domingo, 4 de noviembre de 2012

REFLEXIÓN SOBRE LA UNIDAD (a raíz de una experiencia)


.
Cada día recibo nuevas señales de confirmación. Este AÑO DE LA FE era prioritariamente necesario, tanto es así que, estoy convencido de que su proclamación ha sido una inspiración directa del Espíritu Santo de DIOS, a su siervo el Santo Padre Benedicto.
Había y hay aún, mucha confusión con respecto a nuestra fe, su práctica y la forma de transmitirla a los demás. Incluso en el interior de distintos círculos católicos, hay grandes diferencias..., discrepancias profundas..., algunas incluso lindantes con la herejía.  Por eso.., convenía en todo caso, repasar, reavivar nuestras VERDADES. Reafirmar nuestros cimientos.

Nuestra fe no es un mero cumplimiento farisaico de normas y ritos, se basa principalmente en el amor; sin embargo si no queremos caer en peligrosos "buenismos", que poco tienen que ver con la verdadera caridad cristiana, no podemos olvidar el seguimiento de ciertos procedimientos que la Iglesia propone y pone a nuestra disposición.
La Iglesia de Roma, guiada por Pedro e inspirada por el Espíritu, es la depositaria de la Tradición iniciada por su fundador, el mismo Jesucristo. Nuestro basamento principal es precisamente esa Tradición -por muchos despreciada-, por medio de la cual nos llegan, a través de los siglos, la Palabra y los Sacramentos, nuestras columnas esenciales.

Hay sectas que se basan SOLO en la Escritura.
Hay, en cambio.., otras confesiones, por el contrario, que no conceden al LIBRO el valor, ni la relevancia debidas.
Ciertamente ni lo uno, ni lo otro. Por supuesto que Jesús, Nuestro Señor no repartió Biblias durante su vida pública; ÉL fundó la Iglesia, esta Iglesia que perdura hasta el día de hoy y nos transcenderá. ¡PERO...!, la Biblia tiene una importancia superior pues en ella está precisamente LA PALABRA escrita DE DIOS.
La Biblia es un documento imprescindible para el hombre. Es una colección de libros, escritos por distintos hombres y en distintas épocas, que narran algún hecho determinado, pero que están íntegramente inspirados por Dios.
La Biblia no es simplemente un libro de ciencias, ni un mero tratado de historia; es un libro que nos relata la Historia de la Salvación humana, que es nuestra propia historia.
DIOS que, siempre quiere que todos lleguemos a buen puerto, nos propone la mejor guía GPS, su PALABRA escrita, contenida en la Biblia.

Pero ese no es el único puente divino; la otra parte fundamental e imprescindible, son los SACRAMENTOS que son el vestigio, la huella y sobretodo la presencia, del mismo DIOS a su paso por nuestra tierra.
DIOS quiere que todos nos salvemos, tanto por medio de su Palabra escrita, como también por su Palabra hecha carne... y luego transformada milagrosamente en Pan comestible, gracias al inmenso regalo que es la Eucaristía.
De ese modo, con estos dos asientos, su promesa de permanecer con nosotros hasta el fin de los tiempos, es reconfortantemente real.

Sin embargo..., son muchas, demasiadas... y algunas -estoy seguro- inspiradas por "el contrario", las múltiples interpretaciones que se hacen de las cosas de DIOS.
Algunos se atreven a proyectar la duda sobre la eficacia sacramental, reemplazando estas fuentes de gracia por simples conmemoraciones; y en más de una ocasión la doctrina es modificada a gusto del consumidor.
El ataque principal del "enemigo" se hace precisamente hacía nuestros cimientos:
Se pone en duda la doctrina, y lo peor es que los discrepantes utilizan interpretaciones de ¡la misma Biblia!, para atentar frontalmente contra nuestras líneas de flotación.
Por todo lo dicho..., estoy seguro de que ahora Jesús, -que siempre oró pidiendo que todos fueran uno, como él y su Padre son uno-; se apena enormemente al ver la mucha división que existe no solo entre las distintas confesiones sino, incluso en el mismo seno de nuestra querida Iglesia Católica.

Hay poca humildad y a veces ninguna obediencia, de tal modo que la división a nadie favorece y a todos perjudica. El mandato divino es que la Iglesia es UNA, Santa, Católica y Apostólica, y debe permanecer así.
La luz, la Roca inmutable es ROMA. El Papa, sucesor de Pedro, es el último reducto, la interpretación suprema, el faro de la cristiandad en el que todos han de mirar... La infalibilidad papal es un dogma que no está obsoleto, ni nunca fue (no puede ser) derogado. DIOS no pasa y sus cosas permanecen firmes ayer, hoy y siempre.
Esta Iglesia nuestra, desde sus inicios estuvo compuesta por hombres frágiles como nosotros..... (caso de Judas y las vacilaciones de Pedro), pero eso no quita para que esta sea la única elegida y fundada por Jesús, Nuestro DIOS.

Por todas esas penas que tenemos al ver tanta desunión, por todas esas preocupaciones que nos afligen al contrastar la separación, acudimos a María.
Le pedimos a la Virgen, que es Madre de la IGLESIA, que nos ayude a ser humildes, a tener siempre deseos de formación y ansias de caritativo apostolado para buscar siempre CAMINOS DE UNIDAD entre los hijos de DIOS y le pedimos que nosotros nunca seamos obstáculo.
A Ella también la pedimos, para que con humildad y sabiduría sepamos ser siempre fieles a las directrices, del que por tradición y por la misericordia de DIOS, es Vicario de su Segunda Persona, en esta tierra nuestra.
Se lo pedimos, porque ELLA (como nuestro fiel Papa, Benedicto XVI) siempre nos conduce a su hijo, ÚNICO Mediador y no a Ella misma (Jn 2,5) Amén.
.
 
...
*    *    *    *    *

6 comentarios:

Militos dijo...

He podido hacer una escapadita. Qué estupendamente bien nos viene este post tuyo. lo estábamos pidiendo a gritos, por desgracia hoy los católicos nos estamos dividiendo en un mar de confusiones, gracias a Dios que tenemos un Papa, Pastor y Maestro, que conoce por donde derrotamos y este AÑO de la FE, nos va a confirmar en ella a muchos.

Que el Espíritu Santo nos de luces y fuerza para llevar la auténtica fe de Cristo a todas las almas.

Y como tú, se lo pido también a María, esposa del Espíritu Santo.

BESIÑOS y muchas gracias por todos tus testimonios, querido Arcendo.

Rosa dijo...

Amén.

Gracias.

Br dijo...

Fantástico! nada que añadir.
Feliz domingo.

Militos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Militos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
LAH dijo...

Me sale el aplauso desde lo mas profundo del corazón y si, hay desunión, le temo más al tentador que hay dentro de la Iglesia que el campa a sus anchas por este mundo, pero confio como tu en la Madre que sigue intercediendo por nosotros, hay que seguir rezando mucho. un abrazo Arcen

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...