fuerte, ahora que lo pienso un poco jajaja!

Si dije eso, estoy de acuerdo totalmente conmigo, con ese tal Bruce, ese que reside dentro de mí y que a veces también lleva la razón.

Estas cosas un sacerdote en una homilía no las puede decir, porque todo el mundo no tiene la misma preparación espiritual y podrían interpretarse por algunos como una especie de llamada a la guerra santa, a otros los llenaría de pavor pensando que empieza otra guerra civil, otros se escandalizarían pensando en una neoinquisición...pero cuando hablas con sacerdote joven, preparado, que tiene conceptos básicos o no tan básicos de psicología, bioética, sociología, además de teología, te dice que tenemos la suerte de tener una religión cargada de un gran sentido común.Los sacerdotes jóvenes serán pocos...pero que buenos son por Dios! tienen vocación verdadera y saben de todo los tíos. Os animo a hablar con ellos de cualquier tema incluido este de hoy.

El padre jesuita Jorge Loring (menos joven, pero no menos bueno) en su merecidísimo best-seller,"PARA SALVARTE" aclara que lo "de poner la otra mejilla" no es más que una HIPÉRBOLE PROPIA DEL LENGUAJE ORIENTAL DE LA ÉPOCA, que lo único que indica es como dije en mi comentario APERTURA AL PERDÓN, 70 veces 7 como dijo Jesús, pero si hay las mismas dos cosas que Dios nos exige para perdonarnos cada vez que vamos al confesionario: 1º- Arrepentimiento (donde vale la atrición o dolor imperfecto, más movidos por el miedo al castigo divino por no hacer bien las cosas que por fallar al amor que sería la contrición perfecta y lo ideal cada vez que nos confesamos) 2º-Propósito de enmienda, es decir de intentar sinceramente no volver a hacer lo mismo, vale que caigas por debilidad, pero que no lleves en la cabeza de hacer lo mismo en cuanto salgas del confesionario.

Si no se dan esas dos circunstancias DIOS NO NOS PERDONA, y eso que Dios es infinitamente misericordioso. Pues nosotros imitando a nuestro Maestro hacemos lo mismo respecto de los demás.Yo no voy a perdonar a unas lesbianas que han quemado una iglesia porque no se arrepienten sino que se jactan de haberlo hecho,y ademàs tienen propósito no de no volverlo hacer, sino todo lo contrario ir a más y repetirlo.Luego no hay hay nada que perdonar.
El padre Jorge Loring, no es un teólogo hereje, está en perfecta comunión con los Dogmas y Doctrina de la Iglesia Católica y no ha sido llamado a capítulo nunca por la Congregación para la Doctrina de la Fe, luego nos podemos más que fiar de lo que dice.

Vale la pena leer ese libro que menciono, y mucho!! es como la expliación práctica del Catecismo con gran cantidad de ejemplos para poderlo entender fácilmente.

(Luego sigo que ahora no tengo tiempo)

MARISELA dijo...

Queridos amigos: en este post está brillantemente plasmado el por qué no debemos caer en conceptos maniqueos y cogidos por pinas acerca del perdón y la misericordia. Hace un tiempo ya, no se si recuerdas Arcendo, hubo una discusión sobre el tema, que comenzó en tu blog y terminó en el mío, creo recordar que uno de los contertulios fue el P. Enriqee Baregó y trataba de el por qué no podemos creer que Dios es tan misericordioso que va a perdonar todo todo sin contrición ni enmienda. Y eso es de lo que se valen los progres actuales, esos que critican tanto a los creyentes, a la vez nos conminan a perdonar, a poner la otra mejilla, a callar o llorar a escondidas, en fin, nos quieren quitar hasta el derecho protestar contra el mal.
Y yo firmo lo dicho por ambos: el perdón tiene que venir precedido del arrepentimiento. No puedo poner la otra mejilla si el que me golpea es consciente del daño que me hace y, encima, disfruta.
Lo siento, pero yo recuerdo que cuando Jesús se cansó de las mentiras y desmanes de los mercaderes del Templo, cogió un látigo y los azuzó y les calentó las sentaderas de lo lindo. Y nosotros cualquier día nos cansamos. Y por eso no dejaremos de rezar, como decía mi abuela: A Dios rogando y con el mazo dando"
Un abrazo grande, guerreros del Señor.

Militos dijo...

Ya había leído este comentario y me dieron ganas de ponerme en pie de guerra. Este Bruce tiene alma de lider, yo me apunto sin ninguna reserva. También me apunto a todo lo que dices, no pienso quedarme de brazos cruzados ¿Cuándo empezamos?

jajaja... y resulta que yo también, sin haberte leído, he publicado otro comentario de nuestro amigo.

BESIÑOS, siempre a vuestras órdenes.
Te envíe un correo

Bruce dijo...

Un poco mandón sí que soy, jajaja!.
Llevar galones sobre los hombros es lo que tiene.

Maria del Rayo dijo...

Me da gusto saber la apertura que tienen a la Voluntad Divina, a lo que sea, porque cuando Dios dá, dá, es decir regala a lo grande y para muestra los mártires actuales, bien formados, y no creo que se hayan puesto de pechito para que los asesinaran, murieron a todas luces por Cristo.

Es la hora de la DIAKONIA entendida esta como la misión evangelizadora, en el ámbiente que estemos además de la MARTIRIA es decir del testimonio y de la KOINONIA entendida como fomento de unidad para vivir en comunión de espíritus. Que vivamos lo que creemos.
Se han explicado muy bien.
Los felicito a todos.
Ha sido para mí un regalo de Dios, conocerlos, sobre todo en los pensamientos internos y que externan y plasman muy bien.
Gracias Arcen.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...