martes, 15 de mayo de 2012

ORACIONES DE BATALLA


.
No sería honrado, que los que sabemos de un bien innegable, lo ocultemos a los demás.
Los que rezamos, conocemos de los beneficios de la oración, por eso lo coherente en este caso, debería ser transmitirlo.
Estoy convencido de que, el primero de los frutos es el sentimiento de profunda paz que queda después de una oración bien hecha, un sosiego profundo e inigualable, pero este no es el único provecho. Dios nos quiere tanto, que nunca se queda a medías y aunque no se lo pidamos, Él siempre nos provee de todo lo que necesitamos, en cada momento.

Nuestra oración, unas veces surge de forma serena y otras, cuando estamos en una dificultad más o menos acusada, surge espontáneamente. En cualquier caso, siempre buscamos ayuda de Aquel que es el único que puede darla y nuestros rezos nunca son desoídos.
La mayor parte de las veces, por diversas circunstancias que en la mayoría de los casos escapan a nuestro entendimiento, la solución a nuestras peticiones queda en suspenso... Sin embargo en otras ocasiones, DIOS permite que podamos ver inmediatamente el resultado de nuestros ruegos. Él maneja los tiempos y los por qués.

Dios, que también mueve mis inspiraciones, me hace buscarle hoy, a través del cine y de la historia.
En 1970, los americanos tan amantes de su joven historia, usaron de la industria del celuloide para recrear parte de la vida de uno de sus más afamados jefes militares, el  general de cuatro estrellas, George Patton.

"Patton", la película, obtuvo ese año, 12 candidaturas a los Oscars y se llevó siete de ellas, acaparando los premios más importantes: Ente otros, mejor película, mejor dirección y mejor actor principal, que George C Scott, rechazó.
La película contó con un guión excepcional de Francis Ford Coppola y mereció todos los honores en su parte artística. Pero creo que sobretodo valió la pena, para que el resto del mundo conociera una personalidad tan genial y arrolladora como la de este hombre tan especial.
Probablemente, uno de los aciertos del film fue presentarnos a Patton, tal como fue. Una persona que basaba sus estrategias en las historias de guerras antiguas, y  se creía, él mismo, la reencarnación de un mariscal de Napoleón o de un guerrero cartaginés, no es un tipo cualquiera. Patton, ciertamente fue un hombre extravagante y severo, pero tan carísmatico y romántico como el mismo Don Quijote.

Ciertamente los caminos de DIOS son tan inexplicables como inescrutables. Hoy, tras un nuevo visionado de esta magnífica película, he recordado una anécdota del famoso general, sobre la oración, que me viene ahora como anillo al dedo.
Se cuenta que en diciembre del 44,  Patton y su ejército estaban estancados en territorio belga. El motivo de tal parón era una meteorología terrible: lluvia, niebla, inundaciones, etc. Con aquellas condiciones el avance de las tropas era imposible.
Desesperado, Patton llamó a uno de sus oficiales y le dijo que quería una oración para pedir que el tiempo mejorara. El oficial, salió a buscar al capellán del Tercer Ejército, James O’Neill. Pattón le explicó que estaba cansado de luchar entre barro e inundaciones y le pidió que procurara que Dios hiciera algún trabajo a favor de su bando.
El capellán escribió una oración para que cesaran las lluvias y para que el tiempo les permitiera combatir, y se la envió a Patton. Este mandó imprimir 250.000 copias de aquel texto. El general quería que cada hombre del tercer ejército la rezara.
El 22 de diciembre los soldados recibieron la oración y milagrosamente, el tiempo mejoró. Hubo seis días en los que los de Patton pudieron avanzar sin inclemencias.
Después de aquello, Patton condecoró al capellán O’Neill.

El texto exacto de la oración fue este:
"Almighty and most merciful Father, we humbly beseech Thee, of Thy great goodness to restrain these inmoderate rains with which we had to content. Grant us fair weather for Battle. Graciously hearken to us as soldiers who call upon Thee that armed with. Thy power, we may advance from victory to victory and crush the oppression and wickedness of our enemies and establish Thy justice among men and nations. Amen."

Y su traducción al español es como sigue:
"Dios y Padre todopoderoso y misericordioso: te suplicamos humildemente, que por tu bondad contengas estas grandes y desmesuradas lluvias con las que nos habíamos detenido en nuestra labor. Danos el tiempo justo para la batalla. Gracias por escucharnos como soldados que te invocan y que armados con Tu poder, pueden avanzar de victoria en victoria y aplastar la opresión y maldad de nuestros enemigos, estableciendo tu justicia entre los hombres y las naciones. Amén."

.   .   .

Sin embargo este no es este el único ejemplo de perfecta simbiosis entre hazañas militares y oración que encontramos en la Historia.
Dado que estamos en el mes de la Virgen, también sería bueno recordar el extraordinario suceso ocurrido, el 7 de diciembre de 1585, con nuestras tropas.

Nos encontramos en Flandes, donde los combates eran más salvajes y donde se desarrollan en peores condiciones, sobre todo por el frío.
La ubicación concreta es en la isla de Bommel, situada entre los ríos Mosa y Waal, donde los soldados del Tercio del Maestre de Campo Francisco de Bobadilla (compuesta por unos cinco mil hombres), combate en clara inferioridad contra las tropas del Almirante Holak. Nuestros soldados no tienen escapatoria.
El jefe enemigo propone una rendición honrosa pero la respuesta es clara: «Los infantes españoles prefieren la muerte a la deshonra. Ya hablaremos de capitulación después de muertos». Ante tal respuesta, Holak recurrió a abrir los diques de los ríos para inundar el campamento enemigo. Pronto no quedó más tierra firme que el montecillo de Empel, donde se refugiaron los soldados del Tercio.

En ese crítico momento, ya casi sin posibilidad de salvación, un soldado cavando una trinchera tropezó con algo duro enterrado allí. Era una tabla flamenca con la imagen de la Inmaculada Concepción. Anunciado el hallazgo, colocaron la imagen en un improvisado altar y el Maestre Bobadilla, instó a sus soldados a luchar encomendándose a la Virgen Inmaculada:
Soldados! El hambre y el frío nos llevan a la derrota, pero la Virgen Inmaculada viene a salvarnos"

Según la historia, un viento completamente inusual e intensamente frío se desató aquella noche helando las aguas del río Mosa. Los españoles, marchando sobre el hielo atacaron por sorpresa a la escuadra enemiga y obtuvieron una victoria tan completa que el almirante Holak llegó a decir: «Tal parece que Dios es español al obrar, para mí, tan grande milagro».
Aquel mismo día, la Inmaculada Concepción fue proclamada patrona de los Tercios.

Tanto de la anécdota de Patton como de esta otra, se deduce que la oración es poderosa en toda clase de batallas, ¡cuanto más lo será pues, en la que libramos cotidianamente!
Para finalizar, y sin tener mucho que ver (pero sí) permitid que lo haga con una impactante frase del famoso general americano, cita en la que me gusta mirarme, y que a veces uso como oración:
"No mido el éxito de un hombre por lo alto que llega, sino por lo alto que rebota cuando toca fondo."

*       *      *

Para complementar el post de hoy, creo que no hay nada más apropiado que el siguiente vídeo, donde se plasma la perfecta unión de fé, juventud y milicia.
XXVI Jornada Mundial de la Juventud. Procesión del Cristo Buena Muerte por las calles de Madrid. Espiritualidad, españolidad, elegancia, seriedad y fé. Sin duda es este. un documento tan único como emocionante que ya forma parte de nuestra mejor historia.
.
 
...
*     *     *     *     *

10 comentarios:

Mento dijo...

Ya me imagino el comentario de Mili a este post tuyo, jajaja. Arcen es por esto por lo mucho que te echaba de menos. Sin animo de idolatrarte y sin que esto sirva para otra cosa mayor que para gloriar a Dios en ello, a mi me gustas mucho. Porque sabes muchas cosas que yo ignororó y poner fecha a las pruebas de fe que Dios nos va dejando es tan importante como la fe en si. Que seria de nosotros sin la historia de los primeros cristianos, aquellos que combatieron en la batalla por la conversión del mundo antes que nosotros? Gracias por compartir lo que sabes y por compartirlo como lo sabes hacer tan a tu manera. Gracias hermano, un abrazo muy pero que muy requetefuerte.

Militos dijo...

Qué maravilla de post, Arcendo, me encanta como tocas los temas militares ¿Por qué será?

Lo de los tercios de Flandes y la Inmaculada si lo conocía, pero no lo de Patton y eso que vi la peli.

Al poder de la ORACIÓN nos confiamos todos y también a la Sabiduría y Bondad de Dios que sabe lo que nos conviene, sólo necesita nuestra confianza y constancia para abrir su mano poderosa y llenarnos de bendición.

El video, aunque no lo pueda ver ahora, ya es una pieza histórica que se recordará siempre.

BESIÑOS Y GRACIAS, por tu fe y tus testimonios

Mento dijo...

Otra vez estoy aqui, ahora a comentar el video. Jo Arcen, me he emocionado y no me avergüenza decir que hasta una que otra lagrimilla y eso que en mi familia no hay militares. Bueno el hijo de una prima hermana mia es el primero de la familia. A mi la legión es un cuerpo que siempre me ha gustado mucho, de echo si mi vida se hubiese inclinado hacia ese camino militar, no lo habria pensado un segundo.Dice la letra del himno: Cuando más rudo era el fuego y la pelea más fiera defendiendo su Bandera el legionario avanzó. Y sin temer al empuje del enemigo exaltado,
supo morir como un bravo y la enseña rescató. Me he emocionado escuchandolos cantar y visionando el video le decia al Señor: Hazme legionaria de tu amor, que sepa yo con esa garra defenderte frente al mundo. Aunque tenga que empezar como la cabritilla que llevan. Gracias por tan bonito video.

Maria del Rayo dijo...

Arcen que impresionante.
No tienes idea como me ha encantdao tu entrada. Y buenisima la frase última impactacte "No mido el éxito de un hombre por lo alto que llega, sino por lo alto que rebota cuando toca fondo." Esto es toda verdad. Preguntanos a muchos que hemos tocado fondos, y los que nos esperan, pero sin miedo. ¡DIOS ES NUESTRA FORTALEZA! ¡LA VIRGEN MARÍA NUESTRA ESPERANZA!

El vídeo me ha emocionado un montón.

Una pregunta ¿Son militares los que acompañan a Cristo de la buena muerte?

Gracias Arcen!!
DTB!!

Militos dijo...

Bueno ya que mento sabe lo que voy a decir, no volveré a comentar, no hace falta.


María: son militares delcuerpo de legionarios y tienen ese privilegio de acompañar, desfilar en procesión y hacer guardia al Cristo de la Buena Muerte. La anterior ministra de defensa, socialista, intentó cargarse este derecho de los legionarios, no lo consiguió y con el nuevo gobierno no hay peligro, son una de las tradiciones más arraigadas de España.

Besos

Maria del Rayo dijo...

Arcen muchas cosas no entiendo. La tradición de mi país es: "Aquí no existe Dios" En la educación elemental no hay clases de religión, mucho menos en las carreras universitarias, tampoco hay capellanes militares, mucho menos va a haber un Santo Cristo, aquí las oficinas y las aulas escolares son adornadas por la foto del "Benemerito de la Américas" Don Benito Juárez, que como figura pública era ateo, las prácticas religiosas y de culto solamente son en privado, hasta hace muy poco hay manifestaciones como el Corpus Christi. A ustedes los veo con un gran fervor, y dicen que su patria no ama a Dios, hasta tienen militares que llevan un Cristo. A lo que más nos enseñan a nosotros es a amar la bandera que representa la nación y a cantar el himno nacional, son como nuestros dioses. Por eso no entiendo que pasa en otras naciones donde libremente se puede adorar a Dios.

Espero haberme dado a entender.

Saludos.

Maria del Rayo dijo...

Mili, muchas gracias, me imagino que Arcen, no lee lo que comentamos.
Bueno, con que nos deje entrar a su blog.

ARCENDO dijo...

Sí que los leo, y me encanta vuestra presencia y TODOS vuestros comentarios, sin vosotras este blog no existiría.

ARCENDO dijo...

Gracias por estar aquí.

Maria del Rayo dijo...

Ahahahaha!!
Porque dije que no los lees.
No te creas Arcen, me encanta tu blog, no lo vayas a dejar, aunque no escribas muy pero muy constante.
DTB!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...