miércoles, 2 de enero de 2013

PLAN PERFECTO

.
Lo primero, la noticia: ¡Ya tengo día y hora para mi nuevo enfrentamiento con el quirófano! Esta mañana me han llamado y me han dicho que ingrese el día 7 por la tarde, porque la operación -por fin- está prevista para el día 8 a las 8h de la mañana. 
Aunque estos últimos días han sido de cierto recelo porque los síntomas de mi enfermedad paulatinamente han ido a más y no me llamaban..., lo cierto es que he disfrutado mucho de los míos esta Navidad, que DIOS ha querido que esté en casa. Agradezco mucho este regalo.

Como siempre, sigo rezando, pero.. también, sigo esperando mi milagro, por si ÉL cree que conviene; la verdad, no lo voy a negar, paso momentillos donde el miedo se quiere apoderar de mi. Sin embargo, lo que es verdad es que -seguro que gracias a todos esos rezos- mi confianza en DIOS,-mi Padre-, no decae. A Él le pido que me haga más fuerte y más dócil para hacer su voluntad, que seguro que es lo mejor para mí y los que me rodean.

En este momento, no puedo evitar teorizar sobre mi vida... Me da por cavilar en todo lo vivido y en que un solo instante, un mínimo detalle puede cambiarlo todo... Y uno, acaba dándose cuenta de la poca importancia que tiene nuestra preocupación. A DIOS, en su inmensa sabiduría, hay que dejarle el control total de situaciones como esta. Los humanos nada somos, nada podemos hacer, salvo rezar (que no es poco)
Pensemos un poco. Antes de que todo fuera, ya era ÉL. Un día, DIOS decidió pensar en mí. Y yo no era nada, pero por su AMOR soy y seré. Formaré parte de una eternidad por el querida, por el ganada, para mí. Nada tuve yo que ver, todo me lo dio ÉL. Es curioso, como todos estos pensamientos, -llamémoslos de pseudo filosofía baratilla-, me rondan ahora el coco.
¡Que extraordinaria es nuestra existencia y que poco valoramos su grandeza! DIOS busca los recovecos, los detalles y los transforma. Yo soy y seré, pero siempre estuve a punto de no ser. Soy producto de una serie de benditas conjunciones, una continua sucesión de causas y efectos  concatenados, que hacen yo viva, que esté aquí y ahora, largando todas estas divagaciones en este blog.

Hace unos días decían los agoreros que se iba a acabar el mundo. Que nadie nos asuste o amargue la existencia, el caso es que de cronologías mundiales o personales, solo DIOS tiene el control.
Mientras tanto, habrá que vivir, disfrutar y aprovechar el tiempo que tengamos asignado. Eso y también agradecer lo vivido.
En mi caso, a pesar de las sombras, las luces resplandecen mucho más. Yo no tengo queja. ¡La vida ha sido maravillosa!: Mi mujer, mis padres, mis hijos, mis amigos, los que me han querido, los ratos que he pasado, incluso momentos de enfermedad como estos, son motivos para agradecer, aunque la lógica les chirríe a algunos.
Está claro que DIOS ya conoce el año, el día, la hora, el minuto, en que se escribirá mi último post, pero eso no es cuestión que deba preocuparme. Ahora, no es momento de atender a esos inútiles cantos de sirena varada: ¡SOMOS UN PLAN DE DIOS!

*   *   *   *   *

17 comentarios:

Militos dijo...

Tu milagro será, de una manera u otra. con operación o sin ella, de momento nos sometemos a ella y que Dios tenga su última palabra, te quitarán todos los males o se encontrarán que ya te los ha quitado Dios sin contar con ellos, pero para todo con lo que si cuenta Dios es con nuestras oraciones y súplicas y eso sabemos que nunca falla.

Querido, ya me temía yo que este retraso te empeorase algo, pero creo que necesitabas estos días tan especiales de Navidad con los tuyos y para nosotros ha sido un auténtico regalazo.
Por mi parte se lo agradezco en el alma a nuestro Padre Dios y a tí con todo mi cariño porque además, en vez de dedicarte a descansar te has volcado con nosotros.

Mi esperanza está en nuestra Madre amantísima y en la fuerza que tiene con su Hijo y en su Hijo, Jesucristo, que pasó y sigue pasando haciendo el bien y curando toda dolencia y toda enfermedad y no va a hacer nebos contigo.

BESIÑOS ALEGRES Y ESPERANZADOS, MUY ESPERANZADOS, QUERIDO HERMANITO PEQUEÑO.

Militos dijo...

No me explico esa extaña palabra que ha salido de mi teclado NEBOS ¿Qué querrá decir?, te prometo que yo escribí MENOS, JAJAJA..., de verdad que cada día estoy peor.

Aprovecho para volver a dejarte kilos y kilos de ESPERANZA, querido Arcendo.

BESIÑOS NUEVOS

Alawen la Arquera dijo...

Paso a desearte feliz año nuevo, y me encuentro esta novedad. ¿Será un regalo de Reyes?
Besos y abrazos, querido amigo

Rosa dijo...

Y ni tanto que el hombre propone y Dios dispone, no hay más.

Cuando estaba terminando el comentario de la entrada anterior, recordando a mi padre, me llamó mi hermana para ingresarlo por insuficiencia respiratoria...así que ¡fíjate! Dios es el que sabe...ahora está mejor, pero pachucho, ingresado...es la voluntad de Dios y nada más...

Y me alegro mucho de que hayáis tenido este regalo de la Navidad, porque es un maravilloso regalo.

Rezaremos todos los rosarios que hagan falta (hoy,en urgencias, me encontré, sin darme cuenta, rezándolo).

Me alegro mucho de que ya tengas fecha...¡ánimo y ánimo!

Ahora tenemos que establecer turnos para estar a su lado. Si no vengo tan a menudo, ya sabes que mis oraciones están siempre con vosotros.

Un abrazo muy fuerte ¡MUCHO ÁNIMO!
¡MUCHO ÁNIMO!!!!!!!!! ¡¡¡¡SOMOS UN PLAN DE DIOS!!!!!!! tenemos que estar tranquilos, confiados y esperanzados...

Rosa dijo...

Se me olvidaba: la música anterior y ésta son preciosas y la imagen ¡¡¡espectacular!!!

Maria del Rayo dijo...

El milagro va a ser Arcen.
Como que vive Dios!!!
Unidos en oración.
DTB!!

Magda dijo...

Don Arcendo me tomé el atrevimiento de llevar a la entrada de hoy en Rincón de la Esperanza la música preciosa de Roberto Orellana... me encantó!... Un gran abrazo y seguimos unidos en oración!

Militos dijo...

Querido, he vuelto a llevarme el banner, es impresionante, menudo cineasta estás hecho, ya sé a otro que le habrá encantado.

Y sobre todo estoy de nuevo en la Hoja para dejarte en los brazos de Mamita, acurrúcate en ellos que te dará toda la serenidad y seguridad de que todo va a ser para bien, duerme tranquilo y no te preocupes por los detalles, Ella se encarga de todo.

BESIÑOS DE buenas noches nos dé Dios... Descansa.

mariana dijo...

tus palabras son bendecidas por el espiritu santo, Desde ALBERTI argentina te saludo y que sea lo que Dios quiera!tu fe es inmensa Y LOS MILAGROS SI EXISTEN

Boss dijo...

Dios siempre tiene la última palabra, SIEMPRE.
Jesucristo no fracasó en la cruz, ni fracasó jamás en nada. El que fracasa es el que se empecina en no creer, en no amar a Dios aun teniéndoles delante.

Tú ya le conoces y cres en Él, eso es ya tener un pie en el cielo, si encima lo pones por obra lo ya enseñado y cumples su mandamientos eso es ya pie y medio.

El resto que pudiera faltar, ya lo pone ÉL.

Ailyn dijo...

Estimado Arcendo cuenta con mi oración por ti y tu familia, que primeramente Dios todo salga bien.
Mucha esperanza y fe!
Jesús en Ti confíamos!

Belen dijo...

En mi humilde oración te encomiendo.

Un cariñoso saludo de esperanza.

Militos dijo...

Oye , querido Boss, está muy bien lo que dices, lo creo como tú, pero de momento yo prefiero que Arcendo tenga los dos pies en la tierra, la cabeza en el Cielo, muy en el Cielo, eso sí...

Besos y Besiños de buen día del nombre del Señor:
Jesús en tí confíamos, en tí confío

Camino García dijo...

Aunque sólo Dios sabe qué es lo mejor, quiero que sea lo que yo quiero. Cuando entres en quirófano, yo estaré reincorporándome a mi trabajo y, si puedo, iré a la Eucaristía antes.

Cuando se va a un quirófano, se siente una fragilidad especial, una dependencia absoluta como el amigo que era llevado a Jesús en camilla por sus amigos. Los hombres creemos que estamos en manos de los médicos, pero gracias a Dios, todos estamos en Sus Manos. En ellas Él te acaricie y cuide con mimo mientras estés entre los médicos.

Muchos besicos, mi buen amigo.

Maria del Rayo dijo...

Arcen, yo estuve una vez en el quirofano como paciente, mi anestesia fue general y sabes lo que se me vino a la mente, Señor me quiero ir contigo. Lástima, no me fui. Ese siempre ha sido mi gran anhelo, para mi esta vida es un destierro muy cruel, aunque la disfruto mucho, pero no sé porque ansío mas la otra.
En estos días se han ido tres personas muy cercanas a mi, compañeras del Instituto, con una estuve muchas noches, tenía leucemia, murió como todos desearíamos morir, con los auxilios espirituales, rodeada de cariño, solo volteo su cabecita, tranquila, y ya no estaba.
La otra hermana que murió fue de un infarto, ella era de mediana edad, supuestamente no tenía nada, estaba en días de festejar un aniversario, se fue a festejarlo con el Señor.
Disculpa que te diga todo esto, pero lo que más anhelo es llegar a estar con Dios, mis méritos no me alcanzan pero me acogo a su infinita misericordia.
Arcen pero también apoyo a quien quiere todavía estar aquí, la vida terrena también es deliciosa.
Sigo orando por ti.
DTB!!

Anónimo dijo...

Hola Arcen, he estado unos días desconectada de por aquí y acabo de leerlo, sigo rezando para que todo salga bien. Un beso fuerte y le pediremos a Sus Majestades que te traigan mucha salud para este año que comienza.

Anaroski.

Militos dijo...

Querido Arcendo: Feliz "Plan de Dios para tí"
Bendita Virgen María, te lo dejo, es tuyo, guárdalo y defiéndelo como cosa y posesión tuya.

BESIÑOS SIEMPRE

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...