domingo, 22 de enero de 2012

CONFESIONES: LO QUE NO SE CONTÓ ENTONCES...

-
Ayer me acordé de don Aquilino. Me refiero a Aquilino Polaino.
Este señor, de nombre tan peculiar, fue famoso hace unos años por ser el blanco de todos los odios del llamado colectivo Gay.
Don Aquilino, no es un don nadie. Don Aquilino es un hombre sobradamente preparado. Se podría decir, incluso, que en lo suyo Don Aquilino es un sabio.
Don Aquilino es médico, es psicólogo y es pedagogo; es catedrático de psicopatología de la Universidad Complutense de Madrid, fue también presidente del Capítulo de Bioética de AEDOS y es autor de varios libros de referencia en su campo.
Estas son sus credenciales, que creo no le regalaron en una rifa.

Su Calvario mediático comenzó el día en el que PP le citó en el Senado, para que como experto, analizara -para conocimiento de sus señorías-, las repercusiones que, en su opinión profesional, pudiera ocasionar la Ley de matrimonios del mismo sexo que estaba a punto de aprobarse. ¡Ahí, le crucificaron!
Integrista, homófobo, reprimido o cavernícola; fueron las lindezas más suaves que le propinaron.
Esa es su historia, la que todo el mundo conoce; que hoy  he recordado a causa de dos vivencias que me ocurrieron entre ayer y hoy.

(Antes de seguir tengo que decir,-como no creo en la casualidad-, que me conmueve constatar que DIOS es sorprendente; y lo digo, simplemente porque me emociona como, a veces, hace confluir los acontecimientos y las cosas).

El primero de esos dos sucesos “concéntricos”, tuvo lugar ayer (viernes) frente al televisor –fuente de demagogia, escuela de errores-.
Expongamos los antecedentes, anticipando que el suceso no fue debido a un loco y compulsivo “zapping” por mi parte. Soy de los que piensan que la tele, y por lo tanto el mando, hay que usarlo con moderación y con cabeza; así que, esa noche sabía adónde iba, sabía lo que quería ver.

Confieso ahora, que me chiflan las series de acción y más las de “polis”, de manera que el viernes la elegida fue… “Flashpoint”.
Esta serie, me gusta especialmente porque me recuerda a aquella otra de mi juventud, “Los hombres de Harrelson”.
Flashpoint , no es una producción estadounidense sino canadiense, pero también trata de las peripecias de una unidad táctica de élite, la Unidad de Respuesta Estrategica (SRU).
La SRU se ocupa de resolver situaciones extremas que los policías regulares no son capaces de manejar, -como aquellos míticos SWAT-; rescate de rehenes, amenazas de bomba, criminales armados con alta tecnología, etc. Una de las cosas que más me gustan es que tratan de utilizar tácticas de negociación y de intuición para tratar de evitar el uso de la fuerza.
En definitiva es una serie bien hecha, interesante, muy correcta y me gusta verla; sin embargo ayer me defraudó; se dejó caer estrepitosamente en los brazos del “pensamiento único”, utilizando unos argumentos tan previsibles como demagógicos, a la par que, lamentablemente eficaces de cara a la masa televidente.

El capítulo de ayer, fue el número 8 de la temporada 4 y lleva por título “The war within”, algo así como… “la guerra interna”.
El argumento se movía en el ámbito juvenil. El equipo buscaba a un francotirador enmascarado que estaba amenazando a un grupo de estudiantes.
La investigación descubrió conexiones entre un joven desesperado por recuperar la atención de su padre –que anecdóticamente era el hijo de uno de los policías-, un estudiante -homosexual declarado-, y su terapeuta.
La trama transcurre hasta que el equipo, acaba descubriendo la identidad del tirador y desbaratando el intento de suicidio del joven gay, supuestamente provocado por los prejuicios y sentimientos de culpa provocados por su psicólogo.

El papel que le pintaban a este profesional de la psicología era estereotipado hasta el exceso. El actor encarna a un tipo antipático y cerril; recto hasta la rigidez y… partidario a ultranza de la familia tradicional (¡manipulación total!).
El odioso psicólogo era el malo de la película y el mensaje final es que lo óptimo es, la tolerancia absoluta tanto con el pecador, como con el pecado…  ¡ahí está el FALLO!
Comprenderéis ahora la conexión de la serie con el bueno de Don Aquilino.
Luego continuaré dando más razones, ahora… voy a continuar relatando el segundo de esos sucesos, que como dije al principio, me han hecho recordarle.

Esta Navidad, los Reyes Magos me trajeron un libro que ya es un best seller que se codea sin complejos con los superventas Pérez Reverte o Ruiz Zafón.
El título es “No es bueno que DIOS esté solo”, y el autor es Gonzalo Altozano, director del semanario ALBA.
El libro es fácil de leer, tiene fondo, hace pensar y proporciona muchos motivos para la oración y no pocos para la acción; es decir, es muy recomendable.
El guión es como su autor, eminentemente periodístico. Se trata de un compendio de 101 entrevistas (como los dálmatas), a cual más interesante.
El objetivo es, nada menos que, HABLAR DE DIOS con personas relevantes, en esta época de la historia tan aparentemente apartada de Él.
Se habla de DIOS por medio de charlas tan libres como amenas. Hay conversaciones sorprendentes, valientes, impactantes, emotivas, divertidas, entrañables; y todas absolutamente ejemplares.
Lo curioso, lo coincidente, el denominador común, es que precisamente esta misma mañana, he leído la entrevista que Altozano hacía a Polaino en su libro, y esto ha sido así porque tocaba, no porque yo lo hubiera buscado adrede. “Diosciencia” habemus.

Esa conversación entre periodista y psicólogo, transcurre en un suspiro…, se nos hace corta. Sin embargo, dice mucho en muy poco espacio y es de agradecer.
Altozano es conciso y directo y como buen entrevistador, deja hablar.
Polaino es sencillo, sincero, natural.
De esa conversación de altura, si tuviera que elegir tan solo una pregunta y solo una respuesta, aunque me es difícil, me quedo con las siguientes:
ALTOZANO: Hablando de espiritualidad: hay quien dice que sólo lo visible es real.
POLAINO: Se equivocan. En nuestra vida hay montones de cosas no visibles. Es más, filosóficamente, lo invisibles ES MÁS REAL que lo visibles. De hecho es su origen.

La charla es genial. Aquel incidente que tuvo con el lobby gay no ocupa más de cuatro líneas lo que da imagen del criterio y de la gran capacidad de perdón de este científico creyente al que tan injustamente trataron por responder con su sabiduría a un trabajo institucional. Lo terrible del caso de Polaino, fue que incluso aquellos que le encargaron aquel cometido (el PP), -tal y como recuerda el libro-, le dejaron a los pies de los caballos, ante la brutal y despiadada crítica que hicieron sobre su persona.

De una manera u otra, lo cierto es que cualquiera que se atreva a desafiar los planteamientos del “pensamiento único universal”, queda marcado, señalado sin remisión, ninguneado o defenestrado cruelmente.
La intolerancia de “los tolerantes” es feroz. Lo hemos visto en la violencia de los ataques a Polaino, cuando se ha atrevido a señalar la homosexualidad como una anormalidad curable, y lo estamos viendo repetidamente también con los distintos científicos que osan desafiar al establishment, cuando intentan explicar que la aceptación del evolucionismo darwiniano, no tiene porque, negar el creacionismo bíblico, en absoluto.

En Estados Unidos, existe un buen número de hombres de ciencia, catedráticos, doctores, universitarios, gente muy cualificada profesionalmente, que abogan por lo que ellos llaman el –DISEÑO INTELIGENTE- para explicar el origen y la evolución del Universo, la vida y el hombre. Bien, pues muchos de sus valientes postuladores, en gran parte se han visto privados de sus cátedras, de sus puestos de trabajo, de sus posibilidades de exponer oralmente o por escrito, sus conocimientos.
La mayoría se han visto censurados, incluso en los USA, donde llevan muy a gala lo de la libertad de expresión para todos.
Los tentáculos del BIG BROTHER son largos y atenazantes, y lo digo con conocimiento de causa, por experiencia propia, concretamente por una vivencia personal que tiene mucho que ver con ese poderoso lobby homosexual.

En este punto, creo que haber recordado estos temas, -ya sea a través de la serie “Flashpoint” o de Aquilino Polaino-, no es nada casual.
Por eso, ahora, ya a toro pasado y a CUATRO años vista, me siento empujado misteriosamente a desvelar, lo que hubo detrás de una de las experiencias más desagradables que yo tuve en la red. Porque la verdad es que entonces, no se dijo todo…, y de algún modo, siento ahora la necesidad de limpiarme anímicamente de todo aquello, de liberarme, de quitarme todos los miedos de una santa y única vez.

Estoy hablando de 2007, concretamente de finales de diciembre. Por entonces yo tenía otro blog. En el se hablaba sobretodo de política, sin descuidar la defensa a otros valores; y la verdad es que aquella bitacorilla gozaba de una salud envidiable, muchos seguidores, buena cantidad de visitas… etc.; pero "chocar" con los chicos-arcoiris y desaparecer…, fue todo uno.
Entonces comprendí lo que es un auténtico grupo de presión, en todos los sentidos. Concreta y justamente el 28 de diciembre, día de los santos inocentes, aquel blog decidió dar su último aullido. Los motivos de tan drástica resolución radican en un post que incendió los ánimos de cuatro exaltados que se sintieron ofendidísimos.

El blog de entonces, formaba parte de una red y aquel comentario mío, intentaba SOLO hacer una llamada a la coherencia en la admisión de sus miembros. 
Se suponía que los integrantes de aquel –anillo de blogs-, además de tener en común sus fobias, también de algún modo deberían tener alguna afinidad en sus filias, concretamente en lo referido a la recuperación de ciertos valores perdidos.
A la vista de los acontecimientos..., desgraciadamente el nexo de unión eran solo las aversiones.

Ocurrió que..., entraron en el grupo dos blogs distintos:
- El primero, era tan respetable como fuera de lugar en este anillo.
Su autora, basaba la temática en contarnos sus andanzas y las de su perrita.
Que si hoy la llevé al veterinario,
Que si ayer fui al ginecólogo,
Que si otro día celebré el cumpleaños de Monina…y así.
¿Que tenía su derecho?, ¡que duda cabe!, pero creo, que este no era su sitio, y que tan solo colocó el banner para aumentar sus visitas.
- El otro, era capítulo aparte, solo en su cabecera, se declaraba abiertamente “Periódico homosexual”. El blog, nos mostraba entre otras cosas, el “Top webs de contactos homosexuales” y el “especial de calendarios gays”.

Sin duda, cada uno es libre de pecar o no hacerlo, sin embargo ese no parecía el sitio idóneo de defender una opción sexual determinada, a pesar de coincidir en los planteamientos políticos. Yo defendí -como opinión- que para esos fines existian otros foros.
No pasó más, pero la respuesta y la repercusión fueron de apoteosis. El post suscitó todo tipo de controversias y ataques. Ahora bien, lo que quiero volver a aclarar es que mi motivación, que en ningún caso quiso ser la ofensa, ni el desprecio. Simplemente, quise expresar mi postura de forma clara, sincera y honrada, como siempre lo hago; porque hacer lo contrario, hubiera sido hipocresía.

Como saben los que me conocen y me leen, soy católico practicante. Al igual que otros con otras cuestiones más banales, yo llevo con ORGULLO mi Religión, la defiendo y procuro seguirla porque considero que es un bien universal, para mi y para todos.
El Magisterio de la Iglesia por el me guio, en lo tocante a las relaciones homosexuales es claro y contundente, en todos sus documentos, como ejemplo dejo dos muestras, más o menos cercanas en el tiempo:

En la carta de la Congregación para la Doctrina de la Fé, firmada por el actual Papa, y dirigida a los Obispos de la Iglesia Católica en 1 de octubre de 1986 y llamada “Atención pastoral a las personas homosexuales”, dice en su preámbulo:
"La particular inclinación de la persona homosexual, aunque en sí no sea pecado, constituye sin embargo una tendencia, más o menos fuerte, hacia un comportamiento intrínsecamente MALO desde el punto de vista moral. Por este motivo la inclinación misma debe ser considerada como objetivamente desordenada".

Más recientemente, en Junio de 2003, en el documento “Consideraciones acerca de los proyectos de reconocimiento legal de las uniones entre personas homosexuales” el mismo Benedicto XVI, dice:
No existe ningún fundamento para asimilar o establecer analogías, ni siquiera remotas, entre las uniones homosexuales y el designio de Dios sobre el matrimonio y la familia. El matrimonio es santo, mientras que las relaciones homosexuales contrastan con la ley moral natural”.

Conviene recordar en este punto, que estas directrices de moralidad, no son exclusivas de este Papa, sino de todo el Magisterio y la Tradición de la Iglesia desde hace siglos; con ellas, la Iglesia previene ante el desorden y la inmoralidad cierta de algunas conductas que alejan al hombre del proyecto que Dios tiene sobre él.
Y bajo este punto de vista, enfocaba yo el tema, al tratarlo de inmoral.

Sin embargo, también hay que decir que, la Iglesia ni permanece impasible ante estas situaciones, ni dá la espalda a nadie, es más, sin justificar su comportamiento, se compromete con ellos como personas e hijos de Dios que son.
Así, el Catecismo de la Iglesia Católica en su capítulo 2358 dice:
Un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales instintivas. No eligen su condición homosexual; ésta constituye para la mayoría de ellos una auténtica prueba. Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta…
Si la Iglesia, a quien venero, lo dice, ¿Quién soy yo para actuar en su contra?

Gonzalo Altozano preguntó a Aquilino Polaino en aquella entrevista del libro que si le dolía que le hubiesen llamado homófobo. El psicólogo respondió con determinación, "Creame un homófobo no dedica  el tiempo que yo he dedicado a ayudar a quien quiere dejar de ser homosexual"; me parece una respuesta acertada y coincidente."
La raíz de aquella polémica mía, supuestamente era mi presunto ataque a las personas, por una determinada condición sexual; nunca lo pensé así, jamás fue mi intención.
El móvil de aquel post, era advertir a quien correspondiera, sobre la necesidad de establecer ciertas pautas de aceptación para poder formar parte de aquella  red; ¿Porqué aquella "chica banal" no era aceptada,  y el blog homosexual si? o todos o ninguno.
Hubiera sido absurdo, como fue;  demonizar a unos y  aceptar a otros. Esa fue mi opinión y así la expresé..., y las consecuencias fueron las que fueron:
Carpetazo inmediato al blog por coherencia... un blog que llevaba por lema "para un país en crisis de identidad y de valores”, no podía aguantar más esa situación.
Y también, y no menos principal, -huir de un posible peligro- del que hoy, aquí y ahora, doy buena cuenta.

He de confesar que en aquellos días sentí MIEDO, más que por mí, por los míos.
Entonces, además de la consiguiente -cruzada- masiva en mi contra, confieso que, tuve diversas comunicaciones a través de emails anónimos e ¡incluso de cartas a mi correo postal! sin remitente, con claras amenazas, indirectas y muy directas, que me tuve que tomar muy en serio.
-Ahora sé, que cualquier actividad realizada por internet no queda impune.
-Ahora me dicen que pude haber denunciado aquello a la Guardia Civil como delito de acoso informático; en aquel entonces, ni me lo planteé.
La opción más rápida y más segura, para mantener la seguridad de mi familia me pareció que era cerrar el blog, así lo hice, y así fue.

En cualquier caso..., tal como prometí, abrí otro blog, este que leeis ahora. Aquí está para expresarme, para seguir sintiéndome libre a pesar de todas las censuras y de todas las amenazas. La libertad de expresión más que nada es una necesidad.
Lo que prometí y confirmo, ya sea en este o en cualquier otro soporte es, que si DIOS me ayuda, seguiré diciendo lo que me dé la real gana, en defensa de la libertad, de España y de mis creencias.
DIOS me guíe siempre, me de fuerzas y me ayude en mi propósito; a Él, -que nunca me defrauda-, le pido que a pesar de los baches del camino, nunca me permita perder mi rumbo a las estrellas, ni el buen humor.
.
*   *   *   *   *

16 comentarios:

Militos dijo...

El post es intensísimo y excelente en su materia, pero lo que más me gusta es que hables de aquel blog en el que te conocí y que desde el primer día me caló hasta hoy. Cómo me impresionó tu blog, cuando yo empezaba en esto y qué blogueros valiosos y fuertes se nos han ido He vuelto a soltar lágrimas como el día que cerraste y ahora lo entiendo mejor, aunque ya sabíamos el motivo, es la primera vez que hablas de todo el trasfondo de amenazas y peligros.

También recuerdo todo lo de Polaino, su tenacidad y constancia en defender la verdad de las cosas, es fruto de esa fe y entrega con que hace todo. Es un hombre que siempre está en Dios
Qué pena da la intolerancia de los tolerantes.
Cuántas cosas y emociones remueves con este soberbio post. De momento no puedo añadir más...
BESIÑOS Y DESCANSA QUE TE LO HAS MERECIDO.
Buenas noches nos dé Dios

Militos dijo...

Discrepo de lo que dice el Manco de Lepanto: hay recuerdos que el tiempo no borra.
¿Y la alegría que me llevé cuando descubri quien era el Arcendo que empezaba a comentar en mi blog? jajaja... fue genial el reencuentro, COMO GENIAL ES ESTE POST.
BESIÑOS a la luz de la luna.

Militos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bruce dijo...

No sé cómo sería aquel blog, pero a este estoy enganchado.
Es duro lo que cuentas, y sé que es todo verdad... y lo que callarás.
La "mafia rosa" como la llaman por ahí algunos para designar a la línea dura del lobby gay existe y quién no se haya enterado de ello es que vive en la inopia.

Alabo tu coherencia!

Angelo dijo...

Vaya, vaya estás desconocido. Ayer no había post, hoy no hay música...
Es igual, siempre se encuentra miga de la buena aquí. Feliz domingo

Militos dijo...

Lo que dice Bruce de la mafia Rosa es cierto.
Volvíamos de Cádiz en el talgo, Julio, mi nieto que entonces tenía 15 años y yo, en frente nuestra un señor maduro que parecía simpático. Julio sacó el ABC y en la portada aparecía Zerolo besánndose con el que se acababa de casar, por cierto creo que ya se divorciaron; Julio le dice al nieto: "Mira qué verguenza, dos hombres besándose en la boca. No os podéis hacer ni idea la que organizó el señor simpático: "Le voy a denunciar, está manipulando al chiquillo, esto no va a quedar así, ya sé que clase de hombre es usted... Cuando llegué a Madrid le van a estar esperando... Bueno yo asustada y el vagón en pleno sorprendidos, en mi vida pasé mayor apuro. Julio, sorpréndetemente, sólo le dijo: ¿Me he metido yo con usted? pero el otro siguió y siguió hasta que le llamaron al móvil y salío a hablar.
LLegamos a Madrid y no pasó nada, pero yo temiendo que nos estuvieran aguardando unos matones.

En fin, una vez más la libertad de expresión es un mito.
BESIÑOS DE MAÑANA, CÓMO ME SIGUE GUSTANDO TU POST.

Ya sólo decirle a Bruce que el otro blog era tan bueno como éste, pero algo más agresivo, jajaja...

Bruce dijo...

Me lo creo Militos, Arcen lo hace todo bien.

Sobre lo que te pasó en el tren, al final tendremos que hacer como esa mujer negra que ocupó un sillón en un autobús cuando los negros tenían prohibido hacerlo, no sé si era del todo cierto o si es un mito, pero el caso es que fueron comienzos de revolución.

Hoy día no hay nada más revolucionario que ser cristiano.
Esas actitudes mafiosas, desde luego no le benefician a los homosexuales porque tanto tirar de la cuerda ... al final ese concepto de gay simpático y guay, se puede convertir en lo contrario, y provocar ellos mismos un rechazo que a día de hoy no se existe.

Bruce dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
gosspi dijo...

Nada mas empezar la musica a sonar me he quedado embobada leyendo hasta el final Arcen.....a veces leo por encima, te soy sincera pero hioy hasta el final....es que me encanta el Señor Polaino...D Aquilino. Lo he escuchado varias veces por la TV y realmente está lleno de sabiduria, naturalidad y sencillez......aunque estas dos ultimas son producto de la misma sabiduria como sabes...valga la redundancia.
He disfrutado con tu entrada Arcen...y es curioso lo que se aprende en este blog. un abrazo

Marcelo dijo...

Gracias, amigo, por compartir tu testimonio de coherencia y libertad. Que el Señor nos ánime a todos para que sepamos ser luz y sal de la tierra, y no nos dejemos doblegar ante la intolerancia y la dictadura de ese "pensamiento único" que nos quieren imponer. Un saludo fraterno desde la isla de Tenerife.

MOMENTOS dijo...

Cuando uno tiene a Dios de su lado no ha de tener miedo.
La verdad prevalece sobre todas las cosas. Bs

Maria del Rayo dijo...

¡Te admiro Arcen! ¡Te admiro.!
Saludos.
¡Que bella música!
DTB!!

Mento dijo...

Cuando empecé a leer no creia que terminaria tu post de hoy. En parte porque estoy griposa, cansada y porque los temas donde se toca la homosesualidad, me cuestan. Porque me tocan de frente y como en todo, se tiende a generalizar. he llegado hasta el final, sin ofuscarme y con ganas de seguir leyendo, nisiquiera me ofusque en los comentarios y creo que es bueno para mi. supongo que como en todos los colectivos tambien en el de los homosesuales los hay que en vez de ayudarse se echan tierra encima. Yo tengo amigos homosesuales que intentan vivir su vida lo mejor que pueden y viven en castidad. Es un tema delicado de tocar, tú lo haces bien Arcen. Por eso me gusta venir por tu blog y por eso te quiero un montón porque ni en los casos que podamos ser dispares siento necesidad de defenderme y creo que eso es señal de ir por buen camino.
Un abrazote guapo.

Militos dijo...

Querida Mento: ninguno de nosotros nos metemos con los homosexuales por serlo, yo tengo dos amigos que lo son,y no pasa nada porque nos respetamos. Lo que se critica es esas reacciones suyas contra los demás, sus enfrentamientos y no dejar que los demás tengamos nuestra libertad de expresión como ellos exigen para sí. Un ejemplo son las amenazas a Arcendo y su familia por expresar en un blog lo que le parecía una injusticia, hasta el punto de verse obligado a cerrarlo con lo estupendo que era.
Besitos, niña

Militos dijo...

Querido Arcendo: No quiero cargarte con otro comentario, debe ser un rollo verme tantas veces en el mismo post, pero tengo que decirte que ayer, con la emoción de los recuerdos, no me fijé en la súplica de tu último párrafo y en esta luminosa mañana ¿Dónde está el invierno? (A ver si van a tener razón los del cambio climático) me he parado en él y pienso que cuando nos dirigimos a Dios en esos términos ya nos lo está concediendo, para muestra tú y tu blog.
BESIÑOS DE PRECIOSA MAÑANA

Militos dijo...

No quiero cargarte, pero te cargo.
¿Además de malito estás desanimado?
Jesús lo está pasando todo contigo ¿No sientes su caricia?

BESIÑOS de preciosa noche

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...