martes, 12 de febrero de 2013

CLAVES de REGENERACIÓN




Vivimos en una época turbulenta. No porque aún nos escaseen los bienes materiales, si no por la inseguridad del firme donde pisamos y por la incertidumbre sobre el futuro, el nuestro y el de nuestros hijos.
Los acontecimientos vívidos últimamente en España (la corrupción, los sobres, las dudas y recelos sobre las instituciones fundamentales del Estado, el nacionalismo creciente y desafiante), alimentan fuertemente esa preocupación, que ya empieza a dar miedo.
Estoy seguro que detrás de cada acusación -cierta o no-, hay siempre intereses creados. La prueba es que, muchos no esperarán sentencia de tribunal alguno para condenar enérgicamente los "crímenes contra el pueblo". La presunción de inocencia, para los buitres, es un lastre.
Lo peor es que, ese juego de acoso y derribo indiscriminado, atenta contra la democracia misma, contra la convivencia, contra la libertad.

A río revuelto, ganancia de pescadores. Tras la confusión, siempre existen ideologías, supuestamente salvadoras, dispuestas a tomar las riendas de la regeneración. Sin embargo, por regla general, muchas veces esos -falsos mesías-, son los mismos que han provocado el desastre y cuando acaparan el poder, acaban cayendo en errores e injusticias peores que las de sus antecesores.
Que nadie se confunda, que nadie se deje engañar. La solución pacífica y razonable a esta grave situación solo es una. Esa, ya acuciante regeneración política, social y moral, solo puede conseguirse recuperando todos esos valores que, en otros tiempos, han provocado en los hombres disposiciones de perdón incondicional, verdadera solidaridad -bien llamada caridad-, y auténticos sentimientos de hermandad... Y eso solo puede venir de DIOS.

Ciertamente vivimos en unos momentos difíciles, pero siempre se ha dicho y además es verdad, que DIOS permite solo lo que somos capaces de soportar y siempre concede los medios y la gracia para superar los escollos.
Por eso, creo que, en estos tiempos revueltos, pero altamente tecnificados, los cristianos tenemos una ayuda fabulosa que DIOS pone a nuestra disposición: ¡Internet!
La red es comunicación, por eso es un portentoso medio de evangelización y acercamiento a DIOS. El todavía Papa Benedicto lo sabe, por eso ha animado a su uso y él mismo, lo ha utilizado durante su pontificado.
Sapientes que el camino del Evangelio es el ÚNICO camino para escapar de todas crisis mundiales, y por ende de la española también (aún con todas las dificultades añadidas), no podemos desaprovechar ningún camino de encuentro, para difundirlo.

Sobre esta espléndida herramienta debemos saber algo más, que nos puede ser muy útil. Siempre ha sido un buen recurso fijarse en la vida de los santos. El ejemplo anima, santidad llama a santidad. Y ahora, precisamente gracias a Internet ahora tenemos un privilegio que no han tenido otras generaciones.
No hace mucho nos fijábamos en los santos, a través de lecturas, de estampas y de distintas iconografías. Hoy, de los santos más recientes, no solo tenemos su fotografía, la imagen exacta de como fueron, sino que además tenemos gracias al famoso YOUTUBE, la posibilidad de verles en movimiento, reir, oír su voz, escuchar sus palabras..., y eso es un tesoro de incalculable valor, que todos los cristianos deberíamos apreciar debidamente.

Esos hombres y mujeres de DIOS, contemporáneos nuestros, son la constatación -visible realmente- de que los santos, a pesar de todas las falsas interpretaciones y algunas relamidas representaciones, fueron personas como nosotros, de carne y hueso, con dolores, enfermedades, alegrías y penas, como nosotros. A mí, ver esos vídeos me confirma en la posibilidad del triunfo.
Sí ellos llegaron, con todas sus dificultades, yo también puedo.

Pero no solo eso, esos vídeos nos enseñan lecciones de vida y esperanza absolutamente inigualables.
Impresiona ver la firmeza de las palabras del Papa Beato Juan Pablo en sus primeros discursos y emociona verle también constante en su ministerio -a pesar de su agonía- en sus últimas intervenciones.
Me conmueve ver la última Misa del Padre Pío, las fotos de Santa Teresita de Lissieux o las de San Juan Bosco confesando a los chavales, y ¿como no? ver y oír a esa excepcional mujer divina que fue Teresa de Calcuta.
¡Tenemos un tesorazo! Internet, si queremos, es una fuente donde beber santidad, de primera mano. Esa es la auténtica regeneración necesaria.

Lo que más precisamos en ESPAÑA, en este arduo momento de nuestra magullada historia, ya lo anunciaba San Josemaría hace tiempo: "Estas crisis mundiales, son crisis de santos", así lo dejó escrito y creo que tenía mucha razón. Esa es la clave.
.
*      *      * 
 
...
 
...
 
...
*      *      *      *      *

5 comentarios:

Militos dijo...

Santidad y Apostolado. Grandes santos los que nos traes hoy.

BESIÑOS, ARCENDO

¿Te van a dar hoy la quimio? Haremos guardia

ANGELO ST dijo...

Pero menudos santos a los que se nos permite conocer en esta vida... Un fuerte abrazo

Rosa dijo...

¡Menuda entrada! De la primera parte no digo nada, estoy un poco harta de oír a los políticos y sus cuitas, y mientras tanto ¡tanta gente pasándola mal y sin resolver! Así que...

Pero de que la regeneración tiene que venir sólo de lo que mencionas, estoy completamente de acuerdo. Y con lo de Internet igual, es un instrumento buenísimo para conocer a los santos. Los textos y los testimonios de los santos nos abren los ojos. Leer, por ejemplo, el Libro de la vida de santa Teresa es fundamental, o a san Agustín y tantos otros... Ültimamente he descubierto al Padre Kolbe en Internet, pero primero me ha llegado a través de sus escritos ("Retazos de la vida del padre Kolbe", habla también de su devoción al Rosario)). Es verdad lo que dices.

Los vídeos son una maravilla,san Josemaría, el esfuerzo, no importan los resultados sino el esfuerzo... la madre Teresa llega al fondo del alma: "No es lo que hacemos, sino cuánto amor ponemos en lo que hacemos"..."cuando descubres esa Presencia ya sabes a quién estás tocando, amando, sirviendo"..."sonreír con los ojos, el rostro...amor en acción"...es una maravilla lo que dice...Calcuta está en todas las partes. Hay muchas personas, entre nosotros, que su única comida es lo que Cáritas le ofrece, que están solas, ancianos o jóvenes, solos, y que no tienen a nadie que les haga siquiera un caldo para calentarse, y están a nuestro alrededor... y mira que estos días hace un frío que pela...
Hay una frase muy bonita de la madre Teresa: "Muchos hablan de los pobres, pocos hablan con los pobres"...y no sólo es pobreza material, es más acuciante la espiritual...

Del vídeo del Papa no digo nada, porque cuando lo ví, por primera vez aquí, por poco me muero, es impresionante. Y para mí fue impresionante descubrir la mirada de Benedicto XVI en las JMJ, en el Viacrucis, cálida, humilde, estaba como aguada, me caló hasta el fondo...

Es una entrada preciosa, son imprescindibles los santos, de carne y hueso, como nosotros y por eso es tan importante tenerlos como guías...

Espero que te encuentres bien, aunque la quimio sea dura, lo importante es que interiormente tengas fuerzas...

Un abrazo fuerte, y ahora tengo que pelar patatas, que la cocina es importante...unas patatas con costilla ricas, levantan el ánimo un montón...

Militos dijo...

Jaja:::, Rosa eso es lo nuestro, los pucheros y Dios, como Santa teresa, bueno y ahora también Internet.
Hay un punto de Camino, S. Josemaría que dice algo así de una de sus hijas: "Antes sólo pelaba patatas, ahora me santifico pelando patatas"

Hasta aquí nos llega el olor de las costillas. que aproveche.
Besos

Arcendo: ya nos contarás, estamos pegaditos a tu espalda, haciendo fuerza y ánimo con nuestras armas.

BESIÑOS

Boss dijo...

Me han encantado los tres videos al completo. Qué fuerza transmiten!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...