viernes, 1 de julio de 2011

RECUPERACIÓN IMPERATIVA (una reivindicación ORGULLOSA)

….
En ocasiones me gusta EVOCAR, -porque me anima-, aquellos tiempos remotos del medioevo en los que era tan difícil vivir y defender la fe. En algunos aspectos aquella época se parece tanto a la nuestra que a veces parece calcada:
Ahora tampoco nos falta de nada, ni el peligro de la peste en forma de sida, ni los ecos de la guerra, ni la amenaza musulmana, ni tampoco la picaresca, el caciquismo, y la esclavitud reciclada en muy diversas formas, pero esclavitud al fin y al cabo.
Ni siquiera hoy estamos exentos de superchería y analfabetismo espiritual, hoy como ayer, proliferan las brujas, los horóscopos, los oráculos, los amuletos, los fetiches, en definitiva todo vale y en todo creemos menos en la cruz salvadora de Nuestro Señor Jesús.
.
Es ahora, como antes lo fue, un tiempo oscuro, que anuncia todo lo peor.
Sin embargo, incluso en esa aparente victoria del mal, surgieron en su momento, grandes hombres, hombres santos que alumbraron con la luz potente de sus vidas, el caminar de los hombres de su época y de todos los tiempos posteriores, hasta nuestros días.
Existen muchos nombres propios, conocidos por todos, pero hoy me quiero referir a un colectivo muy particular, un movimiento único e irrepetible en la historia de la humanidad. Estoy refiriéndome a las llamadas “Órdenes de Caballería
.
Las Órdenes de Caballería, nacieron en la Edad Media como fraternidades mitad religiosas, mitad guerreras, formadas por caballeros que seguían las reglas de algunas de las grandes órdenes monásticas existentes. Este doble vínculo hizo que precisaran para constituirse la autorización pontificia, además de la de la Corona.
Estas curiosas instituciones, tenían dos clases de miembros: los monjes que hacían la vida conventual, entregados solamente a rezos y plegarias, y los caballeros que, sin perjuicio de encontrarse también sujetos a ayunos, oraciones, penitencias y otros deberes religiosos, disponían de mayor libertad, al ser considerados como guerreros y encontrarse casi continuamente en campaña contra el enemigo de la fe cristiana.
.
En España, son conocidas las Órdenes militares de Santiago, Calatrava, Alcántara y Montesa.
El declinar de las Órdenes Militares españolas se inició con el reinado de los Reyes Católicos. Conseguida la expulsión de los musulmanes de España, consumada la unificación nacional y sin enemigo a batir, las Órdenes Militares dejaban de tener la principal causa de su existencia.
Aunque hoy todavía subsisten como tradición y curiosidad, desgraciadamente, sus fines ya no son más que puramente decorativos. ¡Con la falta que haría la recuperación de aquel espíritu guerrero!
.
Sin embargo, yo hoy, me animo a rescatar del olvido y la naftalina, aquel espíritu en toda su grandeza, impidiendo que se quede sólo en un bonito recuerdo.
En esencia, todas las tradiciones, incorporan la vía del guerrero entre otras vías posibles de realización espiritual.
Y es que ese –espíritu del guerrero- es hoy más necesario que nunca.
.
Perece que el hombre moderno ya no busca grandes desafíos, las grandes hazañas, las búsquedas honorables con la que reavivar aquel fuego antiguo.
El hombre de nuestros días está demasiado ocupado conduciendo sus coches, alardeando de sus conquistas sexuales, apoltronado en su sofá esperando los últimos fichajes futbolísticos del verano y poco más; siendo en definitiva, perezoso, plano, simple…. ¡mediocre!
Y es una lástima que el hombre de hoy no sienta el ORGULLO de ser hombre, ¡con todas las de la ley!
Es como sí… hubiera que esconder vergonzosamente todos los rasgos de hombría y virilidad. ¿Y que no decir de la espiritualidad?
Como dice el psiquiatra Enrique Rojas: “Algunos confunden no tener tabúes con no tener principios
.
Por eso, estoy convencido que es imperativo retornar a la perspectiva de aquellos eternos principios, que alguna vez nos hicieron grandes…, nos humanizaron y también nos acercaron más a DIOS.
Pero no podemos tener paz hasta que no hagamos frente al enemigo. Al interior y al exterior. Las vías de la paz son solo para aquellos que la han ganado en combate.
.
Este es un mundo carente de integridad y de honor, es precisamente eso, lo que nos obliga a ser de nuevo, guerreros, por todo lo que importa.
Debemos hacer la guerra a nuestros propios instintos en primer lugar y posteriormente, a todos aquellos que nos niegan la libertad de vivir nuestras vidas, de estar ORGULLOSOS de nuestra herencia, de nuestra cultura, nuestras tradiciones y nuestra Fe.
.
No importan nada los tiempos oscuros en los que estamos inmersos, un guerrero sabe esperar, porque sabe por lo que está aguardando. Y mientras espera, no desea nada, y así, cualquier cosa que llegue, por menor que sea, se recibe como una bendición.
No hay lugar para la desesperación, ni la pena, el espíritu del guerrero no se queja de nada, porque no nació para ganar o perder. Nació para luchar, y cada batalla es la última. Por eso, el guerrero siempre deja su espíritu libre, y cuando se entrega al combate, sabiendo que su intención es transparente, él se ríe y se divierte; está haciendo lo que cree y con ello se realiza y transciende:
.
-Nada importa la muerte, porque simplemente no existe.-
.
El espíritu de la muerte: El morir en el combate es el mayor honor. No se muere más que una vez. La muerte llega sin dolor y el morir no es tan horrible como parece. Lo más horrible es vivir siendo un cobarde.” Credo Legionario.
.
*   *   *   *   *

7 comentarios:

Bruce dijo...

-...el espíritu del guerrero no se queja de nada, porque no nació para ganar o perder. Nació para luchar, y cada batalla es la última. Por eso, el guerrero siempre deja su espíritu libre, y cuando se entrega al combate, sabiendo que su intención es transparente, él se ríe y se divierte; está haciendo lo que cree y con ello se realiza y transciende:

-Nada importa la muerte, porque simplemente no existe.-

“El espíritu de la muerte: El morir en el combate es el mayor honor. No se muere más que una vez. La muerte llega sin dolor y el morir no es tan horrible como parece. Lo más horrible es vivir siendo un cobarde.” Credo Legionario...-
--------------------------------------
Me llevo esto que has escrito, quiero tenerlo a la vista durante un tiempo.
Y D. Enrique Rojas muy acertado como siempre. Como D. Juan Antonio Vallejo-Nájera demuestra que no hay ningún problema en ser psiquiatra y profundamente creyente, hombre de ciencia y cultísimo con creer en Dios, rompiéndole los esquemas y prejuicios una vez más a quién se empeña en confundir la sencillez, humildad,bondad...con ser tonto, inculto, crédulo...

LAH dijo...

Vaya post, me ha gustado Arcendo, estoy segura que hay muchos muchos santos anónimos y otros que se llegarán a conocer, porque El siempre actúa, me ha gustado como lo has deszcrito, buen finde!
Ah y la musica estupenda!

Maria del Rayo dijo...

He leído muchas veces esta entrada, me confunden tantas cosas de la vida, creo que son los años vividos, pero ahora se vive solo para sí, para darse gusto.
Y veo, empezando por mí, que nos conformamos con ser mediocres.
Dios nos quiere triunfadores es decir santos, y solo tenemos esta vida para lograrlo.
Solo me queda decir: ¡Señor apiádate de mí, no olvides que eres misericordioso!
¡Espíritu Santo inunda nuestro ser para que sepamos hacer la voluntad Divina!
Gracias Arcen!!

Militos dijo...

Por fin puedo entrar aquí, aunque sea con tantos deberes sin hacer.

"Cuando las convicciones son firmes, quizas la muerte no es tan importante",
es de una película, pero no recuerdo cual.
Sí, yo también admiro a aquellos hombres de las órdenes militares y estoy segura que algunos quedan por ahí, pero haría falta alguien que los capitanease sin miedo a la vida y sin miedo a la muerte. Creo que si Dios lo ve necesario ese capitán saldrá de alguna parte. Por ahora tenemos al Papa que ya nos ha lanzado al combate del espíritu, el otro vendrá también.

Estas recuperaciones son muy necesarias, gracias, Arcendo.

No pude venir antes por un percance que tuve y que ya conté. Gracias, hermanito por tus peticiones a la Virgen

BESIÑOS RECUPERADOS

Militos dijo...

Creo que otra vez se cruzaron nuestros comentarios. Yo sí que me asusté pensando que mi vida virtual se terminaba todo el verano. qué eficacia la de tu santo, creo que pocas veces le he utilizado para estos menesteres, pero con él y mi santa se arregló el desaguisado.

Buenas madrugadas, Lohengrin y prepara la armadura que ya queda poco para el combate.
BESIÑOS, espero que tengáis un verano muy feliz, la verdad es que motivos no os faltan.
¿Tu ESTÁS BIEN?
Os quiero hermanito.
MÁS BESIÑOS

Militos dijo...

Bueno me voy a dormir porque ya veo que hoy no tenemos videos.

Este sábado del Corazón de María dejé doble ración de rosas y Acordaos a nuestra Madre. Siempre tuve mucha devoción a esta fiesta, igual que al Sagrado Corazón del viernes.
Que los dos os guarden.

BESIÑOS CAMPEROS

Militos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...