miércoles, 27 de julio de 2011

EL BLOG HA MUERTO, ¡VIVA EL BLOG!

.
Soy consciente que en las postrimerías de este mes de Julio, ya vamos quedando, -en internet-, cada vez menos; y no es de extrañar, es este un tiempo para disfrutar al aire libre. Aquí solo permanecemos los que, por diversas circunstancias, no nos queda más remedio…; aún así, lo hacemos, con la alegría de mantener encendida la posibilidad del encuentro.
Bueno, pues…, antes que llegue agosto y el éxodo sea masivo, si me gustaría compartir con vosotros algunas ideas que me han ido surgiendo estos días, con respecto, precisamente a nuestra presencia en internet.
.
Esta claro que, para un católico de este siglo XXI, es imprescindible estar ahí. Tenemos que llevar la voz de Cristo, a todas partes. Tenemos que poner su mensaje en lo alto de cualquier actividad humana. La técnica de Internet nos posibilita ese “milagro”. El Papa lo sabe y cada vez que tiene oportunidad, nos anima a ello.
¡Tenemos que estar ahí!...; con toda nuestra fé y por consiguiente, con todos nuestros conocimientos previamente adquiridos.
El asunto entonces, será saber como debe ser nuestra presencia en la red. Que métodos debemos utilizar. Está claro, que la libertad existe y cada cual elige los suyos. Unos se limitaran a visitar tal o cual página y comentar lo que les parezca para ir sembrando un criterio católico. Otros optaran por las redes sociales y otros se abrirán un blog para expresar y compartir pensamientos y vivencias. Eso…., o todo junto, ¿Por qué no?
Antes decía un refrán español que “el que mucho abarca, poco aprieta”, sin embargo, creo que en este caso, se puede llegar a todo. Todo es cuestión de tiempo y de querer hacerlo, por creerlo más o menos útil; en eso estriba todo, tiempo y voluntad.
.
En mi caso, no pocas veces he defendido aquí, la necesidad de los blogs, animando a unos y a otros, a mantenerlo abierto, a seguir adelante, a ayudarnos unos con otros, a apoyarnos, a permanecer –firmes en la fé-, también aquí. Igualmente que he defendido esa postura, he manifestado muchas veces, mis reticencias con eso de las redes sociales. ¡No me gustan! No me gusta Twitter, Twenty, ni facebook.
,
Hace poco, un compañero, uno de los primeros amigos en esto de la bloguería, el gran HISPANICUS, capitán de LA CATAPULTA (Ver enlace), ponía también pies en polvorosa del facebook, -argumentando buenas razones-, con la intención, muy respetable, de dedicarse por completo a su blog; NO OBSTANTE, a tenor, de lo que he leído hoy en ALBA, ¡vive Dios!, que el caballero Hispanicus, no anda nada, pero nada desencaminado.
.
ALBA, el siempre recomendable semanario católico del grupo Intereconomía, recoge en sus páginas de la edición de esta semana, un artículo memorable. El periodista Enrique García Maíquez, como buen mensajero, se hace eco de un post genial firmado por Enrique Baltanás en su bitácora “Al margen de los días” (Ver enlace).
Por su interés, transcribo integramente dicho artículo:
.
No recuerdo dónde leí hace poco que el número de blogs, que hasta hace muy poco, aumentaba de modo exponencial, se había frenado considerablemente este último año. La causa: la creciente popularidad de las redes sociales.

En Twiter o en FaceBook, basta con una frase, una línea, ni siquiera eso, basta con una imagen o un enlace. Nada que ver con la, casi, siempre más dificultosa y arriesgada elaboración de una entrada. Porque una entrada puede ser un artículo, una página de un diario, una glosa, un microrrelato, un breve ensayo... Y eso, como se sabe, ya no está al alcance de cualquiera.

Así que los blogs se enfrentan a su primera crisis... de crecimiento. Pero no de identidad ni de naturaleza. No sólo porque blogs y redes sociales pueden estar interconectados, y de hecho lo están, sino porque el blog, quizá ya no tan mayoritario, conserva aquello de lo que quizá carezcan las redes, es decir, un cierto aire de profesionalidad, de continuidad, de persistencia.
.
El blog, por otra parte, preserva la intimidad de su autor, su espacio personal, sin sumirlo en la corriente continua de las redes sociales, en la vorágine de sus constantes y cambiantes mensajes.
La verdad es que entran ganas de decir, ¡El blog ha muerto! ¡Viva el blog!
.
Para mí desde luego ha sido un post genial, constructivo, iluminador, exacto, justo y necesario. No porque justifique mi postura y la de Hispanicus, sino porque dice la verdad.
Yo en mi caso, seguiré estando en internet. Lo estaré desde luego, en este blog o en otro que me invente. Y también estaré, de momento en facebook, pero solo como impulsor de los artículos del blog, y también como transmisor de ideas mínimas o vídeos, que no tengan cabida en la bitácora. Pero nunca, a pesar de las modas, aceptaré el facebook como si fuera la panacea universal.
.
Cada uno es cada uno, esa es mi postura. ¿Cuál es la vuestra?
.
*    *    *    *    *

9 comentarios:

Mento dijo...

A mi me pasa algo parecido, el facebook al final no me convence y eso que en el me han llovido amigos a los que no conozco y son grandes personas, como tú y sin animo de peloteos. El blog me resulta un modelo para evangelizar mejor, aunque necesito de tiempo. pero sea todo por Jesucristo.
Un abrazo, aqui los de la retaguardia del verano.

Alawen dijo...

Qué susto me has dado... Suelo leerte, aunque desde hace un tiempo no entro a comentar, pero esta vez
En fin, contestando a tu pregunta, prefiero mi blog a mi Twitter o al Fb, sobre todo porque en 140 caracteres no dan de sí para nada, y porque el nivel de los participantes en ambas redes deja mucho, pero mucho, que desear.
Me alegro de que tú sigas aquí, como de que sigan Militos, o Hispanicus, o tantos otros cuyos blogs son lo mejor de lo mejor.
Un abrazo grande.

Angelo dijo...

Has hecho el post que desde hace tiempo también yo quería hacer. Me alegro que lo hayas plasmado tú, porque mejor imposible. Suscribo cada línea. También yo he decidio usar solo facebook como enlace del blog y alguna puntualidad que tenga que ver con el apostolado. No me gusta nada el ritmo que ha adquirido en detrimento de blogs. He podido comprobar que amigos de esta hoja y de otros blogs amigos, han abandonado su bitácora para centrarse en las redes que a fin y a cuentas se quedan siempre muy limitadas y donde creo que se pierde con facilidad el mensaje que el Papa dejó. Ser testimonios del mensaje evangélico. Y no me gusta ser aguafiestas, pero en el evangelio también se dice que hasta de nuesttras palabras ociosas se nos pedirá cuentas. Apuesto todo a los blogs.
Un abrazo y hasta la vuelta, aunque espero seguir en comunicación; te aseguro mi lectura a tus post y al de los amigos más cercanos, aunque no asegure mi comentario.

Militos dijo...

Mi postura ya la conoces, también un día frente a FBK y demás defendí el blog, así que con mis altos y bajos que tan bien conoces, seguiré "hasta que me aguanten los huesos."nunca mejor dicho.
De todas formas, dada la trascendencia de este post tuyo, ahora mismito voy a suprimir el que acabo de publicar, frívolo, frívolo..., bueno lo dejaré hasta mañana.

BESIÑOS Y NO DEJES DE AVISAR SI TE INVENTAS OTRO BLOG, PERO PORFA, NO TE DESHAAGAS NUNCA DE LA HOJA

Maria del Rayo dijo...

Me gustan más los blogs, face y twitter sirven para enlazar los blogs.
Algo que me gusta de face son los grupos de oración y las notas que hacen las veces del post en el blog.
Gracias por tan bella entrada.

Mento dijo...

Arcendo, mi alma, si no vuelvo a escribir nada mas es que me ha dado un infarto ahora mismo.
Y tú serás el culpable,je,je.
Desde que rezo el rosario a diario,siento unas ganas de evangelizar que me acojonan y me dan miedo.De verdad. Pero es que anoche me encuentro montando otro blog. Y ahora paso por aqui de nuevo y me encuentro con todos los comentarios estos.
Amigo estoy super liada, no se que quiere el Señor de mi, pero estoy haciendolo. No vas a creerlo, un blog para niños...Pero si a mi casi no me gustan ni los mios. Si soy un trasto de madre.
No se que estaras pensando de mi ahora, ni tú ni los que leen tu blog. ¿Te acuerdas lo que te conté de mi enfermedad y el demonio? pues estoy como al reves y lo unico que escucho en mi cabeza es: Dile a los niños que vengan a mi.
Así que mira...aunque asustada, pero "pa" lante.
Asi que dile a tu niño y a todos los que tengas por hay alrededor que vengan a compartir al Señor al blog que voy a intentar ser constante en mantener.
Hay amigo mio!
Dios me va a conseguir hacer constante a base de teclado y ratón.
Un abrazo.
Reza por mi que estoy como cuando uno sale a predicar a la calle puerta por puerta, acojonadita.
Ah! Bueno y este es el enlace:
http://pequesypecas.blogspot.com/

LAH dijo...

El blog para mi va al corazón...lo demás no tiene nada que ver, yo tuve facebook, lo quite y lo he vuelto a poner por tener contacto con personas que apenas veo, es otra cosa, aunque ahora haga pocas entradas siempre entro en unos y otros, a veces no dejo comentario pero me llenan mucho. un abrazo Arcendo.

Gran Visigoda dijo...

Abrí una cuenta en facebook, a la media hora tenía tantas solicitudes de "amistad" de personas que no conocía de nada que me dije, esto no va bien... pero seguí ojeando la cosa... llegué a la conclusión de que facebook era algo asi como un lugar en el que se fomentaba el chismorreo... evidentemente no por parte de todos pero si por parte de muchos, no tarde mas de dos horas en abandonarlo.
Tengo 2 Twitter, uno digamos "familiar" solo estamos en el los de casa y nos resulta muy útil para comunicarnos cuando cada uno anda por su sitio.
El otro twitter es para enlazar el blog solamente.
El blog exige más dedicación, es más intimo, soy yo misma, el que acude y me lee ve lo que soy.En ningún caso abandonaría el blog por ninguna otra red social.
Abrazos.

Militos dijo...

JAJAJA..., ya sé por qué te quiero.

BESIÑOS BLANCOS, BLANCOOOS

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...