jueves, 26 de abril de 2012

LA PRIMERA PASIÓN PARA NO PERDERSE

.
Soy del Real Madrid. Ayer, como todo el mundo sabe, mi equipo jugó y mi equipo... perdió.
Un día antes, el Barça. también había caído en el mismo campeonato.
Las derrotas no son plato de gusto para nadie, sin embargo, me temo, que en estos últimos tiempos, estamos empeñados en hacer grandes tormentas en pequeños vasos de agua. Todo se está sacando de quicio.

Las impresentables declaraciones de un ex dirigente, son solo la punta del iceberg, de una escala de provocaciones y desplantes que no ha cesado de crecer, por ambas partes.
Desde todos los medios, en tertulias, periódicos y redes sociales, se mantiene ese pique, -con fines meramente económicos-; sin reparar en lo peligroso que es alimentar el odio.

La crispación es máxima, por eso..., luego nadie se debe extrañar de sucesos como los que ya estamos empezando a ver en los campos de fútbol; cuando acudir al estadio con la camiseta del equipo rival, ya es motivo de agresión segura.
Así, el deporte, que debería servir de esparcimiento, ocio y relajación; antes que aliviar tensiones y promover valores, acaba enervando; hasta el enfrentamiento más animal.

Lo de ayer es solo... deporte, nada más que eso. En la escala de prioridades, que todos deberíamos tener en nuestras relaciones personales, habrá que poner las cosas en su justo término.
La inmensa mayoría de los aficionados, no vivimos del fútbol. No somos dirigentes, ni jugadores, ni del cuerpo técnico....; y muchos, ni siquiera somos socios. ¡Claro que nos gusta que gane nuestro equipo!, pero... no nos da de comer.
El fútbol es solo una afición, un hobby y nada más. El fútbol es un entretenimiento, pero no una necesidad, y desde luego..., nunca debe anteponerse a otras cuestiones de mucha más importancia.

El fútbol es un deporte con muchos valores, en el que, unas veces se gana y otras se pierde, y saber perder y saber ganar, es quizás el valor más grande de todos, pero no el único:
El deporte es lucha, pero no agresión. Es un combate de autosuperación.
Una escuela donde se aprende el valor del esfuerzo y del sufrimiento propio.
El deporte es tolerancia y respeto; nunca insulto, nunca mofa, nunca desprecio.  
El deporte es desarrollo, no degradación.
Por todo eso, lo de ayer y anteayer posiblemente, debería ser asumido por equipos y aficionados, como una inestimable lección, como el baño de humildad que ambos equipos estaban necesitando.

Así mismo..., lo deseable sería, que supiéramos asumir y practicar todas esas virtudes del deporte, también en otros ámbitos; desde luego, en primer lugar en la política. Porque quizás, la única explicación posible de todo este desatino es que, lamentablemente la política -la peor de las políticas-, ha contaminado el deporte:

Yo puedo entender que, al margen de la mera cuestión deportiva, hay mucho más.
Puedo entender que, las viejas rencillas históricas, las antiguas reclamaciones territoriales o lingüísticas, también jueguen un papel principal en estos "clásicos"...; sin embargo, ahora se hace imperativamente necesario, apelar a eso que algunos llaman "seny" y otros sentido común.

¡Cordura! es lo que esta sociedad precisa, tanto en la clase dirigente, como a nivel particular. Habrá que ser realista y pensar con cabeza. Ni el fútbol, ni la política, nos dan -directamente- de comer a la mayoría de nosotros.
Nuestro día a día, está en nuestra oficina, tienda o taller; en nuestra cocina o en la fila del paro; junto con un montón de gente, ¡igual que nosotros!, con nuestras mismas pegas, ilusiones y proyectos... Por eso, nada justifica una agresión, ni si quiera verbal, contra un semejante.

Por eso, por pura coherencia, LA PRIMERA PASIÓN, nunca debería ser la de nuestros colores, ya sean deportivos o políticos. Nuestro apasionamiento máximo... debe ser siempre y en primer término, por el prójimo (próximo), por aquel -sea quien sea- que cada día, está y vive a nuestro lado. Nada nos tiene que cegar de ese objetivo.
Sin esa base, sin esa premisa de convivencia, la sociedad está perdida.
*       *       *
 
...
*    *    *    *    *    *    *

8 comentarios:

Militos dijo...

Me gusta mucho tu entrada, es escandaloso lo que ocurre con el fútbol. Ayer tuve que enfadarme con mi nieto ángel, algo que casi nunca hacemos.

Al final, gracias a la lluvia no me he ido y además , despues de cambiar dos veces de navegador he conseguido publicar, ya pensé que me habían jubilado.
Y tiene gracia porque también he hablado de CONVIVENCIA.

BESIÑOS

Br dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LAH dijo...

Que Dios te siga bendiciendo para contarnos estas cosas tan claritas y directas, asi es. un abrazo! aqui tb somos del RM y bueno si, se pasa mal al fin y al cabo es solo una pelota, como decia mi padre....

Militos dijo...

No sé si es cosa de mi nuevo navegador, pero ¿Te has cambiado al azul? ya sé que siempre fue tu color preferido, pero ay... ¡ese verde de la Hoja!
Bueno lo que importa e4s el contenido.
BESIÑOS

Br dijo...

Hemos ganado la liga en el campo del "farsa" y eso les duele.
Hemos sido eliminados en los penaltis que no es ninguna deshonra porque más bien es una lotería, y eso les duele también.
Solo faltaba que el Bilbao... jeje!

Estoy contento con nuestro Real Madrid, lo que hagan los demás allá ellos.

Maria del Rayo dijo...

Que pena que pierda tu equipo, ni modo así es el deporte.
Arcen que transformación del blog, es el azul de la Virgen María.
Te quedo muy bonito.
Gracias!!
DTB!!

Angelo dijo...

Si el mundo deportivo aplicara tu entrada ¡¡¡ Tendríamos ya a medio mundo cambiado!!!
¡Gran reflexión querido amigo!Un fuerte abrazo

Militos dijo...

Querido, al final salimos ahora para el campo. Espero que me dediques un Avemaría por lo menos, aunque ya no me dices nada, confío en que lo harás.
BESIÑOS DE DESPEDIDA

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...