viernes, 9 de septiembre de 2011

UNA DISPARATADA DISTOPÍA

.
Más de una vez hemos hablado aquí de distopías. Para el que no lo sepa (no todo el mundo tiene porque saberlo), "distopía" es precisamente lo contrario a Utopía, es decir, una hipótesis perversa, donde la realidad transcurre en términos opuestos a los de una sociedad ideal.
Lo cierto es que estas imaginativas realidades alternativas, ya sean buenas (utopías) o malas (distopías), siempre han dado mucho juego al cine y a la literatura.
De esas últimas, de las malas, de las distópicas, alguna vez hemos hablado en la Hoja del "1984" de Orwell, del "Mundo Feliz" de Huxley, de "la naranja mecánica" de Burgess;  o de "Farenheit 451" del binomio dorado Bradbury/Truffaut.
.
En cada una de estas obras siempre se nos pintan mundos demenciales, revestidos de un impecable modernismo, impoluto y convenientemente esterilizado de creencias y de sentimientos encauzados a un supuesto bien colectivo; dirigidos absoluta y ferreamente por la paternal mano del "Gran Hermano" de turno.
De todas esas obras de renombre, siempre se nos escapa una, menos conocida pero no de menor importancia.
Gustavo Adolfo Martínez Zuviría, más conocido como Hugo Wast, fue un polifacético e interesante personaje de la Argentina del siglo XX.
Bien es verdad que fue político comprometido, llegó a ser Ministro de educación; pero su cara más polémica y popular, es la de prolífico escritor, además de ser y ejercer de católico militante.
.
Allá por los años cuarenta Hugo Wast escribió una novela que llamó "Juana Tabor", a esta... le seguiría una continuación con un título más que revelador: "666".
Ambas presentan un escalofriante relato sobre la llegada del Anticristo, que bien mereciera la pena, descubrir o releer, según los casos, en estos tiempos que vivimos.
60 años después sorprende la capacidad profética de Wast al describir tantas cosas que estamos viviendo ahora.
Sin embargo, para mí, lo de menos en estos libros, es la llegada del Anticristo; en este caso, considero mucho más interesante y acertado -por cercano- la descripción de todo el ambiente que rodea a dicha llegada.
.
Todas estas distopías son angustiosas, quizás solo la de Bradbury, ofrece una tenue luz de esperanza. De todos modos, aún son más terribles, si pensamos, no sin ciertos fundamentos, que aquellas ficciones, se parecen cada vez más,a las actuales realidades.
En este sentido, tengo que advertir que la última noticia siempre es la más alarmante, porque a veces, la realidad es capaz de superar a la ficción. De esta última, hemos tenido conocimiento estos días gracias a "Religión en libertad.com"; si bien es verdad que también se ha hecho eco en facebook, nuestra siempre atenta y sagaz... Militos. La noticia, en cuestión dice así;
.
Además en ese titular se apostilla lo siguiente: "los nuevos términos son BCE ("Antes de la Era Común"), BP ("Antes del presente") y CE ("Era común")".
La "brillante" iniciativa parte nada menos que del Gobierno Australiano, de manos de su Primera Ministra Julia Gillard.
.
Hace relativamente poco, leía en uno de mis blogs de referencia, en "Siete en Familia", un artículo que hoy..., a la vista de esta mayúscula incongruencia australiana, cobra una importancia mayor.. Proponía Angelo en aquel memorable y recomendable post (Ver enlace), un curioso, mentalmente saludable y necesario ejercicio mental:
.
"Hagamos un instante un experimento mental. Saquemos el cristianismo de la historia. Saquémoslo de la música...", "de la arquitectura", "de la literatura", de la pintura", "de la filosofía"... ¡de la cultura en general!
Lo que viene a decir, con todo acierto Angelo, es que sin esa llama, sin esa chispa, sin esa inspiración, ¡sin esa presencia divina!...; ni Bach, ni Dante, ni El Bosco, ni Santo Tomás de Aquino, ni tantísimos otros; hubieran despuntado.
Ninguno de ellos hubieran sido los mismos genios que conocemos ahora; ni tampoco existiría la riqueza del canto gregoriano, ni la belleza de Notre Dame de Paris, y por supuesto, la cultura nunca sería la que hoy conocemos. Sería otra, mucho más oscura, mucho más pobre, mucho peor.
.
Es decir..., que si ahora, quisiésemos jugar a ser honestos, probablemente habría que reconocer, no solo la ingente labor social de la Iglesia en este país de indigencia creciente, sino también cabría valorar que el nivel de incultura e incluso de analfabetismo sería mucho más pronunciado sin el continuo sostenimiento de la Iglesia, desde tiempos ancestrales. Pero ese, ahora, no es el caso...
.
El asunto ahora, es tan solo corroborar algo, comunmente aceptado, desde siempre, por todas las generaciones, en todos los países, en todas las épocas y esta realidad es que... la figura de Cristo no es comparable, ni remotamente con la de cualquier otro personaje histórico, y eso solo se debe, a su indiscutible naturaleza divina.
Tal es su importancia... que ante Él, la Historia se parte en dos: Hay un Antes de Él y hay un después de Él; Él es el Señor de la Historia.
Por supuesto esto es así, para cualquier creyente; pero... hasta el más escéptico de los historiadores, siempre ha aceptado esa realidad, por la evidente importancia de la singularísima persona de Jesús de Nazaret.
.
Pero ahora, Julia Gillard, esta nueva "Juana Tabor" de las antípodas, -seguramente animada por los viejos anhelos de este, naciente "nuevo orden" mundial-, pretende en un alarde de estudiada osadía, borrar de la historia, al cristianismo y a su fundador; algo que -todo hay que decirlo-, ni se hubieran atrevido los stalinistas más acérrimos en su época más heavy.
Será esta, una decisión absurda, pero cuidado, porque ni es algo impensado, ni es algo sin importancia. Sin duda, y sin conjetura alguna de sensacionalismo barato, hay que decir que todo, obedece a un maniobra concreta.., es parte de un plan premeditado, que más pronto que tarde... llegará a España con toda seguridad.
.
"¡Antes de la Era común!, ¡Después de la Era común!."
Los cristianos de Australia y de todo el mundo podremos expresar nuestro rechazo, o reírnos a mandíbula batiente ante tal sandez, pero ya no nos asombra nada.
Querer suprimir ese "Antes de Cristo/ Después de Cristo", adoptando ese insulso formulismo de la "Era común" no solo es un acto irrespetuoso hacía la historia, es el paso adicional. El próximo escalón -hacía abajo-, será el acatamiento generalizado de la nueva "fe"; materialista, sincrética y universal, con la que ya están empezando a contaminar a la sociedad a muy distintos niveles.
Según los indicios, el futuro que nos espera, -salvo milagro-, no es solo el advenimiento de una dictadura de nuevo cuño, es la peor de todas, aunque eufemísticamente le hayan dado en llamar la  "New age"
Por eso...., antes de que ocurra todo esto y antes de terminar este post, me atrevo a aventurar, tan solo dos sugerencias.
.
La primera, pretende ser realista y tiene además, vocación de aviso:
De seguir por estos derroteros -sin DIOS-, pronto nos vamos a encontrar irremisiblemente en los umbrales de la peor de las distopías, la que asegura la cárcel eterna del espíritu.
.
La segunda y última puntualización, quiere ser esperanzadora. Siempre me gusta acabar, dejando un hálito a la esperanza, buscando un rayito de luz, aún en la tiniebla más cerrada.
Parece que el mundo no es sino confusión y tormento, pero esa agonía ya solo puede significar: ¡cambio! ¿Habrá que empezar de nuevo?..., pensemos que sí.
En esa novedad esperamos, porque ahí esta el fondo de toda redención.
.
Acabemos pues, definitivamente creyendo, a pesar de todas las incongruencias, que el rescate de las virtudes todavía es posible. 
Sigamos peleando por la belleza, la bondad, el amor..., por todo eso, que nos configura como personas;  porque todos esos valores profundamente humanos, solo son reflejo de los inefables atributos de Dios. Aquel, que algunos pobres soberbios, en un ataque de suprema ignorancia, pretenden ahora... eliminar de la Historia.
¡Padre... perdona a estos mentecatos prehistóricos, porque ni en Sidney, ni aquí, tienen repajolera idea, ni de lo que dicen, ni de lo que hacen! Amen.
.
*    *    *    *    *

4 comentarios:

Mento dijo...

A los mentecados y demás simios prehistoricos...
...A mi tambien Señor que soy de D.C.
Un abrazo Arcendo.

Militos dijo...

Cristo es la unica razón de la existencia, del Universo y de la nuestra y además el origen de todo AMOR.
¡¡LE AMAMOS y en ël nos amamos!!

BESIÑOS, ARCENDO

Mañana nos vamos a Madrid y el lunes a San Juan, estoy agotada

Bruce dijo...

Pongámosle nombre a quién está detrás de todo esto: MASONERÍA Y/O SATANISMO.

Una de las cosas que pretenden, según he podido ver el blogs de ateos, no el típico de comecuras, si no de esos bien organizados, la presión para incluir en el DMS-IV (en inglés: Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders y en español: Manual de diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales) la fe como enfermedad mental. Toma YA!

La homosexualidad fue eliminada en 1973 del DSM-IV y la ONU la eliminó como trastorno mental el 17 de mayo de 1990, fecha considerada como Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia.
Lo sacaron del mismo manual, bajo presión del lobby rosa, y dos décadas después nos quieren meter a todos los creyentes sin hacer distinción de religión.

No se han parado a pensar que entre todas las religiones del mundo, deberían considerarse enfermos todos, menos el 10-15 % de "libre pensadores". Hay que ser tontos!.

Van a tener que construir una cárcel/psiquiátrico muy grande para meter a casi 6.000 millones de personas. Y van a tener que trabajar mucho los 100 millones de ateos restantes para alimentar y mantener semejante sistema carcelario.

En fín, les dejaremos que sigan con sus utopías, que no distopías afortunadamente.

Maria del Rayo dijo...

Estan LOOOOOOCCCCCCCCCCCOOOOOOSSSSS!!!
El que escupe para arriba a la cara le cae!!
DTB!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...